15 de diciembre de 2015

En el corazón del mar


   Me gustan mucho los libros de aventuras, me resultan muy divertidos y son los que mejor consiguen que desconecte de la realidad. De todos estos los que se desarrollan en el mar suelen ser mis preferidos. Barcos que van a lugares lejanos afrontando peligros sin cuento, tempestades con olas gigantescas o calmas chicha que dejan el navío inmóvil en la inmensidad del océano, son elementos que me fascinan. Si a todo esto le añadimos la caza de ballenas -unos seres que desde pequeña me encantan- la diversión para mí está más que garantizada.

  Hace unas semanas me enteré del estreno de una película, El corazón del mar, sobre la aventura del Essex, un barco ballenero que naufragó a causa del ataque de un cachalote. Herman Melville se basó en este hecho real para escribir su famoso Moby Dick (todo un referente en cuanto a lectura de aventuras y que yo admiro con devoción). A su vez la película está basada en el libro que reseño en esta entrada.

  En febrero de 1821 zarpa de la isla de Nantucket (Massachusetts) el ballenero Essex, un barco ya viejo y algo deteriorado, con una tripulación inexperta y mal equipada. Cuando están en aguas del Pacífico sufren el ataque de un cachalote. Ataque que todos los tripulantes califican de "deliberado" y con muy mala intención. Tan mala que hunde el barco y la tripulación se pone a salvo en las barcas llamadas balleneras y que se utilizan para la caza de los cetáceos. En tres de esas endebles embarcaciones la tripulación del ballenero afrontará la travesía de miles de millas para llegar a tierra. No sólo en la debilidad de las barcas reside el peligro, además la falta de agua y de alimentos pondrán en riesgo sus vidas. El canibalismo aparecerá como una consecuencia de tan terrible situación.


    Así que la idea de leer sobre un ballenero, un cachalote "asesino" y la travesía por el océano de tres barcas afrontando innumerables peligros donde el hambre y el instinto de supervivencia ponen a prueba a hombres curtidos en la mar me pareció una diversión segura. 

   No podía podía estar más equivocada. 

   Nathaniel Philbrick se ha dedicado a resumir las crónicas escritas por dos de los protagonistas de la aventura del Essex. Uno fue Owen Chase, el primer oficial del barco y el otro el grumete Thomas Nickerson, que dictó su experiencia muchos años después del naufragio. Además añade fragmentos de otros escritos procedentes de marineros y capitanes de barco que sufrieron situaciones muy parecidas.

    Pero el libro no sólo cuenta la aventura del Essex y su tripulación sino que previamente se nos hace un repaso más que detallado de la forma de vida en la isla de Nantucket, un puerto ballenero muy importante en la primera mitad del siglo XIX ya que el aceite que aporta la ballena es de excepcional calidad y un producto esencial en la iniciada era industrial: ilumina las calles y lubrica las máquinas de las fábricas. Nantucket es además un feudo cuáquero, aspecto muy importante a juicio del escritor para fundamentar las posteriores actitudes de algunos tripulantes del Essex. 


    Se explica también, con multitud de detalles, cómo se extrae la grasa de las ballenas y cómo se procesan y almacenan todos los productos derivados de estos animales (ámbar gris de los intestinos, espermaceti de la cabeza, etc, etc). Es francamente instructivo sobre todo si el lector tiene la intención de dedicarse en un futuro a la profesión de ballenero. 

   También se nos "ameniza" la lectura con informaciones que supongo son complementos de la trama, por ejemplo: efectos fisiológicos de la inanición y sus consecuencias en la psique de quien la padece, estudios sobre víctimas de campos de concentración y sus deseos de supervivencia, fauna y flora marina del océano Pacífico en función de las corrientes y la temperatura del agua, incidencia de las creencias religiosas (las cristianas en general y las cuáqueras en particular) en el comportamiento humano cuando pasa hambre y sed. 

    Muy didáctico todo y soporífero también.

   La forma de contarlo es muy fiel a los escritos en los que se basa -el texto está lleno de citas exactas entrecomilladas- y esto le resta pasión. Las aventuras que viven los supervivientes del Essex se hacen monótonas y francamente tediosas por la frialdad con la que el autor las expone. 

   Mientras los tripulantes del Essex morían de hambre y sed yo lo hice de aburrimiento. En esta ocasión si quería aventuras en el mar con ballenas asesinas debería haber ido a lo seguro y volver a leer Moby Dick. 

Kirke  


24 comentarios:

  1. Di que sí Kirke, a veces lo mejor es ir a lo seguro y confiar en los clásicos de toda la vida que no nos defraudarán. Sin embargo, te has explicado muy bien en esta detallada reseña. Yo por si acaso, seguiré tu criterio en el cual confío y no me aventuraré a leer el libro. Si bien cuenta cosas didácticas y da mucha información, no creo que sea la mejor opción para disfrutar de aventuras y menos durante estas fiestas navideñas. En cambio, me ha gustado mucho la reseña.
    Un besito y felices fiestas, linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la película puede ser la mejor alternativa. Aún no la he visto pero me imagino que no explicará con tanto detalle los aspectos más técnicos, al menos eso espero.
      El libro es un tostón.
      Gracias por tus palabras y un beso también para ti.

      Eliminar
  2. Ufffff, un libro que no ha resultado ser lo que se esperaba. Lo descarto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una lectura completamente prescindible. Ya sabes, si quieres un libro que hable de ballenas y balleneros lee Moby Dick y no pierdas el tiempo con este.
      Un besote.

      Eliminar
  3. Jajajaja. Me río, perdóname por una parte de tu respuesta a Marisa: "El libro es un tostón" Ahí se aprecia claramente el resumen del libro en su totalidad. Me gusta esa sinceridad sin pliegues que muestras. Y yo te apoyo en la síntesis: Si algo no gusta, aunque esté perfectamente escrito, pues se dice y punto.
    Me revientan las críticas que endulzan con mieles, escritos que no valen para lo que están concebidos: El entretenimiento, en este tu caso ha sido más bien la parte pedagógica la que ha primado.
    Me has convencido al 100% de no leerlo. Me has librado de una buena, pues le tenía echado el ojo.¡Pufffff!
    Besos y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a ver, el libro como crónica de los hechos que ocurrieron tras el hundimiento del barco es muy bueno. La culpa fue mía por creer, erróneamente, que el describir la odisea de los marineros tras el naufragio sería entretenido pero si el autor se constriñe a relatar los hechos según los datos reflejados en la documentación existente la aventura queda aparcada para ser sustituida por un documento periodístico.
      También es verdad que expresiones como "una de las crónicas más trágica y emocionante de la historia marítima" que aparecen en la sinopsis pues no ayudan a hacerse una idea real del libro, a mi entender inducen a engaño.
      Quería reflejar muy bien todo esto que comento en la reseña para avisar a futuros lectores que, al igual que yo, pensaban encontrar aventura en este libro que desistan porque no es así.
      Un besote.

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho tu reseña. Como bien dice Francisco si no gusta, no gusta y lo mejor es decirlo clarito. Tú lo has dejado diáfano y con un lenguaje muy preciso. A mí esos libros me gustaban mucho hasta los doce o trece años. Después he sido incapaz. "Moby Dick" no la he leído y, casualmente, ayer tuve tertulia literaria y un compañero, muy forofo de esa novela, decía que este verano intentó releerla y fue incapaz.
    Me atrae de lo que cuentas, lo de Nantucket pues he leído algunas novelas ambientadas en la isla actualmente y resulta un sitio interesante. También lo de los cuáqueros me causa mucha curiosidad. Pero creo que no me animo.
    Gracias por tan buena reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí siempre me ha gustado el género de aventuras, de adolescente y de mayor. ¿Será que una parte de mí se resiste a madurar? No lo sé, pero disfruto mucho. Pensaba volver a leer Moby Dick para quitarme el mal sabor de boca de este libro pero después de saber lo que le pasó a tu compañero ya no sé qué hacer. A ver si me pasa lo mismo...casi que prefiero quedarme con el buen recuerdo de la primera lectura y eso que cuando la leí no era ya una niña.
      La descripción de la sociedad casi matriarcal de Nantucket es interesante si no profundizara en detalles que hacen la lectura algo pesada. Lo de matriarcal es porque al dedicarse la mayoría de los hombres a la pesca vivían la mayor parte del tiempo embarcados y eran las mujeres las que se encargaban de los negocios y de la economía de la isla.
      Repito, el libro tomado como crónica tiene su punto de interés, como libro de aventura no lo tiene porque la aventura brilla por su ausencia.

      Eliminar
  5. Opino como tú, puede que la película sea mejor opción porque no creo que se vayan a recrear demasiado en los aspectos técnicos ni que nos enseñen cómo obtener la grasa de ballena ;)
    Moby Dick me encanta, así que si me apetece un libro de este tipo, seguiré tu consejo e iré a lo seguro.
    Me encantan tus reseñas, Kirke. Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso ver la película y supongo que será entretenida, al menos habrá diálogos cosa que el libro no tiene. Además tengo curiosidad por saber cómo se expone el canibalismo que se dio entre la tripulación porque los americanos son muy moralistas con algunos temas.
      Gracias por tus palabras, Chari, al menos vosotros al leer la reseña os habéis divertido más que yo leyendo el libro. Sólo por eso mereció la pena leerlo.
      Un besote.

      Eliminar
  6. Razón tenías al hablarme de ello, aunque tu reseña me ha gustado por tu manera de contarlo.

    Decididamente descartados,tanto libro como película, porque no creo que ésta vaya mucho más allá (hasta las imágenes puede que no resulten muy agradables). Así que, para pena de nuestros queridos seguidores, descartado también Al alimón sobre ellos (qué mandona estoy, ¿no, compi?).

    ¡Ah! y por si faltaba decir algo, no tengo ninguna intención de dedicarme a ballenera ;-)

    Muchas gracias por avisarnos, ¡kisses Kirke!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que este es uno de esos casos donde la película es muchísimo mejor que el libro y eso que aún no la he visto pero tampoco hace falta que sea una obra de arte para que supere al texto; lo tiene fácil.

      No sé si las imágenes serán desagradables, aunque no creo que se recreen en el canibalismo (a mí este es el aspecto que más me impactó, tomando el verbo "impactar" con mucho cuidado porque el libro es soso hasta tocando este tema).
      En algunos foros dicen que los efectos especiales son muy buenos y que la ballena que ataca el barco es espectacular. En el libro tan sólo se molesta en decir las medidas y el peso aproximado del cachalote. Eso sí, hace hincapié en la "mala intención" del animal; que digo yo que las intenciones de los marineros tampoco eran muy buenas desde el punto de vista de la ballena.
      Un beso, compi, y que sepas que puedes mandar todo lo que quieras, que lo haces muy bien ;)

      Eliminar
  7. Desde luego, como dicen más arriba: nada mejor que los clásicos. Lo peor será el chasco que se van a llevar los lectores que se acerquen al libro después de ver la película. Es difícil combinar la aventura con lo didáctico, el libro por lo que cuentas parece más un ensayo desapasionado. Y si detrás de los datos no hay pasión, el lector no se engancha. Supongo que esto es más fácil de decir que hacer.
    Excelente reseña Kirke.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé hasta qué punto una crónica donde el escritor pone pasión se aleja del estilo requerido para este tipo de textos pero el caso es que dado el tema que trataba se podía esperar algo más de emoción.

      Aún así se extiende mucho en algunos temas y en otros, a priori más interesantes, pasa casi de largo. Después de leer como unas diez páginas sobre el despiece de las ballenas, cómo se extrae la grasa, cómo se funde, lo mal que huele y cómo se almacena el aceite en barriles para almacenarlos en las bodegas tenía muchas ganas de leer el ataque del cachalote.
      Cuando aparece la ballena asesina me dije "por fin, un poco de acción". Bueno, pues el esperado ataque consiste en un par de empellones y un coletazo por parte del cachalote que manda el barco a pique y esto se cuenta en menos de una página. Menudo chasco.
      De todas formas creo que parte de la culpa de que no me gustara la tuve yo por hacerme una idea equivocada del libro.
      Un abrazo, Gerardo.

      Eliminar
  8. Me da risa esta reseña, porque ya me habìas emocionado con lo buena que parecìa ser y luego sales con que para nada jajajaja yo disfrutè mucho cuando leì el Viejo y el Mar, es tierna y nostàlgica, asi que comparto esos sentimientos sobre la emociòn de leer sobre el mar y la pesca. Aunque se trataba de un pez y no una ballena, la conexiòn entre el viejo y ese peze que màs que un reto era casi un amigo, a mì me tocò mucho.

    En fin Kirke, como yo no aspiro a pescar ballenas en los pròximos años jajajaja y de hecho en muchos paìses es ilegal por el peligro de extinciòn de las mismas, dejarè pasar este libro y no me lo apunto. Gracias por advertir.

    Me gustarìa leer Mobidick, vì la pelìcula, la màs vieja y me gsutò mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encantan las ballenas y en algunos libros las descripciones de la caza son emocionantes (este de la reseña no) pero eso no quiere decir que apoye el que se esquilme la población de tan majestuosos animales.
      De todas formas, Arethusa, si está prohibida la caza no importa porque dices que vas de exploración científica para estudiar las ballenas y que para hacer eso necesitas matar muchas. Esa es la postura de Japón y le funciona porque sigue cazándolas.
      La peli de Moby Dick también me gustó mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hola! No sabía de la novela, que pena que no te haya convencido. La verdad es que no suelo leer este tipo de libros, pero la película me llama la atención por los actores, así que supongo que si que la veré.

    Muy buena reseña como siempre.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que la película debe de estar bien. Si entre los actores que te llaman la atención está Chris Hemsworth te entiendo perfectamente ;)
      Un beso, Beatriz

      Eliminar
  10. Muy didáctico y soporífero... :D Todo lo contrario que tu entrada, que ha sido muy didáctica, pero nada soporífera.

    Y mira lo que te digo, no tiene que ser nada fácil hablar de la aventura del Essex y ser soporífero, vamos a valorarle eso a Philbrick.

    Me quedo, pues, con el de siempre, Moby Dick

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy he visto en otro blog que ponen al libro por las nubes y además lo califican de "novela emocionante", me he quedado alucinada. Lo de "emocionante" puede pasar porque es muy subjetivo, allá cada uno con lo que le emociona, pero "novela" es un vocablo que no le corresponde.
      Este libro es una crónica basada en unos documentos escritos por dos de los protagonistas del naufragio y punto.
      Moby Dick sí que es una novela y, para mí, también emocionante.
      Un abrazo, Ana.

      Eliminar
  11. El libro será un tostón (gracias por el aviso), pero yo me he tenido que reir con tus pequeñas anotaciones en clave irónica. Nos has ahorrado a todos mucho tiempo si nos hubiéramos decidido a leer el libro, ¿a que sería bonito que pudiéramos devolverte ese tiempo para que tú hicieras con él lo que quisieras? Es una idea que acaba de ocurrírseme, una "majadería" como otra cualquiera P

    No he leído Moby Dick, pero creo que será mi primera elección el día que tenga ganas de aventura en alta mar :))

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo que he perdido leyendo la novela no me lo puede devolver nadie (tu ocurrencia no es una majadería, es una muestra de lo generosa que eres) pero a cambio tengo unos fenomenales comentaristas que al decirme que se han divertido leyendo mi humilde reseña me han emocionado y al menos he sentido que no todo ha sido en vano.
      Cuando leo un libro malo pienso que me hubiera gustado leer antes una reseña que me avisara. Es entonces cuando me digo que si yo puedo contribuir con mi alerta a futuros lectores para que no caigan en mi mismo error ya ha servido para algo.

      Otro libro sobre aventuras en alta mar, aunque no tan famoso como el de Melville, es "El último arpón", además de caza de ballenas también hay una historia de amor muy bonita y hasta piratas y todo.

      Un besote, Julia

      Eliminar
  12. Interesante, cuando supe de la película tuve la intención de verla, el tema me sonó interesante. Pero a medida que iba leyendo comentarios se me fueron quitando las ganas, no se, un octavo o noveno sentido, no estoy seguro. Después supe que estaba basada en un libro, entonces pensé en leerlo, pero las reseñas que encontré eran las de propaganda, y la vida me ha enseñado a desconfiar de solapas y contratapas. Ahora, habiendo encontrado esta entrada, he decidido no leer la novela. Ahora, de hombres abandonados en el mar, se me ocurre que podría releer una novela que leí hace como medio siglo y que apenas recuerdo, "Hombres contra el mar" de Nordhoff y Hall, acerca del capitán Bligh y sus leales.

    ResponderEliminar
  13. Yo acabé viendo la película. Tiene efectos especiales muy buenos pero, como suele ocurrir, se inventa bastantes cosas y el tema de la antropofagia se trata muy someramente (y eso que en el libro tampoco se profundiza demasiado). En cualquier caso es bastante más entretenida que el libro, aunque totalmente prescindible.
    Tomo nota de "Hombres contra el mar", gracias por citarlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores