16 de junio de 2015

Encuentra tu piedra

   Find your stone es un proyecto realizado por medio de una convocatoria pública, en el que los participantes presentan una piedra recogida en algún momento de sus vidas y cuentan una historia relacionada con ésta.
   El texto que viene a continuación fue mi modesta contribución a este proyecto de un joven artista, Miguel Sbastida.


    "Esta piedra la recogí un día de caminata por la sierra de Guadarrama, no sé muy bien ni por qué me llamó la atención ni por qué la cogí ya que cuando hago senderismo me gusta ir ligera de peso, sin embargo llevé la piedra todo el trayecto y al final quedó guardada en la mochila.

El paseo de ese día fue por la llamada Senda del Batallón Alpino. Es un camino que fue abierto por alpinistas para abastecer las posiciones de Peña Cítores y Peñalara en la Guerra Civil. Cuando veo la piedra me gusta imaginar que quizás alguno de esos alpinistas también la cogió y a diferencia de mí no se la guardó para que más de 70 años después yo la recogiera.

     Para mí es un testigo mudo de aquellos años de luchas fratricidas que tanto dolor causaron. También representa la solidez y la permanencia de la Naturaleza frente a la insensatez del ser humano que cree ser imperecedero.

   Aquellos alpinistas ya no existen, aquellos combatientes que disparaban contra sus propios vecinos tampoco pero las montañas, y sus piedras, que fueron espectadoras de comportamientos tan aberrantes, aún están ahí y seguirán estando mucho después de que nosotros nos vayamos con nuestras ínfulas de reyes de la cadena evolutiva.

Cuando miro esta piedra soy más consciente de mi propia insignificancia y a la vez percibo la importancia de mis pasos por este planeta."

Kirke       



8 comentarios:

  1. Pues yo guardo una, que recogì cuando tenìa como 9 años en la playa pues mi papà nos mandò a mi hermano y a mì a buscar una para aplastar patacones (comida criolla que se hace con plàtanos fritos). Cuando le enseñè la piedra me felicitò porque tenìa la forma perfecta, casi como que tuviera su propia agarradera, lo que facilitarìa aplastar los patacones. Cuando me iba a mudar porque me casè, mi papà me vio empacando la piedra y me comentò: ¿te acuerdas que estabas chiquita cuando me diste esa piedra? Y le dije, sì papi, me acuerdo, pero no me conmueves, siempre ha sido mìa y conmigo se va jajajaa

    De verdad me emocionè al contarte esta experiencia porque mi piedra està en la cocina de mi casa, no es inùtil, ni està de adorno. Mi piedra es lo màximo.

    Besitos y gracias por hacerme revivir estos recuerdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que tú también tienes tu piedra y además una bonita historia acerca de ella.
      Es curioso cómo algo aparentemente sin importancia, una piedra, puede representar tantas cosas y hacernos revivir experiencias entrañables.
      Un beso, guapa.

      Eliminar
  2. Yo también tengo unas cuantas que al igual que tú me bajé en mi mochila desde Rascafría. siguiendo la calzada romana recordando palabras parecidas a esas pronunciadas por Napoleón frente a las pirámides: 40 siglos de historia nos contemplan" en este caso no tantos, pero imaginaba caminantes, comerciantes ,soldados y trabajadores cerca de esa calzada.
    Las piedras naturalmente no son de la calzada que ya de por si está muy deteriorada por la
    esquilmación que a lo largo de los años se han hecho de sus piedras en favor de otras construcciones cercanas.
    Las que tengo forman parte de una pequeña fuente ornamental. Son parte de una historia cercana a Roma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Otro enamorado de la Sierra de Guadarrama y su entorno! ¡Qué bien!
      Yo siempre que paseo por la montaña me pregunto cuántas cosas nos podrían contar esos árboles, esas piedras, si pudieran hablar. Al igual que tú me imagino ese mismo paisaje con personas de otros tiempos. Se nota que nos gusta la Historia.
      Un beso, Francisco

      Eliminar
  3. Hola Kirke,

    He descubierto tu blog, gracias al blog de Cheloferrer ;)

    Cuando era pequeña era súper aficionada a coger piedras que me parecieran bonitas, o que tuvieran forma de algo. Hacía mucho tiempo que no me quedaba mirando una piedra, con ganas de llevármela a casa, y hace 10 días (más o menos) casi me llevo a casa una que me parecía que tuviera forma de corazón.

    Yo también suelo hacer senderismo, y aunque normalmente miro mucho el suelo, sobre todo cuando hay pendiente jejeje, no me ha dado por coger ninguna piedra...pero cuando vuelva a subir la montaña de mi pueblo y llegue al pico cogeré una piedra, para poder decir el día de mañana "esta piedra la cogí en el pico del Montí, Sierra de Espadán" jajaja

    Un besico
    www.upciencia.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que esa es/era la intención de Find your stone, ligar a una piedra un sentimiento o una vivencia haciendo de ese elemento el vehículo para rememorar un hecho.
      De todas formas sigue mirando bien por donde pisas cuando hagas senderismo que algunas pendientes pueden ser peligrosas, jajaja. Ah, y sobre todo disfruta también del paisaje.
      Encantada de conocerte, Lorena y agradecida por tu visita y tu comentario
      Un beso

      Eliminar
  4. Es una bonita iniciativa. La verdad es que todos hemos cogido alguna piedra en el camino. Tu reflexión sobre la misma es hermoso.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tiene la Naturaleza, que con su magnificencia nos hace reflexionar. Muchas gracias, Juan Carlos, por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores