1 de diciembre de 2015

Jorge Luis Borges


   El poeta/escritor elegido para este mes en Poemas y Cantares es Jorge Luis Borges

   No es que sea muy aficionada a este autor porque, tengo que ser honesta, confieso que no le entiendo. En el instituto tuve que leer El Aleph y lo recuerdo como un auténtico calvario; además estuve a punto de suspender una evaluación porque el trabajo que hice sobre dicho libro fue espantoso. Es decir, que no se encuentra entre mis escritores favoritos. Pero tiene un poema que me parece una declaración de principios en cuanto a la manera de enfrentar la vida y que pondré más adelante.

   Primero unas pinceladas sobre su vida. Seré muy breve porque este escritor tiene una vida extensa y una obra muy prolífica.

   Jorge Luis Borges nació en Buenos Aires en 1899. Aunque en su familia hubo bastantes militares que participaron en la independencia de Argentina, su padre fue profesor y Jorge Luis creció en un ambiente intelectual. Cuando estalla la Primera Guerra Mundial su familia se encuentra en Europa; recorren varios países hasta que se instalan en Ginebra. En 1919 se van a vivir a España. En Madrid conoce a Valle Inclán, Ortega y Gasset, Juan Ramón Jiménez y más escritores de la época. En los años 20 vuelve a Buenos Aires.

   En 1945 llega Perón al poder y Borges se manifiesta contrario al peronismo. Quizás esta oposición es la que le mueve a aplaudir el golpe de estado de la Junta Militar Argentina, aspecto este que le hace un personaje bastante controvertido y, según algunos, el motivo por el que nunca recibió el Premio Nobel. A los 55 años queda ciego a causa de una enfermedad degenerativa que ya afectó con igual resultado a su padre. Este varapalo en su salud no le impidió seguir con su creación literaria. A propósito de su ceguera escribió los siguientes versos:

Nadie rebaje a lágrima o reproche
esta declaración de la maestría
de Dios, que con magnífica ironía
me dio a la vez los libros y la noche

   Falleció con 86 años en Ginebra víctima de un cáncer hepático y un enfisema pulmonar.

   El poema "Instantes" es de esos que uno debe tener siempre a mano para recordar qué es trascendente en nuestra vida y cómo a veces desperdiciamos el tiempo y la energía en cosas que no tienen importancia. 

Si pudiera vivir nuevamente mi vida, 
en la próxima trataría de cometer más errores. 
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más. 
Sería más tonto de lo que he sido, 
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad. 
Sería menos higiénico. 
Correría más riesgos, 
haría más viajes, 
contemplaría más atardeceres, 
subiría más montañas, nadaría más ríos. 
Iría a más lugares adonde nunca he ido, 
comería más helados y menos habas, 
tendría más problemas reales y menos imaginarios. 

Yo fui una de esas personas que vivió sensata 
y prolíficamente cada minuto de su vida; 
claro que tuve momentos de alegría. 
Pero si pudiera volver atrás trataría 
de tener solamente buenos momentos. 

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, 
sólo de momentos; no te pierdas el ahora. 

Yo era uno de esos que nunca 
iban a ninguna parte sin un termómetro, 
una bolsa de agua caliente, 
un paraguas y un paracaídas; 
si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.


Si pudiera volver a vivir 
comenzaría a andar descalzo a principios 
de la primavera 
y seguiría descalzo hasta concluir el otoño. 
Daría más vueltas en calesita, 
contemplaría más amaneceres, 
y jugaría con más niños, 
si tuviera otra vez vida por delante. 

Pero ya ven, tengo 85 años... 
y sé que me estoy muriendo.

Jorge Luis Borges (1899-1986)


    Me gustaría obtener de estos preciosos versos la filosofía por la que regir mi vida. 

   Intentaré relajarme y no ser tan perfecta. Correr más riesgos. Tener más problemas reales y menos imaginarios. Viajar más liviana para no perderme el ahora, que la vida está hecha sólo de momentos. 

   Espero que cuando ponga en práctica todo esto no sea demasiado vieja y me esté muriendo porque entonces ya será tarde.

Kirke  


NOTA: Me comentan que la autoría de este poema es cuestionada y que no fue Borges quien lo escribió. He recurrido a diversas fuentes y las informaciones son contradictorias. En cualquier caso sigo pensando lo mismo sobre las palabras vertidas en esa poesía, sea quien sea quien las escribió.


26 comentarios:

  1. Poco que añadir; yo también quiero pensar como Borges y actuar en consecuencia. Preciosa poema pero triste al final. Parece que nos damos cuenta del verdadero valor de las cosas demasiado tarde. Me pasa constantemente, cuando me obsesiono por banalidades y paso por encima de lo más valioso. Lo importante no es solo estar vivo, sino vivir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa tendencia a exagerar lo banal y dejar pasar lo importante y no disfrutarlo es lo que me llamó siempre de estos versos que por lo que me están comentando en otros foros resulta que no son de Borges (?).
      Este poema lo conozco desde hace tiempo y siempre creí que era de él. Cuando hice el post y al documentarme un poco más sí vi que algunos "expertos" cuestionan su autoría pero otros no.
      Como expreso en la NOTA que he añadido sigo estando de acuerdo con todo lo que ahí se dice.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. No tenía ni idea. Ahora leo que fue traducido y "adaptado" por Borges. Conociendo como se las gastaba el escritor argentino... ¿de verdad no es, al menos una parte de Borges? En todo caso, nada cambia respecto a su mensaje, que ambos compartimos.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Kirke a mí me pasa un poco como a ti. Leí "El Aleph" con trabajo y algunos otros relatos, pero me cuesta mucho entrar en el mundo del escritor. Creo que es otra de mis asignaturas pendientes. El poema, que ya conocía, es precioso y ahora no recuerdo si lo conocía atribuido a Borges o a algún otro autor. Mi memoria!! En todo caso una entrada muy atractiva con un precioso poema y cosas sobre la vida de Borges, alguna de las cuales ignoraba. Tampoco pasa mucho si poema y autor están desconectados.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando inicié esta sección avisé de mi ignorancia en cuanto a poesía se trataba y creo que en esta ocasión lo he demostrado sobradamente.
      Me sé o recuerdo muy pocas poesías y encima alguna de ellas ni siquiera pertenecen a quien yo creía. Pues sí que estoy bien!
      Nunca te acostarás sin saber una cosa más.

      Eliminar
  3. Sea de quien sea el poema, es una maravilla, una filosofía de vida genial y muy recomendable. Me quedo con tres frases: "tomar muy pocas cosas con seriedad", "tener solamente buenos momentos" y, sobre todo, "tener más problemas reales y menos imaginarios". Creo que ceñirse a estas tres bases te lleva a disfrutar más de la vida. Si te das cuenta, parecen sacadas de un manual de psicólogo cognitivo-conductual (excepto por los "debería", claro está).
    Un beso, Kirke, una genial entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viendo los orígenes del poema parece que esa era la intención de quien lo escribiera, que ahora mismo ando un poco confusa con la autoría, porque acabo de leer que una versión se publicó en una revista de Psicología Humanista.
      Voy a tener que cambiar la etiqueta de esta entrada y en lugar de Poemas y Cantares, poner Autoayuda.
      Un beso, Chari, gracias por plasmar tus impresiones.

      Eliminar
  4. Borges no ha sido uno de mis autores reconocidos, creo que no he leído nada de él.¡ De tantos no lo he hecho! que digo como él en este caso:"Si tuviera de nuevo la vida por delante...Leería más"
    ¡En fin! somos limitados, y hay tanto escrito que necesitaríamos cuatro vidas completas al menos, a razón de 85 años y dedicándonos sólo a la lectura.
    Menos mal que tenemos las reseñas blogueras que nos ilustran de forma amena.
    Hoy nos has dejado un poema que sea de su autoría o no, está cuajado de rica filosofía para aprender a vivir.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya he comentado anteriormente este poema, sea de quien sea, tiene un mensaje de actitud ante la vida muy positivo aunque, en principio, pueda parecer algo pesimista pues lo cuenta alguien que ya está al final de su vida y se percata de que no la ha aprovechado.
      Si esos versos se toman como una advertencia para poner remedio a los malos hábitos que podamos tener, el mensaje es alentador.
      Un beso, padrino.

      Eliminar
  5. Os dejo este enlace para que aclaréis un poco la polémica sobre la autoría del poema.
    Pues, aunque como bien dices: subscribo lo dicho en él. Yo al menos quiero dar al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que sea de Él.

    https://es.wikipedia.org/wiki/Instantes

    ResponderEliminar
  6. Hola! A mi la verdad es que me cuestan mucho los clásicos, sobre todo si es poesía, ya que no termina de gustarme, prefiero la novela.

    Muy buena entrada como siempre.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para gustos se hicieron los colores.
      Un beso, Beatriz

      Eliminar
  7. Sí, el poema no es de Borges. Como dice Francisco, al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Por cierto, en el caso de Borges depongo mi agnosticismo: ¡es Dios! Naturalmente, Dios tenía que ser argentino: ¿acaso alguien lo duda? Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate, Carmen, lo extendido que estará el error que en el foro donde se me avisó que ese poema no era de Borges me han contestado otros usuarios diciendo que ellos también creían que era del escritor argentino.
      Además ese poema lo tenía yo en un marcapáginas que me regalaron en una librería hace un montón de años, creo que fue en La casa del libro, y ponía al final la foto y el nombre completo de Borges.
      En fin, como dices tú, al César lo que es del César.
      Y si es cierto que Borges es Dios ahora sé por qué no le entiendo. La teología siempre se me dio fatal ;)
      Un besote.

      Eliminar
  8. Saludos, Kirke¡¡, se comparte esa filosofía.
    Echa un vistazo a "Una biblioteca de verano", de Mary Ann Clark Bremer. Creo que te gustará.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He buscado la sinopsis y se presenta interesante. Intentaré hacerme con un ejemplar.
      ¡Gracias por la recomendación!
      Un beso

      Eliminar
  9. Me agradó mucho saber un poco más de este poeta que al igual que a tí, me desconcierta un poco su trabajo. Yo lo leí por aquelllos días de adicción a Neruda, tendría yo unos 16 o 15v años, y supongo que porque no me identifico con su desprecio hacia el peronismo, eso me hace menos propensa a rebuscar o entender la intención de su obra.

    No tenía ni idea que por sus creencias (no diría que políticas) sino apolíticas, le fuera negado un reconocimiento tan importante. Eso está muy mal porque de una manera u otra, arte es arte y como leí en comentarios más arriba: al César lo dl C´ésar.

    El poema que nos traes es muy motivador. Y sí, hay que empezar a ver las cosas desde su justa dimensión. En esta vida lo importante es tener salud, amor y ganas de disfrutar ambas cosas. Ojalá sea suyo, así tendría yo algo muy bueno que decir de él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay varios sectores que se muestran indignados que el Nobel le fuera negado por ideas políticas. Desde luego la calidad de un escritor debe ser juzgada independientemente de su ideología. Pero que apoyara la dictadura argentina con la cantidad de muertos y desaparecidos que la acompañó (algo inherente a todas las dictaduras) es algo que muchos no pueden desligar de su obra. Si te soy sincera no sé muy bien qué opinar a este respecto.
      Imagínate que le hubieran dado un Nobel a un simpatizante del nazismo o del stalinismo (lo mismo ya se lo han dado a alguno y yo no estoy enterada); es un tema muy delicado.

      En cuanto a la autoría pues estoy empezando a pensar que dada mi dificultad para leer a este autor y lo bien que entiendo el poema.....va a resultar que no es de él.

      Eliminar
  10. El poema, sea o no de Borges, me parece fantástico. Y tu post, de los que me dejan pensativa.
    Mi abuela, con 94 años, no es poetisa pero bien podría serlo porque, con otras palabras (pero el mismo conocimiento y sabiduría que da la edad), me dice cosas como 'rato que te puedas pasar bueno, no lo dejes escapar', lo de 'acuéstate todas las noches con la conciencia tranquila', hasta aconseja comer alimentos con más sal y, sobre todo, sonreir (aunque ya te digo yo, Kirke, que más que ella lo hace no se puede).
    Y si las personas cuando llegan a viejecitas coinciden en eso..¡fundamento tiene!
    Por eso mismo, quitemos dramatismo a lo que no merece esa categoría de drama y pongamos humor y chispa a lo que parezca simple rutina.

    ¡Un besazo bien cargado de cariño (de una que se toma demasiado en serio todo)!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho: el conocimiento y la sabiduría llegan con la edad. De ahí mi temor a que yo me dé cuenta de algunas cosas cuando ya sea tarde. Aunque más vale tarde que nunca.
      Yo también tiendo a tomar las cosas demasiado en serio y cuando soy consciente de ello intento poner algo de humor (¿recuerdas el porqué nació aquella entrada "El destino, los planetas y las estrellas"?) para combatir esa negatividad que a veces me invade.
      Procuraremos disfrutar de los pequeños placeres que nos ofrece la vida y que muchas veces no reconocemos por no saber mirar.
      Un besote, Chelo.

      Eliminar
  11. A mí Borges (este Borges, no el dibujante) :) siempre me ha costado mucho. En parte porque tampoco simpatizo con él, y siempre tengo que leerlo con ese esfuerzo extra de olvidarme de mi poca afinidad con el autor.

    Es curioso cuantas cosas circulan por ahí que no tienen una autoría clara. Curioso y un poco triste (sobre todo para el autor o la autora).

    Me voy pensando en eso que comentas de problemas reales e imaginarios...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos de mis problemas más que imaginarios creo que los podría calificar de exagerados. Tiendo a dramatizar mucho y luego cuando el problema pasa me doy cuenta de que no era para tanto.
      Y eso que uno de los axiomas que intento tener presente es: "Quien se aflige antes de tiempo, se aflige más de lo necesario"
      A ver si entre unas reflexiones y otras conseguimos ser más felices que al fin y al cabo es de lo que se trata. La vida puede ser un poquito mejor si nosotros ponemos algo de nuestra parte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Estoy de acuerdo contigo, Kirke: ese conocidísimo poema, sea quien sea su autor, supone una hermosa bandera que seguir en nuestra vida. Entero o por partes se ha reproducido hasta la saciedad en las redes sociales, siempre acompañado de hermosas imágenes, por algo será :))

    Lo cierto es que no recuerdo si he leído algo de Borges (lo normal en mí, vamos), pero si ya me dices tú que no le entiendes en ocasiones, tampoco me hago mucho propósito de empezar a leerle ahora. En cualquier caso saber un poquito más de su vida sí que me ha resultado interesante. Nunca viene mal un poquillo más de cultura ;)

    Un beso grande y feliz miércoles!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julia, por ser tan generosa (todos los que habéis comentado sois generosos) con mi reseña pero debería haber sido algo más escrupulosa al documentarme con el poema.
      Antes de escribir la entrada leí algo sobre la dudosa autoría pero no le di importancia; mal por mi parte.
      El poema es precioso, y creo que nos ha removido un poco a todos. Si Borges no es el autor pero la breve semblanza que he puesto al principio ha servido para conocer un poco más a este escritor mi equivocación ha sido útil al menos.
      Un besote y que pases un feliz día (lo que queda de él)

      Eliminar
  13. Hola Kirke,
    Me encanta el mensaje que desentrañan estos versos, sea quien fuera quien los haya escrito. De todos modos, y aunque no he leido nada de Borges, creo, si no recuerdo mal, (nunca se sabe, la memoria es traicionera), te agradezco que nos hayas acercado a la figura de ese excelente escritor, que aunque posea una mancha oscura en su biografía tal y como nos relatas, -que yo particularmente repudio porque me siento en el bando de la libertad-, es incuestionable su calidad literaria, como así se le reconoce. Por eso es un escritor cuya obra tengo pendiente. Me ha encantado la entrada y el poema. Tienes un excelente blog que quiero ir conociendo ;-))
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De "El Aleph" (el único libro que he leído de Borges) sólo recuerdo que estaba muy bien escrito pero que no 'pillaba' todo el mensaje. Son varios cuentos y esa mezcla de realidad con fantasía me hizo perderme continuamente.

      Muchas gracias, Marisa, por tus palabras. Eres bienvenida a este humilde blog y espero que me visites muchas veces.

      Un beso.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores