25 de mayo de 2016

Océanos de tiempo

   Augusto de la Orden es un joven psiquiatra que llega a Madrid en el año 1892. Uno de sus primeros pacientes es otro médico, el doctor Décimus Lenoir, acusado de matar a su propio hijo.

  En un intento de comprender qué puede llevar a un padre a comportarse así, Augusto, a través de cartas, diarios y recortes de periódico encontrados en la casa del asesino averiguará qué ocurrió realmente. Así nos retrotraemos siete años atrás, cuando sucedió el terrible asesinato.

   En 1885 se desata en Madrid una epidemia de cólera, la enfermedad se extiende de manera alarmante causando gran número de muertos. Pero a la vez se suceden varios hechos luctuosos relacionados con niños: secuestros, agresiones y muertes ocasionadas por otra dolencia de origen muy diferente al de la epidemia. 

  Décimus Lenoir como especialista en enfermedades tropicales decide investigar y como hombre de ciencia que es no puede comprender algunas evidencias que revelan un origen extraño en la causa de la muerte de esos niños.

   Durante sus investigaciones se topa con dos individuos a cual más peculiar: el padre Riesco, un sacerdote apartado de su parroquia por su comportamiento poco ortodoxo y Reinaldo Urdiales, un criollo venezolano que posee cualidades extraordinarias para determinado tipo de caza.

   Décimus impotente para comprender qué está ocurriendo y viendo a su propia familia en peligro decide aliarse con tan extraños personajes pues hay cosas que la ciencia no puede explicar.

   En perfecta simbiosis, Lenoir, Riesco y Urdiales se enfrentan a un mal que no tiene explicación, al menos una explicación razonable. Un mal que destruye el cuerpo y también el espíritu, un mal que sigue actuando más allá de la muerte. Ciencia y saber ancestral van de la mano para acabar con un poder maléfico que ataca sin piedad. 

   Con la genialidad que caracteriza a Tristante, este escritor nos sumerge en un mundo oscuro. Nos pasea, con fantástica pericia, por los mitos más arraigados en la superstición popular. Crea una atmósfera tenebrosa donde se presiente una amenaza, un peligro que proviene de seres aparentemente inofensivos -lo que los convierte en mucho más peligrosos-, seres que atravesando océanos de tiempo siembran muerte y dolor.

   Cuando pienso en un escenario de terror y misterio no sé por qué siempre me sitúo en el Londres victoriano, con sus calles oscuras y cubiertas por la niebla. Jerónimo Tristante me ha demostrado que no hace falta viajar tan lejos.

  Si se sabe contar bien una historia de miedo, las calles de Madrid pueden ser el decorado perfecto. No hace falta irse a un callejón oscuro de Whitechapel, en la calle Huertas también puede residir el mal. Si uno quiere imaginarse una escena escalofriante con muertos que se levantan de sus tumbas tampoco es necesario situarse en el cementerio de Highgate, el de la Almudena es perfectamente válido.

Mausoleo del Cementerio de la Almudena (Madrid)


   Porque si se quieren vampiros no es necesario irse a Transilvania, en el madrileño Barrio de las Letras también los hay. Y si se quiere acabar con ellos no hace falta llamar a Van Helsing, el trío Riesco-Lenoir-Urdiales se las apaña muy bien dando matarile a tan nefastos seres.

   Una novela que utiliza todos los tópicos ya conocidos del género "vampírico" y no por eso deja de ser entretenida y hasta asombrosa, pues el final, además de tener un ritmo trepidante, viene con sorpresa incluida. El que la acción se desarrolle en escenarios conocidos ha sido un aliciente más para que haya disfrutado mucho con su lectura.

   He leído por la red que este es el primer libro de una trilogía llamada "Los diarios secretos del doctor Lenoir". Al día de hoy sólo se ha publicado esta primera novela de la trilogía, dado que se editó en 2013 no sé si el autor ha cambiado de idea. Espero que no, porque desde hoy soy una seguidora incondicional de Lenoir y sus fascinantes compañeros, Riesco y Urdiales. Yo estoy dispuesta a viajar con ellos por los océanos del tiempo.


Kirke  





   

24 comentarios:

  1. Ya habìa dicho yo que no leerìa màs sagas pero ahora me has picado con esta reseña, muy buena por cierto. Ese gènero gòtico y vampìrico a mì me ha gustado mucho en clàsicos asì que me gustarìa darle una probadita a lo contemporàneo.

    El nombre del libro me suena perono lo termino de ubicar.

    Saludos Kirke.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta novela recurre a todos los tópicos del género, por ese lado no tiene nada de original. Pero los escenarios no son los típicos, se desarrolla en Madrid, y en eso sí me pareció original.
      Además está muy bien escrita.
      Un beso, Arethusa.

      Eliminar
  2. Hola!!!!! Lo explicas también que apetece mucho leerla, y los escenarios conocidos siempre son un plus, como bien dices el caso es que esté bien narrado, lo demás son añadidos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lectura entretenida, con un ritmo bueno y con personajes bien definidos. Una buena novela para pasar un buen rato. Nada más, y nada menos.
      Un besote.

      Eliminar
  3. Nunca me han gustado mucho las historias de vampiros. A día de hoy, aún no he leído Drácula y las películas sobre el personaje no me entusiasman (salvo el Nosferatu de Murnau que es adorable). Pero esta novela parece que va más allá de las historias del género. Me has dejado con mucha intriga y tus descripciones de Madrid como escenario de episodios truculentos me parece genial. Nada que envidiar el Barrio de las Letras o la calle Huertas (de la que tengo una anécdota que algún día contaré) a Whitechapel, por supuesto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas que yo soy muy aficionada a los vampiros, he leído algo pero no demasiado. Es un género fantástico ideal para evadirse. También es cierto que se ha abusado demasiado del tema y algunos libros han desvariado por querer innovar (estoy pensando en la saga de Crepúsculo).
      Drácula de Stoker es la mejor, esa sí que está muy bien escrita.
      Ya me contarás la anécdota de Huertas tomándonos el vermouth de grifo que te prometí ya que el bar al que te pienso llevar está situado en esa calle ;)
      Besos.

      Eliminar
  4. No soy amante de los vampiros, mucho menos ahora que en lugar de morder cuellos los chupan. Pero esta tiene un escenario muy atractivo y una historia que merece la pena darle una oportunidad. Y me encanta la portada, cosa que siempre suma.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te sirve de aliciente, los vampiros de esta novela no sólo muerden en el cuello, también lo hacen en otras partes del cuerpo, lo que no sé es si chupan o sorben para llevarse la sangre, el autor no entra en detalles a ese respecto ;)
      La portada es un fiel reflejo de la atmósfera de miedo que tan bien describe el escritor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Kirke, no es mi género el de los vampiros, aunque parezca la novela tan apasionante como tú la describes, pero me gusta saber que en España se escriben novelas de ese tipo, y que se hacen bien; y, pese a que a mí no me gusta seguro que hay alguien en mi familia que le encantará. Muchas gracias por esta buena reseña. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me ha gustado comprobar que hay autores españoles que saben escribir bien este género y que lo ubican en lugares conocidos por todos.
      Sin ser una obra de excepcional calidad la novela es entretenida, la temática se presta al divertimento y ha conseguido lo que yo busco muchas veces al leer: evasión.
      Gracias por tu paso por aquí.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Me pasa como a algunos de los compañeros anteriores, que no me gustan las historias e vampiros.
    Empecé a leer tu reseña con sumo interés. Los escenarios, la temática etc... pero cuando has dejado caer lo el personaje criollo especialista en la caza de ese tipo de seres, y ha salido a colación la palabra vampiro, se me han enfriado las ganas.
    Me has tentado, pero si la llego a leer será en un momento de despiste.je,je.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente si el género no te gusta la novela no te resultaría atractiva.
      No es un género que me atraiga especialmente pero que se desarrollara en Madrid me animó a leer esta novela y no me arrepiento, me entretuve mucho y el Van Helsing a la venezolana tiene su punto jajaja.
      Besos

      Eliminar
  7. La reseña muy buena, como las que escribes, pero no es el tipo de novela que me atraiga. Creo que es un tipo de narración que "vende" y por eso se produce tanto, lo cuál no garantiza calidad. Gracias por publicar, me agrada leer tus reseñas. Buen miércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta novela no creo que reciba ningún premio de ningún certamen famoso (aunque es mucho más divertida que algunas premiadas y/o finalistas en esos certámenes) pero cumple la misión de entretener.
      En ciertos momentos, especialmente cuando estoy estresada, la evasión que puede proporcionar la lectura es el mejor relajante, y esta novela ha sido eso para mí, una buena escapatoria a los agobios de la rutina diaria. Ya sólo por eso me ha parecido buena.
      Un beso y feliz jueves.

      Eliminar
  8. Leí este libro hace casi tres años, fue mi estreno con este autor y lo cierto es que me pareció demasiado previsible, una historia mas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta novela tiene todos los tópicos del género y por eso es totalmente previsible, en eso estoy de acuerdo contigo. Pero me pareció bien ambientada, soy madrileña y frecuento los lugares donde se desarrolla la acción por eso me sentí como en casa cuando se hablaba de seres fantásticos.
      No sé si has leído más de Tristante, yo te recomendaría '1969', ahí cambia totalmente de registro.
      Un beso, Marina.

      Eliminar
  9. Aunque me seduce la ambientación (muy bueno el paralelismo Londres-Madrid) y los personajes, no leo demasiadas novelas de este género, del que todavía tengo a grandes clásicos pendientes, así que lo dejo pasar esta vez.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que los vampiros no tienen muchos amigos por estos lares.
      Como he comentado anteriormente no es mi género favorito pero algo sí he leido y, como todo género fantástico, es ideal para desconectar.
      Si entre tus clásicos pendientes está Stoker no dejes de leerlo y además te añado otro que no es tan clásico pero que, dentro de lo poco que yo he leído de vampiros, es de lo mejor: "Déjame entrar" de John Ajvide Lindqvist, un escritor sueco.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola! No conocía el libro pero tiene una pinta excelente y viendo lo mucho que te ha gustado no lo descarto! Excelente reseña como siempre.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te decides a leerlo espero que te lo pases tan bien como yo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Uy, este tipo de género me engancha. Y tal como lo has descrito ya estoy ansioso por leerlo. Me lo acabo de comprar en Amazon, en formato electrónico.
    Gracias por tu excelente crónica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No esperes mucha originalidad en cuanto a vampiros se refiere pero creo que la ambientación te parecerá que está bien hecha y la forma de narrar te será amena. Además el final es trepidante, a mí me encantó.
      Ya me contarás.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Que tú digas que es entretenida y asombrosa, y que además tiene una sorpresa final, para mí va a misa. Lo de que pertenezca a una trilogía ya no me hace tanta gracia, o sí...ya se verá cuando lo haya leído.

    Gracias por tu reseña tan original en cuanto a las comparaciones que has utilizado, me ha encantado.

    Kisses Kirke!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La trilogía me temo que se ha quedado en agua de borrajas porque aún no ha salido el segundo libro y ya hace tres años que se publicó el primero.
      En cualquier caso este libro está terminado y no se necesita una continuación (o quizás sí....)
      Con continuación de esta historia o con otra historia diferente, a mí me hubiera gustado leer más aventuras de los personajes principales porque, si se quiere, dan para una buena tanda de historias entretenidas.
      Un besote grande, compañera.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores