13 de junio de 2016

La elegancia del erizo



Nueva entrega de la sección Alalimón. 

La elegancia del erizo escrita por Muriel Barbery.
El erizo dirigida por Mona Achache (Reseña de Chelo)

   


   Leí este libro, un préstamo de la biblioteca municipal, hace bastantes años. La semana pasada me lo regaló una amiga a la que me unen muchas cosas, especialmente el amor por la lectura. Desde aquí, y sabiendo que leerá esto que escribo, le doy las gracias de todo corazón, pues me brindó con su obsequio la oportunidad de volver a releer una  novela que en su momento me gustó bastante. En esta segunda lectura capté sensaciones que pasaron desapercibidas en la primera. La magia de la relectura se volvió, una vez más, a manifestar.


   En el número 7 de la calle Grenelle, en París, viven dos personas completamente diferentes y a la vez iguales en sentimientos y forma de pensar.

   Una de ellas es Renée, una mujer de 54 años, la portera. Una portera con apariencia de portera. Una portera que vive y se desenvuelve como una portera. Una portera que hace lo que se espera de una portera.

   Pero Renée no es una portera cualquiera. Lee a Marx y a Tolstói -su libro de cabecera es Ana Karenina-, escucha a Mozart o a Mahler y le gustan los paisajistas holandeses, especialmente Vermeer. Pero esto no lo puede saber nadie, y mucho menos los inquilinos del inmueble donde vive y trabaja. 

   Renée posee la elegancia del erizo, “por fuera está cubierta de púas pero por dentro tiene el refinamiento sencillo de los erizos, que son animalillos falsamente indolentes, tremendamente solitarios y terriblemente elegantes”.

   Renée se ha refinado ella misma a través de la lectura “cuando la victoria sobre la agresividad del primate se apodera de esas armas prodigiosas que son los libros y las palabras, la empresa es sencilla, y así es como me convertí en un alma educada que extraía de los signos escritos la fuerza de resistir a su propia naturaleza”.

"Todas las familias felices se parecen. Pero las familias desdichadas lo son cada una a su manera"

   La otra persona completamente distinta y al mismo tiempo tan parecida a Renée es una niña de doce años, vive en la quinta planta del edificio y se llama Paloma –qué bonito nombre, por cierto–. Paloma tampoco quiere mostrarse como realmente es, tiene una inteligencia prodigiosa pero aparenta a los ojos de los demás que es una niña simple y algo rara. Pero Paloma –insisto, bonito nombre– es hipersensible a todo lo disonante, a las constantes contradicciones que halla en todo lo que la rodea y no se reconoce en ninguna creencia ni en ninguna cultura. Con sus pocos años ya sabe que el mundo es feo y que no tiene ganas de verlo.

   Renée y Paloma a pesar de las diferencias de edad y de clase social y de las distintas circunstancias que las rodean, son almas gemelas. No quieren que los demás sepan cómo son en realidad; quieren pasar desapercibidas.

   A estos dos personajes y dentro de todo el elenco que conforma el vecindario del inmueble sito en el número 7 de la calle Grenelle, viene a sumarse Kakuro Ozu, un japonés de porte distinguido y con un don peculiar: ve más allá de las apariencias. El japonés aporta la serenidad propia de la cultura oriental: “los japoneses saben que sólo se saborea un placer porque se sabe que es efímero y único”. Kakuro, con sus finas maneras, confraternizará con la portera y la niña, formando un extraño y cautivador trío de personas sensibles y excepcionales.

   El libro narra, a través de las palabras de la portera y la niña, el lento discurrir de las vidas de los inquilinos con sus rutinas y su mediocridad, donde Renée por su lado y Paloma por el suyo, reflexionan sobre muchos asuntos cotidianos que a otros no les harían pararse a pensar ni un segundo.

   Porque el libro es una reflexión continua, sobre temas de lo más variopinto: las puertas correderas, la gramática, la fenomenología, la muerte, la vejez, la diferencia de clases o el papel higiénico. Son cuestiones muy dispares, pero todas encierran un pensamiento profundo (incluso la del papel higiénico, por raro que pueda parecer).

   Podría escribir muchas líneas con el torrente de ideas que se vierten en este libro. Por no extenderme en demasía sólo plasmaré aquí unas pocas.

 “A la belleza se le perdona todo, incluso la vulgaridad”

 “Cuando la enfermedad entra en un hogar, no se apodera sólo de su cuerpo, sino que teje entre los corazones una tela oscura que entierra toda esperanza.”

“Si olvidas el futuro, pierdes el presente.”

“Hay que conceder a los demás lo que uno se permite a sí mismo.”

“Si quieres cuidar de ti, cuida de los demás.”

“Cuanto más ansío las estrellas, más abocada estoy a la pecera.”

“¿Qué queda exactamente de una vida cuando quienes la vivieron juntos hace tiempo que murieron?”

   Algunas de estas reflexiones me han dejado impactada, especialmente las que se hacen sobre la vejez, la juventud y lo rápido que pasa el tiempo que se nos concede:

No hay que olvidar tampoco que esos viejos fueron jóvenes, que el tiempo de una vida es irrisorio, que un día tienes veinte años, y al siguiente ya son ochenta.

Yo hace tiempo que aprendí que la vida se pasa volando, mirando a los adultos a mi alrededor, tan apresurados siempre, tan agobiados porque se les va a cumplir el plazo, tan ávidos del ahora para no pensar en el mañana…. Pero si se teme el mañana es porque no se sabe construir el presente,  y cuando no se sabe construir el presente, uno se dice a sí mismo que podrá hacerlo mañana y entonces ya está perdido porque el mañana siempre termina por convertirse en hoy.”

 Porque en el fondo es una reflexión sobre la vida, sobre el sentido que cada uno le da a la suya y cómo se comporta cada cual ante ese extraño fenómeno que es vivir y por tanto morir, pues la vida no se entiende sin la muerte. 

   Este libro es simplemente una reflexión sobre lo efímera y a veces banal que se nos presenta la existencia y con cuánta insensatez somos incapaces de captar los momentos de belleza y felicidad que se nos ofrecen.

   Podría terminar esta reseña con alguna de las frases que, como preciosas camelias, adornan la lectura de este conmovedor libro, pero lo haré con una que venía insertada en forma de tarjeta, y como un presente más, dentro del ejemplar que me fue regalado por mi gran amiga:

“Dale a cada día la oportunidad de convertirse en el mejor de tu vida”

Kirke 


36 comentarios:

  1. ¡¡¡Espléndida reseña, compi!!! Me has dejado con la boca abierta por lo bien que has llegado a transmitir el fondo de la novela. Te diré que en la película no aparecen las frases (yo que soy de apuntar frases) que tan perfectamente has elegido y transcrito.
    Creo que debe ser una gozada de libro, pues tampoco es que difiera nada de lo que has contado respecto a la trama de la película.
    Esa amiga te hizo un gran regalo, con una frase para enmarcar, y me parece muy lindo el homenaje que lleva implícito este post tuyo.
    ¡Ah! y tienes razón, el nombre de Paloma es muy bonito.

    Aunque nos repitamos, quisiera decirte (me gustaría que esta vez fuera más elegantemente) que ha sido un placer una vez más trabajar a tu lado y en tu cercana compañía.

    ¡Muchos besos, amiga Kirke!

    Publicar un comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo en cuanto a reflexiones quizás el libro sepa plasmarlas mejor, debe de ser complicado poner en imágenes lo que sienten Renée y Paloma.
      En cualquier caso es un libro para leer despacio y asimilar tranquilamente cada idea que se vierte en él. No tiene desperdicio.
      Elegantemente reitero que trabajar contigo es un lujo, a la par que divertido.
      Un beso grande, elegante compañera.

      Eliminar
  2. Hola!!!!!! Pues me ha apetecido mucho releer este libro gracias a ti, hace tiempo que lo leí y quizás sí que se me pasaron cosas por alto.
    Un besito y como siempre una reseña magnífica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, desde luego, creo que no le saqué tanto jugo al libro la primera vez. Aunque es cierto que muchas veces la situación personal del lector influye mucho a la hora de captar sensaciones.
      Si lo vuelves a leer espero que disfrutes tanto como yo.
      Un beso, Gema.

      Eliminar
  3. Muy buena reseña, Kirke, y una estupenda idea asociarte con Chelo para brindarnos juntas vuestra visión de dos versiones de la misma obra. Siempre que leo un libro como este me sucede que se me estremece el alma del deseo de que algún día se me ocurra una historia así para escribirla yo: sueños de escritora y bloguera ;)!

    Gracias! La comparto ;)! Besos.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea de reseñar libros que fueron la base de una película y en colaboración con Chelo cada vez me resulta más enriquecedora. Trabajar con Chelo es un lujo y muy cómodo, nos compenetramos perfectamente. Pero es que además es muy divertido; algún día contaremos lo que sucede entre bambalinas porque alguna de las situaciones han sido de lo más graciosas.
      Fer, escribes muy bien y creo que cualquier día nos sorprenderás con una historia tan bonita, o más, como la de este libro. Ánimo, que madera de escritora tienes y muy buena.
      Un beso, y gracias por compartir.

      Eliminar
    2. No podía leer tu respuesta al comentario de Fer y quedarme tan 'pancha'. Sé de antemano que lo que voy a decir sonará repetitivo, pero es que no hay otra palabra mejor para definirlo, si acaso lo diré en mayúsculas, en superlativo, con calificativo y con exclamaciones: trabajar contigo y ser socias en este negocio que tan rentable nos resulta en complicidad y risas ¡¡¡¡ES UN AUTÉNTICO LUJAZO!!!!

      Un beso a ti, y otro a Fer, ya que me entrometí en vuestra 'charla' ;-)

      Eliminar
    3. Gracias, Chelo, sabes lo bien que me siento trabajando contigo así que no voy a añadir nada más. Sólo decirte que tú nunca te entrometes, tus comentarios siempre son muy oportunos.
      Un besote.

      Eliminar
  4. Este es uno de los libros que tengo pendiente de leer desde hace muchos años. por eso he leído tu reseña con especial interés. Además, esta escrita de manera tan agradable que ha sido todo un placer. Es imperdonable que, siendo yo profesora de filosofía, no lo haya leído, pues sé que tiene mucho que ver con ella. Me la recomendó también una compañera de trabajo, la busqué, leí la primera página pero como estaba metida en otra cosa la dejé aparcada y bien colocada se me debió de quedar, porque no volví más. Pero no porque no me gustara sus inicios sino por sobreabundancia de lecturas pendientes. A ver si después de tu magnifica reseña me animo. Un beso, Kirke.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si sabes que la autora también es profesora de filosofía, así que creo que te tienes que leer este libro sí o sí.
      Desde luego, y debido a esas profundas reflexiones que adornan toda la historia, es una novela para leer pausadamente. En mi caso lo hice siempre en casa (tengo costumbre de leer en el transporte público) y con un lápiz y una libreta a mano para no perderme ni uno solo de los muchos pensamientos que tan bien se expresan y con los que estaba de acuerdo completamente.
      Ya me contarás qué experiencia te supone su lectura.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Maravillosa reseña, Kirke. Qué acierto el de tu amiga al regalarte ese libro. Seguro que no se imaginaba que lo pudieras convertir en una entrada tan preciosa. Has escogido las frases que más me gustaron en su día, las dos veces que (yo también) leí el libro. Esa comparación de la portera con la terrible elegancia de los erizos, me pone la piel de gallina de pura belleza.
    Gracias por recordarme un libro tan precioso.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa amiga, que tú tan bien conoces, acertó plenamente con el regalo. La conexión con las dos protagonista fue total. Personalmente sentí cierta empatía por la portera, la sentí muy cercana, y además sentí admiración por esa capacidad de simular que tenía en todo momento y por la vulnerabilidad que suponía ese camuflaje.
      Gracias a ti, Rosa, por tu parte de responsabilidad en esta lectura.
      Un beso grande, amiga.

      Eliminar
  6. Es una belleza de reseña, tan buena como la que ha hecho Chelo de la pelìcula. Al paso que voy, mi lista de libros pendientes serà infinita. Aùn no leo Cometas en el Cielo y ya estoy necesitando leer èste otro.

    Me gusta Paloma, a mì me encanta Tosltoi y ciertamente Ana Karenina està entre mis libros favoritos. Y el otro personaje, me pone triste que se trate de una pequeña de tan solo 12 años con el alcance para meditar sobre la muerte y el suicidio.

    Sabes algo, si ya de por si es especial que una amiga te regale un libro, el hecho de que inserte en èl una frase tan preciosa, lo hace un regalo entre un millòn.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los motivos por los que una niña de 12 años piensa en el suicidio son demoledores y uno llega a pensar que gracias a la insensatez de la mayoría de los seres humanos no hay más gente que piense así. La verdad, es que la niña es muy inteligente para su edad y las reflexiones que tiene son más propias de alguien más maduro.
      Los regalos que se hacen con el corazón siempre son los más bonitos.
      Un beso, Leslie

      Eliminar
  7. Hola! No conocía ni la película ni el libro pero me llama mucho la atención así que no descarto leer el libro y después ver la película. Muchas gracias por tu reseña, muy completa como siempre, y me alegra ver que te ha gsutado.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que merece la pena leer, Beatriz, y que no deja indiferente. Son tantos los temas que se tocan y sobre los que se reflexiona que, por fuerza, habrá alguno que te toque especialmente. Ya lo verás.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Muy buena reseña para convencerme que busque y lea ese libro. Un dia lo tuve en mis manos y no lo compré por que opté por otro. Pero si que lo buscaré en la biblioteca y lo leeré. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Búscalo y léetelo, te gustará. Tiene pasajes realmente preciosos.
      Un beso, María del Carmen

      Eliminar
  9. En esta ocasión y para variar (simple casualidad) leo antes tu reseña que la de Chelo. No sé qué tal resultará la peli, ya lo veré en su blog, pero el libro se me antoja todo un lujo para los que gustamos de historias humanas, reflexivas, originales. Este es de esos libros que te quedas "rumiendo" después de haberlo cerrado por todo lo que de él se puede extraer. Me lo apunto sin dudar y pasa a los primeros puestos de mi larguiiiiisma lista de pendientes :D

    Por cierto,estoy de acuerdo: Paloma es un bonito nombre.

    Mil gracias por esta delicia de reseña, Kirke.

    ¡Un beso grande y buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es complicado priorizar cuando se tiene tanta lectura pendiente para elegir. Me atrevería a aconsejarte que pusieras este libro entre los primeros puestos. De todas formas, si decides leerlo, hazlo cuando sepas que tienes calma y serenidad. Es decir, no es una novela de aventuras y de trama detectivesca que puedes leer de un tirón (y que conste que no estoy devaluando con este comentario a esos dos géneros). Es sólo que hay lecturas que precisan más tranquilidad para captar todo el mensaje que encierran.
      Un beso, Julia.

      Eliminar
  10. Generalmente, salvo honrosas excepciones, cuando uno lee una novela y luego ve su adaptación al cine, suele sentir una decepción. En este caso, al no haber leído la version novelada no puedo saber si será mejor leerla primero o verla en la gran pantalla.
    Y es que recientemente me ocurrió todo lo contrario. Acababa de ver en el cine "Palmeras en la nieve", basada en la novela del mismo titulo de Luz Gabás y me gustó tanto que cuando me dispuse a leerla, se me hizo pesada por la innecesaria (en mi opinión) meticulosidad de algunas descripciones que solo parecen tener una función de relleno. La adaptación cinematográfica me pareció estupenda.
    Así pues, si ves la versión de esta novela en la gran pantalla, ya nos dirás qué tal. Chelo la ha descrito de tal modo que me ha parecido my interesante pero haría falta una comparación para salir de dudas.

    Por cierto, a mí también me encanta el nombre de Paloma, jeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vi la película hace mucho tiempo y apenas recuerdo los detalles. La impresión que me quedó es que no se profundizaba tanto en algunas reflexiones como hace el libro, pero es que debe de ser muy difícil trasladar en imágenes una novela como esta. Sí que, en esencia, comunica lo que los personajes representan.
      Por cierto, con tu comentario me has animado a ver la película de "Palmeras en la nieve" porque el libro no me gustó demasiado, al igual que a ti, me pareció que tenía demasiada paja y algunas historias (las que se desarrollaban en la época actual) me resultaron algo pesadas.
      Gracias por el comentario.
      Un abrazo.
      NOTA: Me alegra que te guste el nombre de Paloma ;)

      Eliminar
  11. Ante todo resalto algo que no se ha dejado claro desde el principio: el nombre de Paloma es un bonito nombre.
    Al igual que Josep no he leído el libro, pues se adelantó la película con, lo que parece una buena adaptación. ¡Sí,sí! ya se que la lectura de las historias suelen ser más completas en el papel que en el celuloide. pero confieso que. La serie de juego de tronos me la estoy viendo con sumo placer, mientras que los libros sobre la misma historia ni los he tenido en las manos, ni pienso.
    Un buen resumen donde nos quedan claras dos cosas: Una historia con muchas enseñanzas profundas sobre lo efímero de la vida y que el nombre de la protagonista es precioso.
    La portera mi personaje preferido, sin duda.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro merece la pena leerlo pero la película puede ser un buen sustitutivo.
      Respecto a lo que comentas de Juego de tronos: yo me leí los cuatro primeros libros antes de que se emitiera la serie, si hubiera sabido la calidad de la narración (sensiblemente deteriorada a medida que se iban sucediendo los tomos) me hubiera esperado a verlo por TV, aunque te aviso que desde la tercera temporada los guionistas se están inventando casi todo (en la sexta absolutamente todo, porque la línea argumental ha superado a lo que lleva escrito George RR Martin)
      Por cierto, sí, Paloma es un nombre muuuuy bonito.
      Un beso.
      P.D. Creo que va siendo hora de aclarar, por si algún comentarista aún no lo sabe, que mi nombre real es....... Paloma.

      Eliminar
  12. Yo leí el libro hace años pero desde luego leyendo tu reseña veo que se me pasaron muchas cosas por alto, porque algunas de las frases que destacas son realmente soberbias, o al menos a mi me encantan por todo lo que sugieren.
    Sí, que en su momento me pareció una novela llena de ternura pero después de leerte creo que se merece darle una nueva lectura para poder captar esos matices que tú tan bien has destacado.
    Voy a leer a Chelo.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes lo que conlleva la relectura, captar matices que pasaron desapercibidos la primera vez, por la propia predisposición del lector o porque a veces es necesario insistir en algunos aspectos para comprenderlos de verdad.
      Sea por el motivo que sea, con esta segunda lectura el libro me ha dejado más impresionada.
      Un beso.

      Eliminar
  13. También lo leí hace años, me lo recomendó un amigo psicólogo. Recuerdo que hacía un elogio de la cultura japonesa y (he tenido que buscar en google porque no estaba seguro) a través del libro conoci al director japonés Yasujiro Ozu. No me quiero poner en plan esnob, pero vi la película que se menciona en el libro y consiguió emocionarme de verdad.

    En su día me hizo pensar en muchas cosas y me fastidia no ser capaz de evocarlas en este momento. Creo que me centré más en la cuestión de la soledad, en lo difícil que es encontrar gente afín y como muchas personas "diferentes" crean su coraza para poder pasar cuanto menos inadvertidas. También el consuelo de la música o la literatura y su capacidad para unir a estas almas solitarias.

    En cambio, tu reseña habla más del paso del tiempo, de revalorizar el presente y disfrutar de las cosas sencillas. Tendré que darle una relectura. Me suena que la autora publicó no hace mucho otra novela, imagino que del estilo, pensando en las ventas millonarias que tuvo este. No siempre los best-sellers son libros prefabricados y sin sustancia. Aunque creo que en Francia tienen una cultura lectora que permite estas "anomalías".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, a mí también la primera vez que lo leí me caló más esa soledad que caracteriza a los principales personajes. Cuando se cubren con una coraza que los hace ver diferentes a como realmente son, a mí me pareció una manifestación de soledad, de no encajar en el ambiente en que se mueven.
      Esta segunda vez también percibí ese aspecto pero me llamó más la atención cómo se valora el discurrir del tiempo y la crítica a los que pasan por la vida siempre con prisas pero sin darse cuenta de lo que hacen y de lo que realmente es importante.
      Creo que cada lector es un mundo, y además cada uno somos también muy diferentes según en qué momento nos encontremos, de ahí las distintas percepciones de una misma lectura.
      Si vuelves a leer el libro ya me contarás. Desde luego este "best-seller" se sale de la norma.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. No estoy seguro si la novela me atrae por lo que cuenta la historia sobre este trío peculiar o es tu excelente reseña sobre el libro. De los tres, me atrajo el personaje del japonés.
    Voy a ver que dice Chelo de la peli.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kakuro Ozu aparece mediada la narración pero con su serenidad y su peculiar forma de afrontar la vida tiene mucha influencia en la portera y la niña. Son tres personajes que se sienten atraídos por tener en común una sensibilidad no habitual, al menos en las demás personas que las rodean.
      Un saludo.

      Eliminar
  15. Acabo de leer la sinopsis cinematográfica que nos ha compartido Chelo con un gran despliegue de información donde ya vengo algo preparada para profundizar aún más gracias a tu estupenda reseña del libro, que ya habías leído, pero que gracias a ese regalo de otra amiga, lo has podido releer y nos aconsejas su lectura. Me parece una gran filosofía la de estas dos almas gemelas: Paloma y Renée, que junto a su vecino Kamuro Ozu, desde luego que completan un exquisito trío de pensadores. Te agradezco, Kirke, que hayas anotado esas citas y frases llenas de sabiduría, como esta:
    "Yo en cambio hace tiempo que aprendí que la vida se pasa volando, mirando a los adultos a mi alrededor, tan apresurados siempre, tan agobiados porque se les va a cumplir el plazo, tan ávidos del ahora para no pensar en el mañana. Pero si se teme el mañana es porque no se sabe construir el presente, y cuando no se sabe construir el presente, uno se dice a sí mismo que podrá hacerlo mañana y entonces ya está perdido porque el mañana siempre termina por convertirse en hoy."
    Me gustó mucho leerte y conocer algo más sobre este libro. Gracias por compartirlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo suelo leer mucho en el transporte público pero esta novela la leí en casa. Tiene tantas y tan profundas reflexiones que se necesita tranquilidad (y un bloc de notas) para captar todo el mensaje que va implícito en la historia.
      Me alegra mucho que te haya gustado, Estrella.
      Un beso grande.

      Eliminar
  16. Muy interesante el libro y estupendamente bien reseñado con esas frases que llegan delicadamente al alma y te hacen reflexionar. La historia es atípica, con tres personajes peculiares, cada uno a su manera, pero que se unen en un hilo conductor, el de la gente que por dentro tiene mucho que decir y aparentemente no suscita lo que su interior expresa. La niña, tan inteligente y reflexiva, tan madura para su edad, Renée, con esa enigmatica esencia interior cultivada, y Kakuro Ozu, un hombre sabio que sabe mirar en el interior de las personas, más allá de lo aparente.
    Un gran trabajo. Vengo de leer la reseña cinematográfica de Chelo y me ha quedado gratamente satisfecha por la labor conjunta. Leeré el libro cuando disponga de tiempo en vacaciones. Y la peli la veré.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tres personajes conforman un grupo interesante donde cada uno aporta su especial forma de ser y al mismo tiempo se siente confortado por los otros dos. La autora ha ideado tres personalidades de lo más atrayentes.
      La colaboración con Chelo en esta sección es una de las tareas más gratificantes que he tenido (que tengo) en el blog.
      Un beso, Marisa.

      Eliminar
  17. Excelente, me encanto, bastante reflexivo,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que invita a la reflexión.
      Un saludo.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores