19 de febrero de 2018

"El bosque animado"-Wenceslao Fernández Flórez


Nueva entrega de Alalimón.

"El bosque animado", novela escrita por Wenceslao Fernández Flórez.
"El bosque animado", película dirigida por José Luis Cuerda (Reseña de Chelo, aquí)

San Salvador de Cecebre es una parroquia de Galicia “rugosa, frondosa y amena. Para representar gráficamente su suelo bastaría entrecruzar los dedos de ambas manos, que así se entrecruzan sus montes, todos verdes y de pendientes suaves”.

En San Salvador de Cecebre hay un bosque, o mejor dicho, una fraga. Y este libro es la historia de la fraga de Cecebre. La fraga en lengua gallega es un bosque inculto, entregado a sí mismo, con varias especies de árboles mezclados. Pero para no confundir demasiado al lector poco habituado al idioma gallego hablaré aquí de bosque aunque en realidad, y que quede bien claro, es una fraga.

El bosque suena, se comunica y los árboles se hablan entre sí. Está vivo. Además, sus sonidos son distintos según el estado de ánimo. El bosque no dice las mismas cosas de día, cuando lo transitan los humanos o de noche, cuando la luna le da un halo plateado y embellece todo. El bosque no suena igual si hace sol o si está lloviendo; cuando llueve los goterones hacen ruido de pisadas y parece que el bosque camina lleno de gente en marcha.


Cuando la lluvia visita el bosque se esconde en los sembrados esponjosos y bajo la hierba de los prados, engorda a las plantas, ensancha los musgos, convierte el polvo de los caminos en barro y las corredoiras en cauces.

El bosque cambia como cambian las estaciones. Se engalana cuando el invierno llega y a través del suave terciopelo del musgo, entre el crujir de los líquenes, aparecen por el suelo setas multicolores: “Esos enanitos de gorros de colores que son los hongos y que tienen sangre de agua, porque son hijos de la lluvia”.

En el bosque no solo están los árboles, también lo habitan otros seres que le dan vida. El topo Furacroyos, de color gris invierno busca a su esposa perdida y vive en su retiro subterráneo donde también habitan los seres mágicos que fueron desplazados por la incredulidad de los hombres; la mosca Hu-hu, al frente del pueblo pardo ha encontrado la igualdad social y junto a sus congéneres es feliz aunque, en su uniformidad, las moscas no se escuchan unas a otras porque todas piensan lo mismo; el murciélago Abrenoite se reparte los crepúsculos con el gallo. 

Entre los animales del bosque hay solidaridad, el pueblo pardo incluso realiza actos terroristas como desagravio a los ataques que sufren (se introducen en los oídos de los hombres, en su comida, en su bebida, y molestan hasta volverlos locos). Los habitantes del bosque cuando se saludan no se desean un buen día o una buena noche, se dicen: “¡Que el hombre te ignore!”

Y también están los hombres. 

Marica de Fame vive míseramente con sus hijos Fuco y Pilara, es tan pobre que no tiene más tierra que la que le hayan de dar al morir en el cementerio. Geraldo habita en lo alto de un castro, trabajó como ballenero pero volvió a Cecebre porque era un hombre de tierra, tenía alma de labrador y en el mar no era feliz. Las hermanas Roade llegaron de la ciudad porque la humedad de la costa las enfermaba y aunque la noche del bosque es más oscura que en la capital, su salud ha mejorado sensiblemente. La familia D’Abondo, propietaria de las tierras de la comarca, vive rodeada de comodidad y calor en el pazo. Moucha, la bruja, tiene el libro de San Ciprián con todos los conjuros necesarios para curar a los ameigados. El señor de la tesis, un hombre de Madrid que se dedica a estudios científicos, recala en Cecebre en busca de tranquilidad para poder escribir -no sé muy bien por qué, pero sentí cierta afinidad con este personaje-.


De todos los hombres, el único que se atreve a vivir en el bosque es Xan de Malvís, o como él prefiere que le llamen, Fendetestas. El único habitante humano del bosque abandonó sus tareas de jornalero para “emprender la higiénica vida del ladrón de caminos” porque la vida de bandido puede ser dura pero lo es más arar. No le importa vivir en el bosque pero tiene un grave inconveniente: no hay tabaco y a él le gusta mucho fumar. Asalta a los caminantes que se adentran en la fraga al grito de “¡Alto, me caso en Soria, la bolsa o la vida!”. En cada uno de sus atracos espera anhelante que su víctima sea un cura pues su sueño es robar algún día a uno. Un ladrón sumamente peculiar.

En el bosque también hay espíritus. La Santa Compaña se pasea por allí de vez en cuando, para susto de quienes creen verla de lejos. Nadie quiere tomar el testigo del penitente que encabeza la fila de ánimas por lo que todos vuelven la cara evitando mirar tan fantasmal comitiva. Este desfile solo se puede dar en lugares como la fraga, "en las tierras llanas la gente es más seca y carece de fantasía".


Pero no todos los fantasmas procesionan en grupo, algunos van por libre y en solitario. Ese es el caso de Fiz Cotovelo que no cumplió su promesa de acudir a San Andrés de Teixido (allí va muerto quien no fue vivo) y anda penando desconsolado para disgusto de Fendetestas que ve mermada su clientela desde que en el pueblo se corrió la voz de que un espíritu deambula por el bosque. 

Todo este variopinto elenco de personajes se pasean por el bosque y por las páginas de este libro entrañable. Como si de un cuento mágico se tratara, Fernández Flórez nos relata la vida de los habitantes, habituales u ocasionales, de la fraga de Cecebre.

Con un lenguaje poético y evocador, con ciertos tintes de realismo mágico, la prosa maravillosa de esta novela nos sumerge en un bosque encantado. Un bosque donde se encuentra la Vida, así con mayúscula, y también, como no, la Muerte porque la una no es posible sin la otra.

La lectura de este libro es un paseo por un bosque entrañable, lleno de humor, de ternura, de tristeza y de acentos cadenciosos que, personalmente, me trasladan a épocas muy bonitas de mi niñez. Un paseo que recomiendo encarecidamente a todos.

Al igual que todo gallego ha de ir alguna vez en la vida a San Andrés de Teixido, todo buen lector español ha de leer una vez al menos “El bosque animado”. Un canto precioso a la vida.











28 comentarios:

  1. Cuánta poesía hay en tus letras, querida amiga. Como se te nota que te vas "curtiendo" como escritora, pues esa introducción es un buen ejemplo de ello.
    Veo que hay mucha similitud entre el libro y la película, pues los personajes son los que son, y hacen lo que hacen, tanto en la novela como en el cine. Así que lo de encontrar en este caso las diferencias creo que sería harto difícil.

    Por lo demás, me encanta esa frase final con la que terminas, que unida a esa bella introducción hace que tu reseña sea de lujo.

    Sobra decir lo de siempre: ¡Qué gran placer trabajar contigo, codo con codo (virtualmente hablando)! Ya estoy deseando saber cuál será nuestra próxima entrega.

    Un besazo enorme, compañera. Esta vez el paseo que me sugeriste por ese bosque fue de lo más animado y ameno ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la única diferencia con la película estriba en los personajes no humanos. El topo, las moscas, el murciélago y otros animales tienen sus propias historias en la novela. Por lo demás, parece que la película es fiel al libro.
      Si me he puesto poética ha sido porque el libro es pura poesía y se ve que me influyó.
      Tengo que volver a ver la película porque ese elenco de estupendos actores es de lujo; no se me ocurre a nadie mejor para encarnar al tierno Fendestestas que a Alfredo Landa.
      A mí también me ha gustado pasear juntas por este bosque con tanta animación. Una vez más, la conexión entre tú y yo ha sido estupenda y el paseo una delicia.
      Además, me vuelve a pasar siempre lo mismo, que nada más terminar una de estas reseñas conjuntas ya estoy pensando cuál será el próximo Alalimón, ja, ja, ja.
      Un besote, compañera del alma.

      Eliminar
  2. Preciosa prosa para contarnos lo que encierra ese bosque animado. Como no he visto la película y tampoco he leído el libro, pues me han quedado unas ganas de leer el libro y ver la película. En cuanto tenga ocasión lo haré. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tanto el libro como la película te gustarán mucho. Yo vi la película hace años y recuerdo que fue muy divertida. El libro también lo había leído hace tiempo, y en esta segunda lectura he disfrutado muchísimo otra vez.
      Un beso, Mamen.

      Eliminar
  3. Maravillosa semblanza de un libro ¡¡¡que no he leído!!! He visto la película como tes veces (creo que José Luis Cuerda merece pasar a la historia del cine solo por "Amanece que no es poco" y "El bosque animado"), pero nunca me he animado con el libro.
    Yo tengo un amigo que trabaja en la fraga do Eume que es Parque Natural y la he visitado con él, osea que lo de fraga no me pilla de nuevas.
    No sé si leeré el libro igual vuelvo a ver la peli porque el ánima interpretada por Miguel Rellán y Fendetestas con Alfredo Landa son personajes inolvidables.
    Voy a leer a Chelo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro es una delicia, Rosa, es pura poesía y un canto a la belleza que la Naturaleza nos regala. Las descripciones del invierno, del verano, de la lluvia, son una preciosidad.
      Está lleno de sentencias poéticas y con cierto halo mágico que envuelve al lector en un ambiente aislado y reflexivo.
      Como eres bióloga entiendo que sabes perfectamente lo que es una fraga, así que te imaginarás mucho mejor la fauna y la flora que por allí se encuentra.
      Un besote, guapa.

      Eliminar
  4. Me encanta este alalimón y justo acabo de visitar la reseña de Chelo. La verdad es que desconocía el libro, la película la he visto un par de veces y solo por los monstruos de actores que aparecen merece la pena verla veinte veces más. Desde luego el libro hay que leerlo solo viendo la hermosa reseña que te ha inspirado. Un fuerte abrazo y otro a Chelo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le comento a Rosa, el libro es poesía en estado puro, pero poesía de la que se entiende (soy una zote para ese género). Es poesía en prosa y un canto a la Naturaleza y a la vida. Tengo todo el libro subrayado con las frases que me gustaron, y apenas se ven huecos limpios de marcador, no te digo más.
      Un abrazo fuerte, David.

      Eliminar
  5. No sabéis lo que me gusta esta sección. Vengo de decirle a Chelo que la adaptación cinematográfica no la he visto y sin duda leería la novela si tuviera tiempo para hacerlo. Preciosa reseña, Paloma. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro es muy bonito, muy tierno y con golpes de humor, de ese humor socarrón típico de los gallegos. A mí me gustó mucho. Ojalá encuentres tiempo para disfrutar de esta maravillosa novela.
      Un besote.

      Eliminar
  6. Que bien escribes Paloma, es un gusto pasear por este suave mar de letras, convertido hoy por un día en un bosque entrañable como lo has llamado. Me gustaría leer de verdad este libro. La película me pareció una maravilla con un excepcional Alfredo Landa, bajo las ordenes de un cineasta tan genial como es José Luis Cuerda. Gracias por vuestras semblanzas.
    Muy feliz semana, y gracias por un trabajo tan esmerado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que si la reseña me salió bonita fue porque me impregné de la belleza que el libro destila.
      Como si fuera un cuento, el autor nos relata la vida de todo lo que se encuentra en un bosque y lo hace como lo que son esos elementos, seres vivos, con entidad propia y con sentimientos.
      Los humanos son simples añadidos que se relacionan con el bosque de manera ocasional y dan el punto humorístico casi siempre.
      Como vi la película hace años no pude evitar poner la cara y la voz de Landa al ladrón Fendetestas, y la verdad es que no se me ocurre a nadie mejor para encarnar a ese peculiar salteador de caminos.
      Muchas gracias por tu generosa valoración.
      Un besote, Miguel.

      Eliminar
  7. Uno de los clásicos de nuestra lengua que por un motivo u otro no he llegado a leer. Bueno, leí un extracto en una antología de cuentos. Lo recuerdo, en él un grupo de árboles interrogaba a un poste de la luz, muy redicho él, jaja. Pues eso, a ver si puedo cogerlo por banda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro está dividido en capítulos independientes (en realidad se llaman "estancias"), cada uno es un relato pero los personajes se repiten y aparecen en diferentes historias completando una novela al fin y al cabo.
      Lo que cuentas del poste (es de teléfono, no de luz) aparece en el primer relato, o estancia, y es una fábula en sí mismo. Los árboles se confunden creyendo que el poste es otro compañero algo "estirado" y la situación es bastante cómica aunque al final lleva su moraleja.
      Puedes leer el libro a ratos como historias aisladas aunque, como ya he reseñado, en conjunto formen una novela. El último relato (estancia) es puro surrealismo mágico y lleno de ternura.
      En fin, que te lo recomiendo encarecidamente. Te gustará.
      Un beso, Gerardo.

      Eliminar
  8. Una reseña absolutamente preciosa, Paloma. Dan ganas de ponerse a leer el libro inmediatamente después de terminarla. Fíjate, acabo de leer la reseña "melliza" de Chelo y pensaba ver la peli en cuanto tuviera ocasión. Ahora casi prefiero leer primero el libro para que todas las sensaciones que me transmita sean "vírgenes". Tengo la sensación de que la historia es importante, pero también la forma maravillosa en que está contada y que tú tan bien nos has transmitido. Ha de ser un libro precioso y lo leeré en cuanto termine el que tengo empezado.

    Ha sido un disfrute leer tu reseña, Paloma, ¡muchas gracias!

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los personajes de la película puede que te hagan reír más que en la novela. Las situaciones cómicas (hay bastantes) en la cara y los gestos de esos magníficos actores que las interpretan son mucho más visuales.
      Pero en la novela te encontrarás descripciones llenas de poesía y de mucha ternura. Te dan ganas de acariciar un árbol en cuanto terminas el libro, ja, ja, ja.
      Creo que te gustará mucho esta novela, o recopilación de cuentos. Ya me contarás.
      Un besote, guapa.

      Eliminar
  9. Una reseña de diez. Como le decía a Chelo leí el libro con 12 años por recomendación de mi madre y me atrapó, es genial, y vi la peli con 13, cuando la estrenaron.
    Lo describes todo tan bien que apetece leerlo, qué gozada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo leí el libro por primera vez hace bastante tiempo pero no creo que fuera tan joven como tú. Es una maravilla de novela, o de recopilación de cuentos porque como un cuento lo sentí yo, un cuento mágico.
      No descarto volverlo a leer más adelante, es tan bonita su lectura y sus personajes tan entrañables...
      Un beso grande, Gemma.

      Eliminar
  10. ¡Qué buena reseña! Ahora se me plantea una duda casi existencial: ¿leer el libre o ver la película? O las dos cosas. Pero teniendo en cuenta que la gran mayoría de las veces el libro supera (a veces con creces) a su versión cinematográfica, debería apostar por la lectura. Por otra parte, como tengo una pila de libros esperando a ser leídos, quizá no fuera mala idea intentar ver primero la película (si la encuentro) y, si me gusta mucho, pasar al formato impreso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni libro ni película te defraudarán, Josep Mª. La película es muy fiel al libro pero en este el lenguaje poético y la aparición de personajes no humanos (salen truchas, murciélagos, moscas, árboles que hablan) añaden un plus a la historia.
      Me atrevería a recomendarte que le hicieras a esta novela un hueco en tus lecturas, y por supuesto ver la película que lleva menos tiempo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Después de leer tu preciosa reseña, ahora leeré la de Chelo, que alegría me da ver esta sección, me ha encantado Paloma.
    No he visto la película ni tampoco he leído el libro pero después de leer esta reseña haré ambas cosas, creo que primero me decantaré por leer el libro y después la película, aunque por lo que he leído no desmerece la peli al libro.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente se empieza por el libro y luego se sigue por la película, yo lo suelo hacer así. Creo que te gustarán los dos, son historias entrañables y en la peli, además, el elenco de súper actores que aparecen le dan mucha prestancia.
      Un beso grande, Tere.

      Eliminar
  12. Que conste que yo he ido a San Andrés de Teixidó y además más de una vez, así que si alguien no ha ido y no puede o teme no poder antes de que llegue su hora, me ofrezco a revender alguna de las estancias que me sobran para evitarle reencarnarse en bicho y cumplir necesariamente de esta guisa con la obligada peregrinación. En cualquier caso, creyente o no, recomiendo la visita pues es un pueblo precioso en medio de un paisaje más bonito todavía, y a pocos kilómetros se pueden contemplar los acantilados de Herbeira, dicen que los más altos de la Europa continental junto con algunos Noruegos.
    Dicho esto, te ha quedado una reseña preciosa y muy poética de un libro que parece beber de las entrañas mismas de esa Galicia profunda y ancestral llena de miedos atávicos a la muerte y todo lo que la rodea. Desde luego dan ganas de leerse el libro. Un abrazo Paloma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo me pido una de tus viajes a San Andrés de Teixido porque de momento no lo conozco. Más que nada porque no quiero cargar a mi familia con el compromiso de llevarme en espíritu hasta allí luego, aunque como solo soy medio gallega lo mismo yo no tengo esa obligación, no sé. De todas formas tengo pendiente una visita a ese lugar para ver los acantilados que mencionas.
      El libro es una maravilla y cuando leía los diálogos lo hacía oyendo el acento tan entrañable de aquellas tierras por lo que sentía muy cercana la historia.
      Un abrazo, Jorge.

      Eliminar
  13. Me ha encantado Paloma, felicidades. Le decía a Chelo que después de leer su reseña me habían entrado ganas de ver de nuevo la película y leer el libro pero ahora después de leer esta espléndida reseña, lo tengo aún más claro, no puedo dejar de pasar el libro. Vaya preciosidad.
    Felicidades de verdad, me ha encantado la pasión que hay en esta reseña que se contagia.
    Me gusta mucho esta sección y lo bien que compagináis Chelo y tú. Aplausos a las dos de corazón.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro es estupendo, pura poesía y lleno de humor, y ternura, y de muchas cosas más. Es difícil catalogarlo como es difícil decir que tiene un argumento concreto.
      En cuanto a la colaboración con Chelo ¡qué te puedo decir! pues que es una maravilla, nos lo pasamos francamente bien, preparando la entrada (cada una a la suya sin desvelar nada para no influir en la otra) y comentándonos entre nosotras cómo vamos para publicar a la vez (esto es lo más divertido y fuente inagotable de anécdotas).
      Gracias por esos aplausos.
      Un beso grande, Conxita.

      Eliminar
  14. Qué sección más bien ideada tenéis las dos! Y con qué palabras más bonitas has reseñado el libro. La verdad es que no he leído el libro ni he visto la película, pero ahora me han entrado muchas ganas de hacer las dos cosas. Y eso que tengo una lista enorme de lecturas pendientes, pero creo que me va a encantar, así que apuntado queda.
    Un besote guapa!! Feliz domingo :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es complicado añadir un libro más a esa lista interminable de libros por leer, pero te animo a que le hagas un sitio a este, María, estoy segura de que te gustará. Es un cuento precioso con mucha ternura.
      Un beso grande.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores