30 de diciembre de 2016

Recapitulando, que es gerundio



   En la última semana del año es muy habitual hacer balance, se echa la vista atrás y comparamos qué hemos conseguido e intentamos averiguar si todos los objetivos que nos fijamos en enero se han cumplido. Generalmente el resultado deja bastante que desear, al menos en mi caso. No sé si por exceso de ambición -me planteo unas metas demasiado pretenciosas- o por falta de espíritu -me quedo sin fuelle antes de llegar al final-, el caso es que casi nunca cumplo con lo que me propongo; es más, no solo no cumplo, es que ni siquiera me acerco.

   Pero aquí no quiero hablar de mis frustraciones vitales, sino de balance lector. Empezaré por los datos positivos. El año pasado me quejaba de que había leído más autores varones que femeninos, incluso me hice una pequeña reflexión. Cuando elijo una lectura no me fijo excesivamente en si es un hombre o una mujer quien escribe, pero el caso es que este año el número de autoras ha aumentado respecto al pasado, no mucho pero algo sí. Siguen ganando los varones pero las perspectivas son buenas.


   En cuanto a la nacionalidad de los escritores los hispanoparlantes ganan por goleada, aquí podría reflexionar sobre las ventajas de leer una obra en su versión original, creo que en la traducción se pierde a veces calidad y cuando una redacción en una obra traducida no gusta a mí siempre me queda la duda de si la culpa no la tendrá el traductor (que me perdone este gremio si alguno de sus integrantes lee esto). Por tanto, y dado mi espantoso don de lenguas, para que no haya lugar a dudas leo principalmente obras en español.




   Si me ciño a las lecturas de este año el balance, a priori, podría considerarse bastante bueno: 46 libros leídos que se reparten a lo largo de los meses, en número de páginas, de la siguiente manera:


   Pero lo malo de las estadísticas es que suelen utilizarse, entre otras cosas, para comparar y si yo comparo mi ritmo lector de este año con el de 2015 el resultado es deprimente, pues en ese año leí 57 libros, algo más que en este 2016. Claro que hablar de libros no da idea de cuánto se lee pues todo depende de si se lee un relato o un tocho tipo diccionario enciclopédico. Pero no hay problema, para eso también sirven las estadísticas (y las hojas de cálculo), para reconvertir datos en información más exacta, así que he comparado el número de páginas de los libros del año pasado con los de este y... sigue saliendo un resultado deprimente: he leído bastante menos.


   Este año 2016 no solo he leído menos libros sino que encima fueron mucho más breves. 

   Pero como yo no me doy por vencida fácilmente hice otro estudio estadístico pues me vino a la mente que quizás este año haya leído menos pero ¿y si disfruté mucho más?, entonces el balance no sería tan negativo. Así que me puse manos a la obra y en función de lo que me gustaron los libros que leí me sale esto:


   Abundó la lectura mediocre (la que yo catalogo como de tres estrellas), seguida de cerca por la bastante buena y, a mi modo de ver, las lecturas que me encantaron (*****) no fueron demasiadas. Si lo comparo con el 2015, vuelvo a darme cuenta que este año no ha sido muy bueno. He leído menos y de peor calidad. Me he cubierto de gloria, vaya.


   Una vez hecha la estadística y contrastados los datos es hora de sacar conclusiones. La estadística además de ser motivo de depresión -en los casos en los que los resultados no son los esperados- también puede servir para indicarnos las posibles causas del fracaso. 

   Si me fijo en la gráfica del número de páginas, mi ritmo lector bajó estrepitosamente en el mes de octubre. Recuerdo ese mes como un periodo especialmente estresante en el trabajo; la publicación de dos artículos en sendas revistas científicas a la vez y el rechazo de uno de ellos, mas unas clases extra que tuve que impartir me tuvieron de los nervios, el agotamiento en el que me sumí me impidió hasta realizar la actividad que más me gusta: leer. Esto podría explicar mi bajo rendimiento lector pero no mi poco acierto a la hora de elegir lectura si atendemos a la mediocridad de lo leído (según mi gusto). O puede que también se pueda explicar. Es sabido que estados de estrés y cansancio nos nublan el entendimiento y a la hora de escoger no estamos en las mejores condiciones mentales.

   Por cierto, y a modo de apoyo a lo anteriormente expuesto, comentaré que cuando estoy muy tensa me sale la vena irónica-humorística -es como una especie de defensa interna- y es cuando me da por escribir en plan de chufla. Ese mes de octubre publiqué tres entradas de humor acerca de mis difíciles relaciones con las máquinas (Hable con ellas I, II y III). 

   Pero lo que más me deprime de estos resultados no es el balance obtenido sino el que voy a tener para el 2017. Me explico.

   Si doy por buena la hipótesis de que el estrés y el cansancio han sido los motivos de mi bajo rendimiento lector el pronóstico para el año que viene no es nada alentador. Estoy embarcada en una aventura ambiciosa que me va a robar -que ya me está robando- mucho tiempo y energía: estoy escribiendo un libro.

   Nooo, no os creáis que me he vuelto loca y he decidido publicar una novela. ¡Qué va! El libro en cuestión es una tesis doctoral. Llevo ya varios meses en ello pero antes de primavera tengo que acabarla, viendo los problemas que me están surgiendo y según se acerque la fecha creo que la falta de tiempo me impedirá leer nada que no tenga que ver con artículos científicos y, lo que es peor, me impedirá atender este blog como a mí me gustaría. De hecho, algunas de las secciones habituales quedarán aparcadas temporalmente.

   Por lo tanto aprovecho la ocasión para avisar que mi actividad bloguera se verá considerablemente mermada, os pido de antemano perdón por no atenderos como os merecéis y por disminuir mis visitas a vuestras casas. De todas formas sí me pasaré de vez en cuando para disfrutar y darme un capricho leyendo lo que escribís y que tanto me gusta.

   Para el próximo verano, y si no he muerto en el intento, espero ya recuperar mi ritmo habitual.

   También aprovecho para desearos un feliz año 2017. Espero que el año que pasado mañana empieza os traiga un montón de cosas buenas y a mí una recia salud cardiovascular, que buena falta me va a hacer.






    

28 comentarios:

  1. Hola! Pues creo que tampoco ha estado mal el año! Espero que el 2017 sea incluso mejor!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Qué curiosas las gráficas. Bueno, quizá al final saques tiempo en el 2017 y puedas mantener un buen ritmo lector. De todas maneras, si no, por lo menos tendrás la satisfacción de haber escrito tu tesis. Mucha suerte con ella. Feliz 2017, Kirke.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé cuánto leeré en este próximo año pero al menos espero poder leer mi tesis.
      Gracias por tus deseos, Ángeles, y espero que a ti también el 2017 te sea propicio.
      Un beso grande.

      Eliminar
  3. Lo importante, ahora mismo, es tu tesis doctoral. Luego ya tendrás tiempo de leer, de reseñar y de volver a sumergirte en un estudio estadístico del blog. Que arte tienes!!! Te deseo un Feliz 2017 y que dejes aparcado el estrés. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus deseos pero me temo que el de aparcar el estrés no se va a cumplir :(
      Ojalá que el 2017 te traiga mucha felicidad y buenas lecturas, yo intentaré estar al tanto de lo que lees para tomar ideas y engrosar mi lista de pendientes.
      Un beso enorrrme, guapa.

      Eliminar
  4. Caramba, Paloma, has hecho un trabajo muy detallado y un ejercicio de auto-evaluación muy meticuloso. Viendo las gráficas, se nota tu vena científica. Como controlador nato que siempre he sido, en mi trabajo siempre me dedicaba a "decorar" mis informes con gráficos de todo tipo. Ahora todo lo que hago en este sentido es trasladar a una hoja excel la evolución de mis blogs (nº de entradas, de comentarios, de visitas, etc.) y en otra las finanzas domésticas, jeje

    No te puedes quejar del ritmo de lectura, aunque éste haya disminuido un poco respecto al año anterior. No está nada mal. Esto es lo único que no he controlado jamás, pues creo que, de hacerlo, me decepcionaría. Aunque, claro, ¿dónde está el modelo al que ceñirnos, cuál es el estándar, qué cifra de libros leídos al año es la "normal"?

    Espero que la lectura de tu tesis sea, cómo no, todo un éxito. Quizá deberás cambiar el nombre de este blog para llamarlo Kike Libris Cum Laude, jajaja.
    Que seas muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de poner en forma de gráficos mi balance lector es deformación profesional. He llegado a un punto que todo lo tengo que contar en forma de gráfica y/o tabla, aquí habéis tenido suerte y no os ha caído ninguna tabla con medias, medianas y desviaciones estándar.
      Evidentemente no hay una norma para decidir cuándo se lee poco o mucho, lo importante es disfrutar y ya está. Aunque en mi caso, y si se compara con el año 2015, el que haya leído menos indica que algo me ha pasado pues la lectura supone para mí desconexión y relax.
      He acudido a la estadística para bromear un poco pero sí es verdad que no parece que haya atinado mucho con la calidad de la lectura y eso ya me preocupa un poco más.
      Gracias por tus deseos, espero que la tesis sea aceptada al menos, lo del Cum Laude no estaría nada mal pero con que no me suspendan ya me conformo.
      Un abrazo y que tengas un feliz año 2017.

      Eliminar
  5. ¡¡¡¡Hola Paloma!!!!
    Madre mía que currada de post, con tantos gráficos, me ha encantado.
    Yo creo que es un buen ritmo aunque sean menos que en 2015 y aunque la calidad sea pelín peor, lo importante es leer y leer, sin mirar cuánto ni como.
    Lo de la versión original lo comparto, me ha pasado con algunos, de hecho algunos los he leído en inglés(muy pocos, la verdad) por esa razón.
    Respecto a tu proyecto;¡¡¡¡enhorabuena!!!!! Es genial. No te preocupes por dejar un poco el blog o leernos menos, te esperaremos y ojalá te salga de maravilla esa tesis doctoral.
    Besos y te deseo un 2017 lleno de magia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco creo que haya que agobiarse por el número de libros leídos, ni por la cantidad de páginas, este post ha sido un poco de broma y así tener una excusa para conversar con vosotros que sois el alma del blog.
      Pero sí se pueden extraer conclusiones de estos datos y es cierto que el agobio y los nervios afectan en muchas cosas, como no leer tanto. Si yo tengo la cabeza demasiado congestionada con problemas no consigo evadirme con la lectura como a mí me gustaría.
      Intentaré leerte, Gema, sobre todo los jueves que ya sabes que me gustan mucho tus reflexiones "jueveras".
      Un beso y buen año 2017 también para ti.

      Eliminar
  6. Geniales tus gráficas, Kirke y el pormenorizado estudio que has realizado. Yo preparo la entrada del día 1 con los libros leídos este año, pero sin estadísticas.
    Va a ser muy raro tenerte poquito por aquí, sobre todo para mí que te tengo presente y fiel en todas mis entradas casi desde el principio de mi blog.
    Espero que tu tesis vaya fenomenal, que la presentes con éxito en primavera y que en verano te recuperemos entera. No vayas a hacer como tantos otros cuyos "hasta luego" se convierten en "adiós" y no se vuelve a saber de ellos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde aquí y ante ti prometo que no me voy del todo, que seguiré leyendo vuestros blogs y que mi intervención por estos lares va a continuar, pero que con menos asiduidad. Puede que no comente en todas vuestras publicaciones y, como ya señalo en la entrada, algunas secciones del blog quedarán aparcadas (la primera en "caer" ha sido 'Poemas y Cantares', mañana no habrá publicación poética), pero seguiré escribiendo reseñas de libros (de los que consiga leer, que no sé yo cuántos serán) y dado que el estrés lo combato a golpes de sarcasmo y humor, lo mismo cae alguna entrada en plan de chufla. Posiblemente mi iniciada senda de relatos de ficción se vea afectada seriamente pues ahora mismo mi mente está centrada en la realidad más tangible, la de los números y datos de la tesis, pero quién sabe, lo mismo os sorprendo, pero no creo.
      No digo "adiós" porque leeros y comentar con vosotros supone para mí un bálsamo.
      Un besote, amiga.

      Eliminar
  7. Divertidas y originales estadísticas, Kirke. Te deseo yo también a ti un excelente Año Nuevo.

    Besos!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen año también para ti, Fer. Que el 2017 te depare buenas experiencias y felicidad.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Bueno, bueno, bueno..., Paloma, veo que eres muy exigente contigo misma. Yo creo que lo importante no es el número de libros leídos (tú misma comentas que no es lo mismo leer una obra de 80 páginas que otra de 900; y tienes toda la razón). Lo importante es la calidad y veo que en tus apreciaciones personales predominan las de cuatro y cionco estrellas. Sí, parece que ha habido menos de 5 estrellas que el año anterior, pero también debes de tener en cuenta que puedes haberte vuelto más exigente pues tu criterio ahora no consiente cualquier cosa; algo en lo que, quizás, el año anterior no fueses tan estricta en tus calificaciones.
    De tus estadísticas, ¿qué quieres que te diga? Pues que se nota que eres una científica como la copa de un pino. Pero, vuelvo a lo anterior, el número es frío y deja fuera de él consideraciones como la que te acabo de hacer hace nadita.
    En lo que si que te animo es en lo de tu tesis. Eso debe de ser ahora tu prioridad. El blog no deja de ser un divertimento -¡importante y más dado el nivel que tú le das!-, pero fundamentalmente una necesaria distración de tu actividad profesional. Ánimo, Paloma, ya verás como en abril esa tesis sale con su 'Cum laude' y volverás a tu blog con más energía aún si cabe.
    Que tengas, Kirke, una muy feliz salida de año y que entres en 2017 con el mejor pie posible. Te deseo para ti y toda tu familia una muy feliz año 2017.
    Muchísimos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta el año pasado no registraba el número de lecturas, pero en 2015, y para hacer una entrada parecida a esta, me dio por volcar en una hoja de cálculo los datos. Este año seguí haciéndolo y de ahí las comparaciones.
      He comentado en la entrada varias de las características atribuibles a la estadística, además se puede añadir que la forma de leer esos números puede ser muy distinta y que las interpretaciones son muchas si se sabe hacer.
      Cuando me pongo a leer solo busco distracción, evasión y entretenimiento o reflexión. El estado de ánimo influye, y mucho, en la valoración de un libro y eso no se puede medir. Puede que me haya vuelto más exigente, como tú señalas, y que este año no haya valorado tan bien lo que he leído, o que el año pasado yo estuviera más relajada y eso me incitara a ser más benevolente para clasificar una lectura, no sé.
      Lo que sí sé es que escribir en este blog y saber de vuestras opiniones ha sido lo mejor, eso no se puede cuantificar en ninguna gráfica. Por eso me da tanta pena no poder mantener el ritmo que a mí me gustaría, pero las obligaciones son lo primero y la aventura en la que me he embarcado es de las que requieren toda la atención (¡en qué jardín me he metido, Juan Carlos!).
      Gracias por tus palabras, profesor, siempre son un bálsamo. Un beso enorme y espero que el año que entra sea muy feliz para ti y los tuyos.
      ¡Feliz 2017!

      Eliminar
  9. Se nota la científica que llevas dentro que hace un pormenorizado análisis estadístico de todo, me has hecho sonreír con las gráficas y los propósitos. Yo soy de las que no hago propósitos, para qué, si después no los cumplo, así que voy intentando hacer lo que me apetece y el tiempo me deja.
    Felicidades y muchos ánimos con la tesis, sé que el trabajo es agotador pero después el resultado vale la pena, pero entiendo que tu tiempo quedará restringido a conseguir ese proyecto, ya os he comentado otras veces que me parece admirable el ritmo de publicación que tenéis.
    Si necesitas apoyo moral tú solo tienes que pedir que vendrá la patrulla bloguera al rescate para desestresarte un ratito
    .
    Un beso guapísima y que tengas un magnifico 2017

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de hacer propósitos al inicio del año es como lo de cantar villancicos en Navidad, no me entusiasma pero lo hago por tradición. Aunque este año sí que tengo que cumplir uno, el de publicar la tesis, porque si no... mejor no pensarlo.
      Espero que hacia el verano pueda ya decir que soy "doctora" (si presento la tesis en primavera tendré que defenderla ante el tribunal en junio más o menos), eso significará que no he muerto en el intento y que sacrificar mi tiempo por los blogs valió la pena.
      Gracias por ese apoyo moral ofrecido, es muy importante para mí porque ya estoy sufriendo el agobio y eso que aún queda lo peor. Me temo que la patrulla bloguera (¡me encanta ese nombre!) va a tener que hacer unas cuantas intervenciones de urgencia con una servidora a medida que se acerque el mes de abril.
      Un beso, Conxita, y espero que tú y los tuyos disfrutéis de un año 2017 lleno de felicidad.

      Eliminar
  10. La verdad si tengo que hacer estadistica de lo leído a lo largo de este año, me parece que he leido poco, d emodo que tranquila que has bajado pero creo que yo mas, porque el año a tenido sus cosas y claro he tenido que emplear el tiempo en otras cosas importantes que en leer, en fin espero y una de las cosas que me gustaría es este año que comienza es eso leer mas, que me gusta. un beso y feliz entrada y salida de año y que te traiga mucha tranquilidad para enfrentarte a tesis doctoral, mirala con optimismo posible y así irá bien. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno puede hacer proyectos, de lectura o de lo que sea, pero luego vienen los acontecimientos de la vida diaria y nos los echan por tierra.
      En el caso de la lectura, cuando se toma como un divertimento, tampoco pasa nada por no "llegar" a determinadas metas. Como he comentado anteriormente, estas estadísticas que traigo son una manera de bromear y charlar con vosotros, que eso sí es importante.
      Espero, Tere, que el próximo año te traiga una completa recuperación de tu intervención quirúrgica y que puedas disfrutar al 100% de tu implante.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  11. Se nota tu vena de estadista desaforada ¡Qué orden! ¡Qué Gráfico todo!
    Yo no puedo seguir vuestro ritmo lector, me quedo muy atrás y envidia me dais algunas con todo lo que abarcáis. ¡Sois la tralla!
    Te deseo un buen comienzo de año, con el deseo de seguir poder compartiendo comentarios y lecturas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque este año se presenta duro y dispondré de poco tiempo libre intentaré seguir teniendo un buen ritmo lector. Ya veremos.
      Espero que este año recién comenzado te reporte buenas experiencias, Francisco.
      Un beso grande.

      Eliminar
  12. Este resumen anual tan completo empieza a ser un clásico, me encanta el "diversiómetro". Te deseo mucha suerte en tu nuevo proyecto, menudo invierno-primavera que tienes por delante; es comprensible que la actividad del blog se resienta, pero es lo que ocurre con el ocio, que siempre acaba en algún momento relegado por el deber.
    Un abrazo y feliz 2017.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La aventura en la que me he embarcado creo que se va a llevar las pocas reservas de tiempo que poseo pero espero llegar a buen puerto y no naufragar antes.
      El ocio sí se verá resentido aunque me pienso tomar la revancha cuando las aguas vuelvan a su cauce.
      Un feliz año 2017 también para ti, Gerardo.
      Un saludo.

      Eliminar
  13. veo que vas calentando motores para la tesis doctoral con este análisis pormenorizado que has hecho de tu balance lector del año, muy detallado y entretenido. No me parece escaso aún cuando sea menor que al año anterior, quizás es que partías de un año difícil de repetir, creo que ni en mis años mas lectores me he leído 46 libros. Suerte con la tesis, un reto sin duda mayúsculo. Seguimos leyéndonos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque mi paso por la blogosfera se verá sensiblemente reducido espero seguir leyendo vuestras historias, que también necesito algo de relax y distracción.
      Un abrazo, Jorge.

      Eliminar
  14. Como yo no llevo la cuenta de lo que hago en el año, hacer un balance para mí es inutil, porque me olvido de la mitad de las cosas. Es admirable que tengas cabeza hasta para graficarnos todo.
    Te deseo un gran 2017 y espero que ese libro que estás escribiendo llegue a su fin.
    Saludos y feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que cabeza tengo una excelente hoja de cálculo que transforma todos los datos en gráficos muy visuales que hacen más fácil la interpretación de tanta estadística.
      Gracias por tus deseos, yo también espero que el 2017 te traiga mucha inspiración y así sigas deleitándonos con tus curiosas historias.
      Un saludo.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores