5 de agosto de 2016

El rojo en el azul

    Javier Goyena es un comunista que en 1938, durante la Guerra Civil española, trabaja como intendente en un hospital de Murcia. Su actitud derrotista ante el desarrollo de la guerra le obliga a alistarse para participar activamente en el frente. Interviene en la Batalla del Ebro y allí, una vez consumada la derrota del bando republicano, se viste con el uniforme de un requeté haciendo creer que pertenece al bando ganador.

    Esta pantomima dura tres años. La farsa es creíble hasta para él, pues sufre una amnesia debido a un obús que, oportunamente, estalla cuando llegan a rescatarlo.

   Sin embargo su falsa identidad es descubierta por los servicios secretos falangistas y le obligan a trabajar como agente doble. Para ello se incorpora a la División Azul y se va a luchar a los gélidos parajes rusos. Allí tendrá que infiltrarse en las filas soviéticas y recuperar un objeto muy querido por Franco y que le fue sustraído. Para no destripar el argumento no diré de qué objeto se trata, pero añadiré que esa pieza también es codiciada por Hitler, un coleccionista compulsivo de reliquias.  

   Es así como se desarrolla un thriller trepidante, lleno de espías que persiguen a otros espías, que trabajan para diferentes facciones falangistas y donde todos vigilan y controlan al agente doble infiltrado a la fuerza. Un agente que no está preparado para acometer la empresa asignada pero que es vigilado por gente adiestrada en esos menesteres y que, a mi entender, serían los más idóneos para llevar a buen puerto la misión encomendada.

    Quizás, todo esto ha sido una percepción mía particular, porque a medida que se desarrollaba la novela iba alucinando más. El argumento podía haber sido muy entretenido si el objetivo (objeto) de la misión no hubiera sido tan delirante, absurdo y poco creíble. De hecho, la probabilidad de culminar con éxito una misión tan descabellada es muy baja y el autor solventa esta situación con lo que el protagonista da en llamar "golpes de suerte". Lo que la estadística establece como imposible, se hace realidad gracias a la fortuna, que pone a nuestro agente rojo-azul la solución al alcance de la mano. El desenlace es tan increíble como el planteamiento inicial, en esto el autor es fiel a sus pautas.

    Desde luego yo no tuve la misma potra que el protagonista a la hora de decidir leer esta novela.

    De telón de fondo se hace una dura crítica a la guerra en general y a la guerra civil en particular. Se incide mucho en la sinrazón de una guerra fratricida, donde todos cometieron desmanes, aunque me ha parecido ver cierta insistencia en los cometidos por uno de los bandos, mientras que los del otro -insinuados de forma muy tenue- son la lógica reacción a los abusos de los primeros.

   En cualquier caso, cualquier exceso proveniente de los republicanos o de los rebeldes/nacionales es atemperado cuando se compara con las atrocidades de los soviéticos y de los nazis. Será cosa del clima.

   Moraleja: los españoles podemos ser crueles, pero por ahí fuera son peores.  Como en casa, en ningún sitio.






  

13 comentarios:

  1. Tiene algo que me llama. Lo apunto.
    Fantástica reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que te lo apuntas a pesar de mi opinión. Espero que te guste más porque a mí me pareció un bodrio.

      Eliminar
  2. Había visto que lo estabas leyendo y tenía curiosidad por dos razones: primero porque el tema de la Guerra Civil siempre me atrae como un imán y segundo porque a Jerónimo Tristante lo conozco de la primera entrega de Victor Ros en libro y toda la serie en Televisión. La serie me pareció regular y la novelaun poco mejor, pero nada del otro mundo. Veo que cuando se sale del decimonónico detective no es mucho mejor.
    Mugas gracias por tu buena reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jerónimo Tristante escribe muy bien, he leído varios libros de él y, en general, puedo decir que me ha gustado. Hace poco leí "Océanos de tiempo" y me encantó. "1969" también me gustó mucho.
      Sin embargo en este creo que, en cuanto a trama argumental, no alcanza el nivel habitual suyo.
      Si quieres novelas ambientadas en la Guerra Civil española puedo recomendarte algunas pero, desde luego, esta no será una de ellas.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Entonces no borro al autor. Tengo pendiente hace mucho "1969". La de "Océanos de tiempo" no la conocía.
      Se admite la oferta de recomendaciones de novelas sobre la Guerra Civil porque aunque he leído mucho del tema, seguro que aportas algo que desconozco.
      Un beso.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Como a Rosa me encanta la temática de trasfondo, pero veo que entre los golpes de la fortuna y las inexplicables casualidades se desinfla un argumento basado en una reliquia que me imagino cual será sin leerlo...Puede ser algo perteneciente a "Longinos"
    Iba a leerlo, pero ya no
    Un beso y bienvenida de nuevo tras tus vacaciones estivales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me defraudó mucho el argumento. La idea de un comunista que acaba enrolado en la División Azul parecía una base interesante para una buena novela de acción.
      Sin embargo, la deriva de la trama degenera y la cosa se vuelve absurda.
      La reliquia buscada no es la lanza de Longinos, es algo mucho más increíble.
      Gracias por la bienvenida, espero ponerme al día poco a poco y visitar todos los blogs amigos que "abandoné" estos días.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Hola! Que pena que no te haya convencido, la verdad es que parecía entretenido, por ahora lo dejo pasar ya que tengo muchos pendientes pero no lo descarto del todo. Muchas gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Beatriz.
      A veces, los libros prometen mucho y luego las expectativas no se cumplen. Qué se le va a hacer.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Con lo que era un Thriller me habías casi convencido, pero después de terminar de leer la reseña pues como que no, en fin, por si acaso lo dejo en un aparte para pensármelo de todos modos. Bienvenida de nuevo. un beso.TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se puede leer pero a mí el argumento me pareció algo rebuscado y poco creíble.
      Cuestión de gustos.
      Un beso, Tere.

      Eliminar
  6. Estas ficciones con cuotas de realismo son atractivas y entretenidas, más si van acompañadas de acción. Pinta bien.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro tiene bastante acción pero el argumento es tan estrambótico que le quita credibilidad.
      Saludos, Raúl

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores