7 de mayo de 2015

Mañana todavía

     Una serie de relatos, doce concretamente, en los que se describen diferentes distopías. Una distopía es "una sociedad ficticia e indeseable en sí misma" o al menos esa es la definición más aceptada porque la palabreja no se encuentra en el diccionario de la RAE. Para hacernos una idea más exacta sería el antónimo -en versión pesimista- de utopía. 
      En el prólogo se pone como referentes para este tipo de historias a  escritores de gran envergadura; Huxley con Un mundo feliz, Orwell con 1984 o Bradbury con Farenheit 451. Serían los pioneros en describirnos mundos "indeseables". También en el prólogo se nos muestra este género como una alternativa a la ciencia-ficción ya que el público se siente "más atraído por los planteamientos simbólicos, por la magia y las luchas morales de la fantasía épica que por la concreción obsolescente de la vieja ciencia-ficción". Supongo que la función de un prólogo es "vender" lo que viene a continuación y de ahí frases como la anterior, pero yo cuando me topé con esta reflexión pensé en ponerme a leer -otra vez- El señor de los anillos y no unas distopías. Por otra parte llamar "vieja" a la ciencia-ficción me parece algo exagerado.
    En Mañana todavía, diferentes escritores nos muestran un mundo ficticio/futurible con personajes que se enfrentan a la situación social-medioambiental que les ha tocado en suerte; por supuesto, y dada la carga que conlleva la distopía, esas situaciones son de lo más desagradables y complicadas.
    Para hacer un análisis profundo del libro habría que evaluar una por una cada historia ya que la calidad es muy diferente. Dado que son 12 y que yo suelo ser muy parca en las reseñas haré un análisis más superficial. 
    Algunas historias son realmente originales y están muy bien escritas, sin embargo otras parece que fueron redactadas en el ínterin de otro trabajo de más enjundia porque ni el argumento ni la redacción aparecen elaborados. En todas ellas, y supongo que debido a lo de ser relatos cortos, el final me ha parecido brusco y, en algunos casos, poco definido, a lo mejor con la intención de crear mayor desasosiego -por si no fuera ya poco el que una siente al leer todas las historias-. 
   Como relatos fantásticos/imaginativos/delirantes me han parecido, en general, bastante buenos pero el panorama que se presenta es deprimente y, a mi modo de ver, demasiado pesimista. A lo mejor soy de esas personas que creen en el ser humano y que, a pesar de unos cuantos, podemos crear un futuro mejor. En cualquier caso si el mañana que nos espera es parecido al que se nos cuenta en estas narraciones va a ser verdad eso de "cualquier tiempo pasado fue mejor". Esperemos que no.


7 comentarios:

  1. ¡Chica, para un poco!
    Parece que la lectura es tu única actividad. ¡Que bárbaro vaya ritmo!
    Con este libro me pasa como con otros de futuros desesperantes, negros y negativos: Que me vengo abajo en cuanto empiezo, pues son como repetición de otros muchos que antecedieron. Son historias a las que hay que echarles imaginación. ¿Lectura para jóvenes? No sé , pero después de leídos unos pocos se me quitan las ganas de hacerlo con este.
    Agradezco como siempre tus reseñas que van por delante. (Cualquiera se atreve a hacerte sombra con esa velocidad de lectura desenfrenada)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes toda la razón en lo de los futuros desesperantes, son muy descorazonadores y a mí también me cansan un poco por lo cenizos que parecen.
      En cuanto a mi ritmo de lectura te voy a confesar el secreto: hace unos meses decidí no ver la televisión por la noche -salvo raras excepciones- y no puedes ni imaginar lo que cunden esas horas leyendo, si a esto le añades que voy al trabajo en transporte público y que éste no funciona muy bien....pues a lo tonto a lo tonto hay días que leo casi tres horas. Como, además, me concentro en las tramas muy fácilmente aprovecho cualquier minutillo suelto para ponerme a leer, aunque sea sólo un par de páginas. Así que tacita a tacita......
      Un beso Francisco, como siempre es un placer tenerte por aquí con tus agradables comentarios.

      Eliminar
  2. No tiene mucho que ver con tu entrada. Es una consulta. ¿Cómo se hace para poner esas estrellas con las que calificas tus libros al final de las reseñas? No consigo dar con la forma.
    Muchas gracias, Kirke. Tu blog es muy activo y como lees un montón, es una buena guía. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las estrellas 'normales' son archivos .png que puedes encontrar en la red. Yo, además, las he personalizado rellenándolas con el avatar, eso ya lleva más trabajo pero es muy fácil; con un power point se puede hacer. Bss

      Eliminar
  3. Hola! Pues aunque últimamente no estoy leyendo mucho sobre este género, me gustan las distopías. Además, me gustan los relatos. Lo que no me acaba de convencer son estos recopilatorios de varios autores. El pesimismo no me echa atrás pero no tengo muy claro que me anime...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me agobiaron bastante y como ya reseñé la calidad de los relatos fue muy variada, desde los que fueron interesantes y hasta admonitorios a los que, con todos mis respetos, no dejaron de ser una tontería. Hay dónde elegir.
      Un placer leerte por aquí, Carmen.
      Un beso

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores