27 de enero de 2016

El hombre que fue Jueves


     Gabriel Syme es un joven poeta que es reclutado por Scotland Yard para luchar contra la Anarquía. Nos encontramos a principios del siglo XX y los anarquistas andan muy revoltosos.

    Syme es un hombre a quien la locura de las revoluciones -su familia siempre destacó por contravenir las normas- le empujó a un conservadurismo radical. "Este sentimiento y amor a la respetabilidad se manifestó como una rebelión contra la rebelión". Su predisposición es muy buena para perseguir a los que se oponen al orden que él defiende a ultranza.

   Cuando se infiltra en las filas anarquistas descubre que este grupo de individuos, a los que nadie toma en serio, en realidad son muy peligrosos y decide abortar cualquier acción que se propongan. Es un policía fiel y convencido.

    Así se introduce en el Consejo Central Anarquista que consta de siete miembros y donde cada uno recibe el nombre de un día de la semana. El presidente se llama Domingo y a Syme le toca ser Jueves.

   En su afán de acabar con tan peligrosas ideas, pues los anarquistas van más allá que los revolucionarios -"Los estúpidos sentimentales de la Revolución Francesa hablaban de los derechos del hombre. Pero nosotros odiamos tanto los derechos como los tuertos, y a unos y a otros los abolimos"- se verá inmerso en una serie de situaciones disparatadas, absurdas y con ciertos tintes de humor.  

   Así vemos que los anarquistas, que tanto luchan contra el orden, son gente muy bien organizada y con una jerarquía bien definida. Domingo es el jefe y sus decisiones no se cuestionan, las reuniones no se hacen en la clandestinidad sino en un café donde todo el mundo puede oírlos ya que siguen una máxima: si uno quiere que no le tomen por anarquista debe disfrazarse de anarquista y hablar como los anarquistas. Pura paradoja.

   Porque este libro es eso; una paradoja. A Chesterton se le conoce como el príncipe de las paradojas. Pero debajo de esa paradoja que es su obra subyace mucha filosofía. Nació en el seno de una familia anglicana y tras una época de agnosticismo se convirtió a la fe católica -es el creador del detective/sacerdote padre Brown- por lo que muchas de sus obras tienen alegorías cristianas. 'El hombre que fue Jueves' es una de ellas.

   Detrás de esta persecución anti-anarquista se reflexiona continuamente sobre el hombre como una paradoja en sí mismo. Cómo las convicciones más arraigadas se tambalean -recordemos que el autor fue anglicano y luego se convirtió al catolicismo- y llegan las dudas; en un momento dado el hombre se enfrenta a sí mismo y no sabe qué camino tomar. 

   Sin embargo, Chesterton es tan alegórico en sus exposiciones que en algunos momentos me he perdido. Las situaciones son tan grotescas y absurdas que no sabía muy bien qué estaba ocurriendo. Cuando cada personaje resulta que no es quien parece ser -alegoría de las contradicciones que cada ser lleva en sí mismo- y el presidente de los anarquistas recibe el nombre de 'La Paz de Dios' el caos ya se había instalado en mi cabeza. Perdí el hilo completamente. Al final creo que llegué a enterarme de qué representa cada uno de los personajes y cuál es la conclusión. No la expongo aquí para no destripar la novela y para no quedar en ridículo si resulta que la conclusión no es correcta.

   Si se toma la novela como una especie de fábula puede resultar interesante aunque, como ya he comentado, algunos fragmentos son demasiado confusos. Hay un fino humor, muy británico, que hace ver las situaciones grotescas como auténticas caricaturas. Aunque debajo de todos y cada uno de los asertos se encuentra una sutil reflexión.

Kirke  




26 comentarios:

  1. No sé si me gustaría. Pero la reseña ha dejado claros los elementos necesarios para elegir. Así que, muchas gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, después de leerlo, tampoco tengo muy claro si me ha gustado. Por un lado está bastante bien pero al final, a mi juicio, desbarra un poco.
      Un beso, Elisenda.

      Eliminar
  2. Chica, sinceramente creo que estás perdida últimamente con tus libros elegidos, y veo que con acierto has elegido uno de los seguros para no volver a tropezar en la misma piedra. Me refiero a Las cenizas de Angela.
    Esa reseña la espero con expectación.
    Sobre este, sin comentarios, ya hiciste tú el oportuno y acertado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no estoy muy fina este año con mis lecturas. Algunas han sido muy buenas, como la de Zweig, pero otras han dejado mucho que desear.
      Las cenizas de Ángela lo leí casi nada más ser publicado y me gustó mucho. Espero que en esta segunda ocasión vuelva a tener las mismas sensaciones aunque al haber pasado tanto tiempo desde aquella primera lectura puede que mi visión de algunas cosas no sea la misma.
      Ya os contaré.

      Eliminar
  3. Hola! No conocía el libro pero parece entretenido aunque la verdad es que tengo tantos pendientes que por ahora lo dejaré pasar.

    Muy buena reseña como siempre.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí es prescindible, aunque al no ser demasiado extenso no lleva mucho tiempo leerlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. La leí hace muchos años, pensando que era una historia de conspiraciones ambientada en los años duros del anarquismo, una especie de novela social y crítica. En realidad, como has expuesto muy bien, era otra cosa y me decepcionó. No he vuelto a acercarme a Chesterton desde entonces. Un abrazo, Kirke.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creí que la historia iría por otros derroteros. De todas formas, al principio, está muy bien. Me gustó cómo describe el anarquismo y cómo el protagonista defiende el orden. Pero luego se le va la olla y el final es casi onírico.
      Yo tampoco pienso repetir con este autor.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Hola, Kirke. Este libro lo leí hace mucho tiempo y no me gustó demasiado, no es de mis favoritos de Chesterton. Tu reseña, fabulosa como siempre.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que no soy la única a la que no le gustó demasiado este libro. Es una lectura difícil, no por la forma de escribir sino por la trama y tanto simbolismo oculto en cada personaje.
      Gracias por tu comentario, Chari, un besote.

      Eliminar
  6. En este caso y por una vez, no me quedo con las ganas de leer el libro ni tengo que apuntarlo en mi lista de "pendientes". Reconozco que el humor británico no es de mis favoritos y que los libros con muchas paradojas acaban por no parecerme serios y aburrirme (quizás la aburrida sea yo). El bagaje cultural y religioso del escritor me parece interesante, pero nada más.

    Como siempre, Kirke, muchas gracias por allanarnos el camino de lo literario :)

    Un beso grande y feliz tarde de miércoles!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este libro tiene luces y sombras, a priori es muy interesante pero creo que el autor quiso filosofar tanto que acabó embrollándolo. Al menos es lo que a mí me ha parecido.
      Gracias a ti, Julia, por tu visita.
      Que tengas un buen jueves.

      Eliminar
  7. Bueno yo no conozco al autor, desde la universidad siempre me he sentido atraìdo por el socialismo, pero tengo que admitir que me da mucho miedo una sociedad anarquista porque enseguida pienso en el caos.

    A mì me ha pasado aquello de no estar segura si entendì el libro, de hecho ahora mismo me pasa con Rayuela, con la diferencia de que estoy amando ese libro con todo mi corazòn. Saludos Kirke, impecable reseña como siempre.

    Ah y el cursor me encanta. Acà es verano, en tu blog otoño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los anarquistas de la novela son muy peculiares, tienen una organización muy bien jerarquizada y no son para nada caóticos. A mí el anarquismo me parece una entelequia, para que pudiera funcionar cada individuo tendría que ser perfecto y eso, de partida, es imposible.
      Que tengas suerte con Rayuela; Cortázar escribe muy bien pero ese libro es bastante espeso. Ya nos contarás.
      Un beso

      Eliminar
  8. No he leído nada de Chesterton. Hace mucho que pienso que tendría que empezar con el padre Brown, pero nunca me decido. Muy buena tu reseña. Igual empiezo por este y dejo al padre para más adelante.
    Muchas gracias y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La serie detectivesca del padre Brown yo tampoco la he leído. Conozco a su protagonista por la serie de TV. No sé qué estilo tendrán los libros de esa saga pero me imagino que serán más accesibles que este del jueves.
      A mí, de momento, no me han quedado muchas ganas de seguir leyendo a Chesterton. Al menos dejaré pasar algo de tiempo para recuperarme.
      Un besote.

      Eliminar
  9. La reseña me gustó por tu sincera opinión. A veces, leemos un libro por un sentido o una esperanza de que mejorará... este no lo leeré, aunque fíjate que la serie televisiva la veo a ratos y me divierte. Un poco lenta pero me parece curioso un religioso en esas lides detectivezcas. Sin embargo no quiero embarcarme en una lectura que no me agrade. Gracias por tus apreciaciones, y seo sí, seguiré leyendo tu blog. Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le he comentado a Rosa yo creo que los libros del padre Brown deben de ser más amenos y más fáciles de leer.
      En cualquier caso si una lectura no seduce desde el inicio lo mejor es no seguir con ella. A mí esta se me atravesó al final.
      Gracias por tu visita y espero seguir leyéndote por aquí.
      Un beso.

      Eliminar
  10. La sinceridad es fundamental y tú, en esta reseña, te muestras muy sincera. A mí Chesterton me atraía por esto de que se hablaba de su humor inglés y también por la versión cinematográfica, muy sonada. Pero cuando lo tomé en mis manos y empecé a leerlo me desilusionó bastante y no pude con él.
    Un abrazo fuerte, Kirke

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que Chesterton tiene un buen club de incondicionales seguidores y cuando empecé a escribir la reseña pensé que iba a quedar como una inculta por lo de no estar segura de haber entendido el final del libro, pero tengo muy presente que la base de mis reseñas es plasmar lo que he sentido al leer el libro correspondiente. Así que, a riesgo de parecer una ignorante, fui totalmente sincera. Agradezco que me lo reconozcas.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Leí hace ... bastante¡¡ novelas de Chesterton, algunas del Padre Brown, sobre todo. Me gustaba el tono, sus paradojas. Me resulta interesante tu reseña, porque creo que desde su conservadurismo, sí utiliza personajes simbólicos, o es lo que deduzco por tu trabajada reseña y lo poco que recuerdo. Gracias, Kirke, saludos¡¡

    ResponderEliminar
  12. A veces es complicado seguir el simbolismo de algunos personajes pero lo que está claro es que a Chesterton hay que leerlo pensando siempre que todo lo que cuenta tiene un trasfondo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  13. Kirke leerte es un soplo de aire fresco porque nos lo cuentas como tu lo ves y eso me encanta y es lo que más valoro, porque sé que son cosas que me pasarían, porque me han pasado cuando estas leyendo y te pierdes y sabes que es un gran libro pero a ti se te ha indigestado y ¿cómo lo dices? Buff me has tranquilizado un montón, es un placer leer tus entradas frescas y naturales, gracias por contarlas así.

    Por cierto tengo un problema cada vez que vengo a verte que se me dispara el antivirus y me sale una voz anunciándome que se ha detectado una amenaza, creo que es el cursor que mi antivirus lo detecta como algo espía..

    Así que tengo un concierto con las voces de mi antivirus mientras te leo...
    Un saludo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento ser lo más sincera posible aunque en algunas ocasiones pueda mostrar lo ignorante que soy. Cuando no entiendo bien un libro no sé muy bien si toda la responsabilidad es mía (probablemente sí) o también el autor tiene algo de culpa por no transmitir bien lo que quiere expresar.
      En cualquier caso me alegro que te gusten mis entradas.
      Un beso, Conxita

      Eliminar
  14. Al venir a comprobar el tema del cursor y del posible virus que te comentó Conxita, ha sido cuando he caído en la cuenta de que empecé a leer esta reseña tuya en el teléfono, cosa que no me gusta nada hacer porque luego me pasan estas cosas.

    Yo no conocía el libro ni al autor, pero el título resulta atractivo, la verdad. Tu reseña, como siempre, fabulosa. Yo no sé cómo haces también para, te guste o no te acabe de convencer el libro, explicarte tan tan bien. Si no fuera porque eres sincera y nos cuentas lo que verdaderamente te transmiten, acabaríamos anotándolos todos para leerlos.

    Un abrazo compi, que no se te queme nada de ese caldero que tienes en marcha, que ya sabes, luego... ;-)

    ¡Kisses Kirke!

    Pd: A mí no me ha saltado ninguna alarma en tu post, keep calm!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hago lo que puedo, Chelo, para expresar la impresión que me ha dejado un libro al leerlo. Cuando me gusta mucho intento que se note y cuando no me gusta pues lo mismo. Dejando siempre muy claro que es mi opinión personal y que no deja de ser ni más ni menos que eso: una opinión.
      Un beso.
      P.D. A mí me pasa lo mismo con el móvil, además no puedo dejar comentarios en el blog si no es con el ordenador.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores