1 de junio de 2016

Josefina de la Torre


    En este mes de junio la protagonista de Poemas y Cantares es una mujer, Josefina de la Torre.

   Me he dado cuenta que en la Literatura, como en muchos otros campos, la mujer no tiene apenas protagonismo. Los hombres ganan por goleada. En esta misma sección que inauguré en Septiembre, ya llevo 9 poetas y entre estos sólo hay una mujer. No es que quiera hacer paridad pero me gustaría subir a la palestra a más poetisas.

   Hace unos meses me enteré de la existencia de un grupo de mujeres llamadas “Las sinsombrero”. Este grupo de mujeres estaba constituido por artistas de distinta naturaleza que formaron parte de la Generación del 27, pero cuyos nombres prácticamente nadie conoce aunque su calidad artística era tan buena o mejor que la de los varones de esa misma generación y que sí aparecen en los libros de Historia.

Reunión de amigos entre los que se encuentran Lorca, Buñuel y María Zambrano  

   En este grupo se encontraba Josefina de la Torre.

   Josefina nació en Las Palmas de Gran Canaria en 1907. Su padre era un importante hombre de negocios y su madre se dedicaba a las artes. Desde pequeña se interesó por la música, la poesía y la interpretación dramática. Escribe sus primeros poemas con apenas ocho años y antes de cumplir los veinte ya había participado en varias representaciones teatrales.

   Con diecisiete años viaja a Madrid y en la famosa Residencia de Estudiantes conoce a Lorca y a Alberti. Es en estos años cuando se ve influida por la creatividad de la posteriormente llamada Generación del 27, y es cuando escribe su “Poemas en la isla”, un libro de poemas que describen el paisaje de las islas que la vieron nacer y donde pasó su infancia. Gerardo Diego la incluye en su famosa Antología de la Poesía Española de 1934 (en esa antología tan sólo aparecen dos mujeres, Ernestina de Champourcin y ella).

   En 1934 empieza a trabajar en Francia como actriz de doblaje –dobla a la actriz Marlene Dietrich– y allí conoce a Luis Buñuel. En 1935 vuelve a Madrid y comienza su carrera como soprano llegando a ser solista en la Orquesta Sinfónica de Madrid. Es en esta época cuando se dedica a la interpretación teatral de manera profesional.

   Pasa la Guerra Civil en su Gran Canaria natal y vuelve a Madrid en 1940 donde se dedica exclusivamente a la carrera como actriz. Llega a formar parte de la Compañía de Teatro de María Guerrero y alcanza fama y renombre. Durante el franquismo sólo publicó un poemario, “Marzo incompleto” y algunas novelas.

   En los años ochenta del siglo pasado vuelve a escribir poemas. En el año 2002 fallece en Madrid a los 95 años.

    "Poemas en la isla" tiene muchas poesías francamente bonitas y fue a través de estas poesías como yo conocí a su autora. Soy una enamorada de las Islas Canarias y la evocación que se da de aquella tierra tan extraordinaria en algunos poemas es muy buena. Sin embargo el poema que he elegido, "Mis años", no habla de las islas, ni del mar, sino del discurrir de los años, del paso del tiempo.


Mis años compañeros,  
años míos, inciertos,  
niños desordenados,  
al salir del colegio...  
Ya son dos y son tres,  
compás del mismo tiempo,  
maravilla segura  
de inagotable anhelo...  
Mi corazón latió  
veintitrés balanceos.  
Mi corazón amigo,  
buen profesor pequeño.  
Y hoy no sé qué me pasa...  
Y hoy no sé lo que tengo...  
¿Es uno más, amigo?  
¿Uno más... o uno menos?

Josefina de la Torre (1907-2002)

   De este poema me atrae especialmente el final. No he conseguido averiguar cuántos años tenía la autora cuando lo escribió, pero creo que no era demasiado mayor y sin embargo se percibe mucha tristeza por el tiempo ya pasado. 

   Llega un momento de la existencia en que uno se da cuenta de que ya le queda menos vida por delante que por detrás; yo ya he llegado a ese punto y es cuando, cada vez que cumplo años, me planteo que más que sumar lo que ya estoy haciendo es restar.

Las sinsombrero

Kirke  





35 comentarios:

  1. Hola, Kirke, qué bonita tu entrada. Me ha encantado porque, si bien había oído nombrar a Josefina de la Torre, no tenía ni idea de su vida ni de su obra. Pensé que se había dedicado exclusivamente a la poesía y veo que llevó una vida más azarosa. No sabía que hubiera sido actriz de doblaje, de teatro o soprano. Y todavía le dio tiempo para escribir novelas, que tampoco sabía. El poema que transcribes me gusta y es cierto que su final produce desazón. Cuando terminé de leerlo también me pregunté qué edad tendría y si ya habría notado alguna pérdida de memoria. Te alabo también la iniciativa de visualizar más a las mujeres poetas. Lo dicho, interesante e instructiva entrada. Un beso, Kirke.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josefina fue una mujer que desde pequeña tuvo inquietudes artísticas y eso se tradujo en que se movió en diferentes campos del arte.
      De hecho creo que en los años 50 fue más conocida por su faceta de actriz.
      A mí los poemas en la isla me encantan pero este sobre el paso del tiempo me ha parecido muy acorde con mi estado de ánimo.
      Tendré que equilibrar un poco más la balanza entre poetas y poetisas.
      Gracias por tu visita.
      Un beso.

      Eliminar
  2. La verdad es que no la conocía. No soy un tipo que lea poemas. Me cuesta interpretarlos. ¿Leiste a Alfonsina Storni? Creo que acá tendrías a otra poetisa para reseñar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te soy sincera de Storni sólo sé que se suicidó y que inspiró la canción "Alfonsina y el mar".
      Ya que la mencionas creo que tengo una excusa para indagar más sobre ella y leer sus poemas. Será una próxima protagonista de esta sección, dalo por hecho.
      Gracias.

      Eliminar
  3. Hace un tiempo que oí hablar de las sinsombrero, a raíz de un documental que se puso por televisión. Me pareció muy interesante a la vez que una vergüenza que sean unas personas tan desconocidas mientras que sus compañeros masculinos están entre los poetas más conocidos de España.
    Muy buena reseña, Kirke. He aprendido varias cosas y el poema final es de los míos. A mí también me tortura el paso del tiempo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también las conocí a través de ese documental.
      Una vergüenza que pasaran sin pena ni gloria la mayoría. También es una vergüenza que cuando dos de ellas se pasearon por la Puerta del Sol sin sombrero (y de ahí su nombre) hubiera gente que las insultó por descaradas.
      Bueno, nunca es tarde para la reivindicación.
      Un beso, amiga.

      Eliminar
  4. No no no, lo que haces es sumar, nada de restar, siempre sumar: años, aficiones, amigos, afectos, hasta arrugas (que también empieza por "a").
    Este post es fantástico, Kirke. Vale que Josefina es la protagonista pero te ha inspirado mucho y ha quedado precioso.
    La poesía me encanta. Y ese final que te atrae, a mí me ha recordado a mi abuela pues cuando le da por hablar los años que tiene (son 93) siempre le da por sumarse uno. Como ves, hasta ella suma ;-)
    ¡Muchos besos, compi!
    Y que conste que a mí también me tortura, como a Rosa, el paso del tiempo, aunque suene contradictorio con lo dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti el post te ha resultado fantástico y a mí fantástico me ha parecido tu comentario.
      Tal entusiasmo no podía venir de nadie más que de ti. Ya sé que tú siempre sumas, que nunca restas pues eso ya es negativo, y creo que tienes razón. Tu filosofía de vida es muy positiva y enriquecedora pero a mí, a veces, me puede el desánimo y es entonces cuando empiezo a restar....
      Muchas gracias por tu vitalidad.
      Un besote grande.

      Eliminar
  5. Me enteré también de la existencia de este grupo por una serie española que no hace falta mencionar, jeje. La verdad es que soy una negada para la poesía, pero admiro a todas las personas capaces de crear este arte. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy una negada para la poesía, Marina. Por eso me "obligué" a crear esta sección, así me pongo a indagar sobre poetas y poetisas y descubro cosas muy interesantes de las que no tenía ni idea.
      Gracias por tu visita.
      Un beso.

      Eliminar
  6. No la conocìa para nada, me encanta la poesìa y este poema que nos traes es hermoso, sì, parece muy triste o muy nostàlgico. ¡Què mujer con tantos talentos! Teatro, doblaje, cantante y poetisa. ¡Increìble!

    INvestigarè màs sobre las sinsombrero. De ellas no habìa escuchado. Mi poetisa favorita sin duda alguna, es la chilena, Gabriela Mistral. Espero poder verla algùn dìa reseñada en u blog. Hay un poema llamado Besos, que es de lo màs precioso. Te lo recomiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un documental sobre estas mujeres que emitieron en una cadena española, te pongo el enlace por si estás interesada y lo quieres visionar. Está muy bien.
      http://www.rtve.es/alacarta/videos/imprescindibles/imprescindibles-sin-sombrero/3318136/
      Tomo nota de tu sugerencia sobre Gabriela Mistral y su poema Besos. Tendrá su espacio en esta sección. Muchas gracias por la recomendación.

      Eliminar
  7. Y tan desconocida que es que ni se la nombra en los libros de texto cuando estudiábamos a los poetas y escritores en general.
    Salvo Emilia Pardo Bazán estas mujeres pasan de puntillas por la literatura para vergüenza de un país tristemente muy machista.
    Gracias por presentarla y regalarnos unos versos suyos.
    Besos para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha parecido de justicia hacer referencia a estas mujeres tan preparadas y buenas escritoras que apenas son recordadas y como tú bien dices ni se las nombra en los libros de texto.
      Como le comento a Rosa, nunca es tarde para la reivindicación. Si esta humilde publicación ha servido para que se sepa algo más me sentiré muy orgullosa.
      Besos.

      Eliminar
  8. Hola Kirke:
    Me ha encantado tu reseña pues en ella hablas de Josefina de la Torre una mujer silenciada como tantas otras a la hora de hacer selección de autores en una enseñanza generalista como es la Enseñanza Media.
    No conocía yo que a este grupo de mujeres intelectuales del 27 se las conociese como "Las sinsombrero", a no ser que tal denominación les haya venido dado por ese documental del que muchos habláis y que yo también desconocía. Yo de mujeres del 27 conocía a Josefina de la Torre (de nombre sólo pues nada he leído de ella, salvo el hermoso poema que nos das), a Maruja Mallo (pintora), Concha Méndez (escritora. No he leído nada de ella), Rosa Chacel (novelista. De esta sí he leído, recuerdo sobre todo su novela "Memorias de Leticia Valle" y otra titulada "Teresa". Muy legibles y buenas ambas), María Zambrano (filósofa y autora de ensayos. Nada he leído completo, sólo artículos breves, frases, citas...), María Moliner (la autora del magnífico diccionario de su mismo nombre), Ernestina de Champourcin (más de nombre que de obra) y sobre todo conozco a María Teresa león por eso, seguramente, de haber sido mujer de Rafael Alberti y porque un compañero de trabajo en su día me recomendó la lectura de "Memoria de la melancolía", un libro de memorias escrito por ella y que me llegó muy hondo. Lástima que la pobre Mª Teresa perdiese la cabeza por culpa del alzheimer cuando volvió junto a Alberti a la España democrática y no pudiese disfrutar de aquello por lo que tanto, ella y todas las demás, habían luchado.

    Como ves, Kirke, me has despertado el recuerdo de nombres y de algunas obras de estas magníficas mujeres. Muchas, casi todas excepto quizás las pintoras, hicieron sus pinitos en la Poesía con mayor o menor fortuna.

    Me ha gustado el poema que has incluido. Y sí la Poesía suele ser siempre algo melancólica pues toca las "verdades" de la vida y el paso del tiempo es una de ellas si no la principal.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial comentario el tuyo, Juan Carlos, cómo se nota que dominas el tema. Has hecho un repaso fantástico de las mujeres que conformaron el grupo de las "sinsombrero".
      El apodo dicen que fue porque Maruja Mallo y otra más cruzaron la Puerta del Sol sin el sombrero perceptivo en esa época, con el pelo suelto, en plan desafío. Creo que hubo algunos que las insultaron y todo.
      Un beso, Juan Carlos y....hasta pasado mañana ;)

      Eliminar
  9. Te he leído con sumo interés, Kirke, ya que hay "torres" en mi árbol: en verdad, mi abuela paterna era Latorre, aunque así, todo junto y de Vivero. Imagino que son muchos en España de todas maneras, y a pesar de que no estoy para nada emparentada con esta poetisa, toda expresión artística de aquel tiempo en España siempre me atrae y me interesa. Te agradezco esta reseña ;)!

    Un beso grande!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes el mismo apellido, quién sabe, a lo mejor sí tienes también parentesco.
      La Generación del 27 tuvo una producción artística de muy buena calidad. A mí también me resulta muy atractiva esa época.
      Un beso, Fer.

      Eliminar
  10. Hola!!!! Yo también conocí a las sinsombrero a través de un documental, y me atraparon. Me ha gustado muchísimo el poema, las poesías con un deje de melancolía y que hablan de infancia me gustan muchísimo.
    Un besito y enhorabuena por el post, es genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josefina tiene otros poemas sobre el mar y las islas que son preciosos y alegres. Este me llamó más la atención por ese deje de melancolía que tú resaltas.
      Un besote, Gema.

      Eliminar
  11. Interesante entrada, aunque deje ese poso tan melancólico. Echaré un vistazo al documental que has mencionado. Tengo cerca un libro de Francisca Aguirre, poeta algo posterior, pero también interesante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El documental es interesante y a mí me sirvió para enterarme de la existencia de mujeres de las que ni había oído hablar. Además fueron pioneras en muchos aspectos y muy valientes pues, incluso en el mundo artístico, el machismo campaba a sus anchas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Hola! No conocía a esta autora aunque la verdad es que su estilo no es el mío. Muchas gracias por la presentación.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. Como siempre, me ha deleitado tu crónica. ¿Cómo eliges a los protagonistas de tus reseñas?
    En este caso debo confesar que no conocía a esta mujer tan polifacética.
    Muchas fueron las mujeres que, por labrarse un futuro en la literatura, tuvieron que ocultar su identidad bajo un pseudónimo (Fernán Caballero, en lengua castellana, Víctor Català, en lengua catalana, por poner solo dos ejemplos en nuestro país).
    Si en España, el papel de la mujer ha quedado siempre relegado a un segundo plano en todos los campos, en el literario creo que ha sido peor. Incluso hoy día, se percibe esta discriminación en la Real Academia Española de la Lengua, en la que solo hay (si no estoy equivocado) tres mujeres de los cuarenta miembros que la componen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A esta poetisa la conocí gracias a mis estancias en las Islas Canarias (suelo veranear allí) y leí uno de sus poemas en un folleto de una exposición.
      Mucho me temo que tienes toda la razón, Josep, la discriminación aún está presente incluso en sectores que presumen de liberales.
      Esperemos que poco a poco vayamos cambiando y concienciándonos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Me alegro mucho y te agradezco, Kirke, que le hayas dedicado una entrada a esta polifacética artista canaria, Josefina de la Torre, que hasta hace unos pocos años no se la mencionaba en los libros de texto de Lengua y Literatura, aunque si a todos esos reconocidos poetas del 27, como Lorca, Alberti, Herardo Diego, Vicente Aleixandre, Luis Cernuda, Miguel Hernández y alguno que ahora no me viene a la memoria, pero mujeres poetas o artistas de esa generación, no se solía mencionar ninguna cuando estudiaba mi carrera, de modo que gracias a este documental de RTVE es cuando también me he podido enterar. Supongo que aparte del sexismo también debió ser algo relacionado con la política y el clero, vamos que las debieron ignorar por "rojas" o libertinas, si no era una cosa pues servía la otra como excusa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas mujeres fueron silenciadas por salirse del rol establecido para las féminas. Puede que el clero y la política algo tuvieran que ver, no lo discuto, pero otros artistas varones también fueron 'rojos y libertinos', por ejemplo Lorca, y todo el mundo sabe de ellos y se conocen sus obras.
      En esta discriminación y este olvido hay algo más, algo que aún permanece. Menos mal que de vez en cuando los medios de comunicación, me estoy refiriendo a la genial idea de ese documental, cumplen con su labor y divulgan informaciones que permanecían casi ocultas.
      Un abrazo y gracias por tu visita.

      Eliminar
  15. Disculpa que la tecla me falló y en lugar de G salió una H., me refiero a Gerardo Diego, no a Herardo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada que disculpar, Estrella, se te ha entendido perfectamente. Las cosas de la tecnología...
      Un beso.

      Eliminar
  16. Debió de ser una mujer muy inteligente y talentosa ya que destacó en varias disciplinas artísticas. Hace poco leí en otro blog acerca del poco reconocimiento que se les ha hecho siempre a las mujeres en el terreno de la literatura (y tantos otros, por supuesto), así que me alegro mucho de que hoy nos traigas a una autora que confieso desconocía.

    El poema que nos traes, precioso; y la reflexión que tú haces sobre él, es también las de muchos de nosotros :)

    ¡Un beso y gracias por el descubrimiento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen muchas cosas negativas sobre la difusión en la red pero también tiene su lado positivo pues si con esta humilde aportación en mi blog he dado a conocer a una mujer con talento yo ya me siento muy orgullosa.
      Me alegro que te haya gustado.
      Un beso grande.
      P.D. Ayer un grupo de amigos comunes te tuvimos en mente todo el rato y te echamos de menos.

      Eliminar
    2. Ainssss yo también me acordé de vosotros un montón. Pensé en dejarle un mensaje de voz para el grupo a Francisco, que es el único teléfono que tengo, pero luego me dió cosilla por si hacía el ridi (ridículo). Solo quería desearos que lo pasárais bien y que todo fuera genial por los madriles. Me alegra saber que así fue :))
      Ojalá que haya otra ocasión, y como ya dicen que querer es poder... :D
      Un beso enorme, guapísima, y muchas gracias por acordaros de mí. Me hace mucha ilusión.

      Eliminar
  17. Tengo que reconocer que no había escuchado hablar de ella ni tampoco de ese grupo de las sin sombrero, no entiendo mucho de poesía y supongo que de ahí mi desconocimiento, aunque una vez me dijeron que la poesía se tiene que sentir no entender y esos veros que compartes se dejan sentir.

    Yo quiero pensar que no hay nada que reste, está ahí haciéndonos como somos, vividos porque lo más bonito es vivir.

    Gracias por esta entrada que me ha permitido conocer a esta desconocida (para mi) autora, como muchas mujeres en la literatura y en tantos y tantos ámbitos. ¿Cuántas mujeres hay en la academia de las letras? Pocas, imagino.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muy pocas mujeres en puestos de responsabilidad, o al menos en puestos donde son reconocidas como responsables. Tengo la desagradable sensación de que muchas ejercen tareas de mucha responsabilidad pero no aparecen como tales y el mérito o no se reconoce o acaba en el olvido.
      Otro beso, Conxita ;)

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores