25 de enero de 2016

La puerta abierta

"La visita" Felix Vallotton
    Conozco a Carmen Pinedo desde hace meses y en su blog aprendo siempre mucho. Su manera de mostrarnos arte es sumamente pedagógica y muy divertida. Con ella he aprendido a ver lo que hay detrás de las imágenes que un cuadro nos ofrece. De su mano he viajado, he sentido y he vivido las historias que nos sugieren los cuadros. Ella nos anima a participar, dejamos de ser simples observadores para interactuar con el cuadro y su autor.

   Hace un par de días, Carmen propuso un juego/reto: jugar a los fantasmas. Ella nos muestra un montón de cuadros donde aparecen estancias vacías de personas y nos invita a que las llenemos con seres espectrales (o no) y que las habitemos con nuestros relatos. 
   
   El reto me ha fascinado. Así que me dejé tentar por su propuesta y he decidido participar porque los fantasmas siempre me han resultado atrayentes. En cuanto estoy en una casa vacía veo sombras donde no las hay, oigo ruidos que no se producen y hasta creo percibir presencias invisibles. No es que tenga poderes paranormales, es que soy muy miedica. 

   Para mí el reto es doble porque nunca he escrito ficción. Escribo en este blog con asiduidad sobre reseñas literarias o sobre las impresiones que me causan algunos episodios que me han sucedido a mí o a otros; incluso de científicos y poetas suelo escribir. Pero nunca me he atrevido con la ficción. Siempre me he quejado de mi falta de imaginación y es por eso que me resulta muy difícil inventar historias.

   Sin embargo, animada por Carmen, voy a hacer una excepción. El cuadro elegido ha sido La visita, de Felix Vallotton. Esa puerta abierta, ese sombrero y ese bastón me han hecho escribir lo siguente:

   ¡Cuánto tarda en volver! 
   Hace tanto tiempo que se marchó. Se fue apresuradamente, sin mirar atrás, sin querer ver mis lágrimas, sin querer oír mi llanto. Tanta prisa tenía por escapar de la realidad que se dejó su sombrero y su bastón. 
   Pero aún tenemos muchas cosas que decirnos, aunque él no las quiera escuchar. Aún tenemos muchas cosas que aclarar, que explicar, mucho amor que recordar. No puede irse así, sin más; sin su sombrero y su bastón. Sé que volverá, yo le espero aunque hace tanto tiempo que se marchó.
   Dejo la puerta abierta para que cuando vuelva no vacile al entrar. Ellos se empeñan en cerrarla pero yo la abro y aunque sé que ellos se asustan no permito que la puerta esté cerrada. Él volverá y yo le estoy esperando con la puerta abierta.
   


   Quiero dar las gracias a Carmen por animarme con nuevas experiencias y también a mi padrino bloguero, Francisco Moroz, que ya me ha conminado en varias ocasiones a escribir relatos. No sé si después de leer esto ya se estarán arrepintiendo.

   Independientemente de la calidad -me temo que no es muy buena- he de reconocer que ha sido una experiencia turbadora. Ponerme en la piel de otro me resultó muy extraño pero al mismo tiempo ha sido estimulante. 

  Como yo me vengo arriba enseguida, y me meto en todos los charcos, lo mismo abro una nueva sección de relatos en el blog. Hala. 

   Y que conste que no es una amenaza.

Kirke  



30 comentarios:

  1. ¡Bien! Tomamos la "amenaza" como promesa. Esa puerta abierta de Vallotton marca el principio de una (larga, esperamos) serie de relatos. ¡Un abrazo, Kirke! ¡Bienvenida a este turbador, como dices, mundo de la ficción!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus cuadros y tu forma de presentarlos estimulan mucho. Esa manera que tienes de mostrar un cuadro hace que me imagine historias; algo completamente impensable en mí pues ya he comentado que no tengo imaginación.
      Gracias por abrirme la puerta.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Coincido con Carmen y espero que abras esa sección del blog. Tu relato es precioso, un micro que espero que sea sólo el primero de muchos. Y, para ser el primero, está genial. ¡¡¡A por el siguiente, Kirke!!!
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus ánimos, la verdad es que así da gusto, me dan ganas de escribir más pero de momento lo dejo así porque no me veo yo muy segura en esto de inventar pero reconozco que me ha gustado escribir "con la piel" de otro.
      Un beso, Chari.

      Eliminar
  3. Pues a mì me ha gustado el relato, es corto pero sì que es la descripciòn misma de la esperanza de un volver a verse. Y el cuadro se parece mucho a uno que tiene mi suegra en su casa y me perturba mucho. Es una puerta abierta, que deja ver otra puerta abierta y luego otra màs. Es desesperante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dado que en primer plano lo que aparece es el sombrero y el bastón podría considerarse que ese es el motivo principal pero a mí me ha llamado la atención la puerta abierta y ese ha sido el punto de partida para inventarme la historia con fantasma incluido.
      Las puertas cerradas pueden significar muchas cosas pero creo que las abiertas dan más posibilidades (en todos los sentidos).

      Eliminar
  4. ¡Cuidado pequeña! no te me vengas arriba e intentes eclipsar al maestro con tus relatos perturbadores jejeje. ¡Pues claro que sí! no sólo te conmino a que entres por la puerta y no por el aro. Te convoco, no como a espíritu errante sino como espíritu creativo, te tiento como serpiente del paraíso para que peques escribiendo y nos seduzcas periódicamente con tus encantos hechos letras. ¡Claro que sí! ¿Cómo voy a permitirme el lujo de no volver a por mi sombrero y mi bastón y a por ti, que me esperas mustia con ganas de escribir sobre amor,ficción,fantasía y terror, si hubiera necesidad? Dejaremos la puerta abierta como invitación aunque otros se empeñen en cerrarla.
    ¡Bienvenida a nuestro mundo! ¿Habemus sección nueva?
    Te hago una cariñosa corrección: pusiste "sobrero" donde dejé mi "Sombrero"
    Beeesos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que todo se pega menos la hermosura. Con un poco de suerte a mí se me pega algo de tu buen escribir. Tenerte como referente es muy enriquecedor. Además tus continuos piropos me animan mucho.
      De momento no me veo haciendo esto de escribir relatos con regularidad pero esa puerta está abierta y, al igual que mi protagonista, no dejaré que se cierre.
      Gracias por tu alentadoras palabras.
      Un beso.
      PD. Ya he colocado bien el sombrero. Gracias.

      Eliminar
  5. Al final te has animado, jeje. Es que la propuesta de Carmen era muy tentadora. Me gusta que hayas tratado un tema como la falsa esperanza, el no ser capaz de asumir la realidad y especialmente el abandono. Una puerta abierta es perturbadora, pero durante mucho tiempo yo he preferido dejarla así, no se por qué será. De hecho, me cuesta dormir con la puerta cerrada. Manías, o no.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le comento a Arethusa, las puertas abiertas dan mucho juego.
      Una puerta abierta sirve para salir, y para entrar, y puede significar una invitación (para salir o para entrar). Se puede entrar para buscar refugio o se puede salir para escapar.
      En fin, me gustan más las puertas abiertas que las cerradas.
      Por cierto, leí tu contribución al reto de Carmen y me gustó muchísimo. Nunca se me hubiera ocurrido una historia tan original con un cuadro así.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Kirke tú y yo tenemos algo fantasmal que nos une. Creo que en otra vida, en otro multiverso paralelo, en otro tiempo, hemos sido familia. Yo también he empezado a escribir ficción gracias a Carmen y sus desafíos. También tengo una gran falta de imaginación que me ha hecho renunciar a intentar escribir una novela o unos cuentos. De joven escribí algo de poesía (y algo he publicado en Blogger House), pero ficción en prosa siempre me ha parecido dificilísimo. Ahora, gracias a Carmen, ya he escrito tres o cuatro cosas y estoy muy contenta porque creo que, sin ser una maravilla, no están tan mal como hubiera supuesto antes de empezar.
    Tu historia es muy buena y, otra vez coincidimos, peca de meláncolica. Yo, todos los escritos que he hecho con cuadros de Carmen, los he hecho tirando a tristes y yo no soy así. Me lo tengo que hacer mirar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberías colgar esas historias en el blog. Creo que sólo he leído esta del cuadro y otra de una carta y las dos me gustan mucho.
      No sé hasta qué punto el estado de ánimo de un escritor se refleja en sus escritos y hasta qué punto eso es positivo o no. De los actores dicen que son buenos cuando interpretan personajes que no tienen nada que ver con su forma de ser.
      Puede que escribas con un tono melancólico pero si tú realmente no estás triste no tienes que hacerte mirar nada. Mi minirrelato es melancólico pero te aseguro que yo, ahora mismo, estoy supercontenta porque entre todos habéis colaborado a que tenga un subidón de autoestima.
      Un besote, Rosa

      Eliminar
    2. Qué bonitas las hojitas otoñales del cursor!! Me encantan.

      Eliminar
    3. Para que luego digas que el otoño es triste, jajaja.
      A mí lo que me entristece, meteorológicamente hablando, es la niebla. Hoy en Madrid el día está tristón y con una humedad que llega hasta el tuétano. Qué pocas ganas de hacer nada.

      Eliminar
  7. Hola Kirke, hasta me he animado yo a escribir, no había visto todavía esta entrada de Carmen, voy a verla y hasta me inspira y todo, quién sabe. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que tú también te animes. La verdad es que Carmen nos lo presenta tan atractivo que es difícil sustraerse a la tentación. S
      eguro que encuentras "tu" cuadro y te inspira una historia. Las imágenes están ahí y ellas mismas te contarán algo, ya lo verás.
      Un beso

      Eliminar
  8. Vamos yo de ti me animaba a escribir mas, es corto pero es muy bueno, y me ha gustado y por cierto buscaré la entrada si es que la encuentro que como bien sabes acabo de aterrizar como quien dice, y escribo algo que me inspire en un cuadro. Gracias por dejarnos este relato corto pero bueno insisto, de modo que espero ver mas tuyos. besos. TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Teresa, por esos ánimos que me das. A este paso me hago novelista ;)
      Si quieres acceder al post donde Carmen nos propone este interesante juego puedes pinchar en esta misma entrada donde pone "jugar a los fantasmas" (está en azul) y te redirecciona al blog de Carmen.
      Anímate y cuenta tu historia.
      Un beso

      Eliminar
  9. Hola! Parece muy buen reto, me alegra que hayas participado. En cuanto al relato es muy bonito, me gusta mucho como escribes!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Beatriz, por tan agradables palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Si Carmen y Francisco han sido los artífices de que te lances a la aventura de escribir un relato, no me queda más remedio que aplaudirles y darles las gracias. Lo siento mucho, Kirke, pero no puedo creerte cuando dices que no tienes imaginación (tampoco me creo a Rosa), así que dejaros ya de excusas y haced el favor de lanzaros a la piscina :D
    Tú misma reconoces que ha sido una experiencia gratificante, que te ha gustado, y nosotros los lectores hemos disfrutado de tu nostálgica y original historia, así que todos salimos ganando. ¡Yo me apunto desde ya a tu nueva sección!
    ¿Sabes? yo también elegí ese cuadro para mi pequeña historia, qué casualidad!

    Un beso grande y muchos ánimos, lo haces muy bien y tienes que creértelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me di cuenta que habíamos elegido el mismo cuadro cuando colgué el texto en la entrada de Carmen. Se ve que ese sombrero y ese bastón nos atrajo a las dos, o quizás su dueño, no sé.
      Aún no tengo muy claro que escribir relatos de ficción sea para mí. No me siento segura. No tienes más que ver lo corto que fue el relato. Mi marido cuando lo leyó me dijo que por qué no había escrito más y yo le contesté que porque no se me ocurrió nada más que contar. Me falta inventiva, Julia.
      No obstante, y como ya le comenté a Francisco, dejo la puerta abierta.
      Gracias por tus ánimos. Lo que sí haré es leerte, así sigo aprendiendo y quizás algún día me venga la invención.
      Un besote.

      Eliminar
  11. ¡Que me había perdido este post! Tú escribes maravillosamente bien sobre lo que se tercie, Kirke, ¡a mí me lo vas a decir!
    Tu relato es contundente, "ellos se empeñan en cerrarla pero yo la abro", dices, y a mí me encanta ese optimismo que hay debajo de ese empeño, a pesar de esa poca melancolía.
    Yo también me atreví (es que esta Carmen P.invita pero, no sé cómo lo hace, pero incita), ¡y fue con una puerta también! igual la publico, pero fui taaan breve que no sé si merece la pena...
    Dejo 'la puerta abierta' a esa posibilidad ;-)

    ¡Kisses Kirke!

    Pd: ¡pero qué rastro tan chulo deja el movimiento del ratón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las puertas abiertas son lo nuestro, Chelo. Para mí, simboliza comunicación, dejar pasar (hacia fuera o hacia dentro) pero que haya siempre paso.
      Como dicen en mi barrio: ¡que rule!
      Cuelga tu texto también, Chelo, que estas experiencias se compartan entre todos. Al fin y al cabo es lo que propone Carmen (una auténtica lianta).
      Por cierto, el caldero ya está al fuego para nuestro Al alimón.
      Un besote.
      PD. Cuando vi en un portal el cursor con hojas parecidas a las del fondo del blog no me pude resistir y me lo quedé. Además el arce es mi árbol fetiche.

      Eliminar
  12. Ahora que has empezado, prohibido dejarlo. Estaremos pendientes de tus próximos relatos. Comparto contigo mi admiración por Carmen Pinedo y me apunto a cualquiera de los retos que nos pone por delante con tanto gusto como temor. Pero aquí estamos, gente a la que le apasiona el arte y que, como tú bien dices, se pone en la piel de otro para escribir y contar a los demás aquello que le conmueve cuando contempla un cuadro. Gracias por tu relato y no dejes de acompañarnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus ánimos, Elisenda.
      Al final tendré que estrujarme las meninges para que se me ocurra una historia y escribirla. Con tantos apoyos no puedo dejar de haceros caso.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  13. Felicidades Kirke, claro que sí, la iniciativa lo merecía y fantástico ese atreverse y salir de la zona de confort, seguro que cuanto más practiques más te gusta, al fin y al cabo nos cuentas un montón de maravillosas historias siempre. Escribes muy bien y narras de una manera muy clara siempre.
    Enhorabuena por esta historia y sobre todo por disfrutarlo y atreverte.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Conxita, por tan amables frases. Entre todos me estáis subiendo la moral a las nubes.
      Como ya he comentado aún me siento insegura pero como la experiencia fue tan agradable y ante tantos apoyos creo que repetiré. No sé cuándo pero repetiré y espero que con un relato un poco más extenso.
      Gracias de nuevo, por tus palabras.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Maravilloso micro-relato, me quito el sombrero ante ti, nunca has escrito micro pues ya te has estrenado. Empieza a abrir ese apartado para los micros y relatos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, a este paso, tendré que haceros caso a todos los que me estáis animando y ponerme a la tarea.
      Muchas gracias por tus alabanzas.
      Intentaré hacer más.
      Un beso

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores