19 de agosto de 2016

Conquistador

    Después de leer la trilogía de Gengis Khan (El lobo de las estepas, El señor de las flechas, Los huesos de la colinas) y la siguiente novela que relata lo que ocurre tras la muerte de este gran guerrero, El imperio de la plata, me decidí a leer el quinto y último libro de esta fascinante saga.

   Tras la muerte de Gengis el imperio mongol vive años de incertidumbre, Ogedai, su hijo y sucesor, consigue expandir aún más sus dominios y también consolidar un sistema que gobierne tantos y tan dispares territorios, de manera que todo lo conquistado no se pierda.

   Sin embargo Ogedai muere sin dejar establecido quién le debe suceder. Su hijo Guyuk es demasiado joven, por lo que otros nietos de Gengis, con vastos territorios a su cargo, le disputan el khanato. Pero Torogene, la madre de Guyuk y esposa del desaparecido Ogedai, sabe mantener el orden con mano firme y consigue retener el poder para su hijo.

   Pero la vida de un guerrero mongol es peligrosa y mucho más si detenta mucho poder, por lo que las intrigas y las envidias acosan al joven khan. 

   Así nos introducimos en una historia fascinante y llena de acción, donde los nietos de Gengis se disputan el honor de ser khan de khanes. Mongke, Arik Bote, Kublai y algunos más creen ser los más adecuados para gobernar el inmenso imperio que conquistó Gengis Khan.

   Sin embargo la disputa por el gobierno del imperio no es óbice para que las conquistas continúen. En el norte, los territorios de Damasco, Bagdad y las fortalezas de la secta de los Asesinos son arrasados por las hordas mongolas y por el sur, los restos del imperio chino también sufren el acoso de la caballería del khanato.

   Hay muchos personajes, pero el principal y en el que se centra toda la atención es Kublai. Nieto de Gengis, y en la línea sucesoria -si hacemos caso al orden de nacimiento- muy lejos de aspirar a gobernar a todos los mongoles y sus súbditos. Además, Kublai no es un guerrero -una condición indispensable para liderar a los mongoles-, al menos no lo es en un principio. Su abuelo, que había conquistado parte del imperio chino tuvo el acierto de rodearse de algunos eruditos de esta nación y Kublai fue educado por ellos. A los ojos de su hermano mayor y de sus primos es un intelectual que no sirve para nada. Al menos para nada que los mongoles realmente valoren. Sin embargo Kublai comandará un ejército y llegará hasta lo más profundo del sur de China, completando lo que su abuelo inició. Los conocimientos que adquirió a través de sus maestros chinos le servirán para comprender y saber gobernar los nuevos territorios.

   La novela está narrada con la agilidad que caracteriza a Conn Iggulden, y tiene, a partes iguales, intrigas políticas y aventuras. El autor utiliza muy bien los pocos datos históricos que se conservan de aquella época y confecciona una historia creíble y muy bien ambientada. No obstante, al final del libro explica las licencias literarias que se ha tomado, aprovechando la poca información que se tiene de algunos personajes.

   Este quinto libro de la saga relata cómo Kublai llegó al poder y es en ese punto donde termina. Por una vez, y sin que sirva de precedente, el autor ha querido terminar una historia en el punto álgido del protagonista, evitándonos asistir al ocaso -como ocurrió con la historia de Gengis- y desaparición de un personaje fascinante.

   Porque "el tiempo y la edad acaban apagando las llamas más luminosas". La dinastía que inició Kublai en China apenas duró cien años. El esplendor de los mongoles fue efímero y desapareció casi con la misma rapidez con la que se expandió.

"Cualquiera puede cambiar el mundo, pero nadie puede cambiarlo para siempre"





20 comentarios:

  1. Hola!!!!! Pues fíjate que no soy yo muy de Gengis Khan, en cambio mi madre es fan absoluta de toda la vida, así que le recomendaré la saga, sino la ha leído ya, porque le encanta y ha leído mucho.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si le gusta el género y esa parte de la Historia en concreto, recomiéndasela sin dudar, le gustará seguro.
      Un besote.

      Eliminar
  2. Debe ser la mejor manera de saber sobre Gengis Khan y su legado: leyendo una saga. Si esta quinta entrega suena tentadora, las anteriores deben ser mejores.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cinco libros se leen muy bien, son entretenidos y, por lo que he podido contrastar, están bastante bien documentados, al menos hasta el punto que permite la poca información que se tiene de algunos personajes.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Pues pinta muy bien, quizás me anime pero estoy segura que a mi hijo de dieciocho años le gustara mucho mas que a mi, de modo que procurare hacerme con la saga. Muchas gracias por tu reseña. un beso. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a tu hijo, además le gusta el género de acción y aventura, en esta saga las va a encontrar a raudales.
      Espero que le guste si se decide a leer los libros.
      Un beso, Tere.

      Eliminar
  4. No es el tipo de lectura que prefiero. Me gustan más las series de detectives, como bien sabes. Aunque esta saga no me vendría mal para saber un poco más de la historia correspondiente.
    Buena y completa reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, Gengis era un completo desconocido, sólo sabía que había creado el imperio mongol y que su nieto, Kublai, era emperador de China cuando llegó a la zona Marco Polo.
      Estos libros me han servido para conocer algo más de aquella época en aquellas tierras.
      Un beso.

      Eliminar
  5. cuanta historia!lo tendre muy presente. gracias por tu hermosa entrada!nos leemos.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta este género literario, pero no esta etapa de la historia. De este autor tan solo he leído su última publicación, La Guerra de las Dos Rosas, y me gustó bastante. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo en la lista de espera 'La Guerra de las Dos Rosas' desde que vi tu reseña. Todavía no me decido a leerla porque es una trilogía y, tengo entendido, que los otros dos libros aún no han sido publicados.
      El estilo de Iggulden es muy bueno, y cuenta las cosas de manera fluida y entretenida.
      Un beso.

      Eliminar
  7. No conozco esta saga , será interesante leerla , pero para leerte 5 libros tiene que enganchar mucho. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, los cinco libros no me los leí seguidos. Me gusta el género pero tampoco es cuestión de saturarse, jajaja.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Veo que has disfrutado con la lectura e esta saga tan completa sobre la dinastía mongol.
    De momento lo dejo pasar, pues tampoco es que me llame mucho la atención esta cultura en particular. Quizá más adelante.
    Besos y agradecido por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una etapa muy poco empleada en la novela histórica, pero el caso es que los usos y costumbres de los mongoles son muy interesantes y la historia de este pueblo, aunque breve, fue fascinante.
      Un beso.

      Eliminar
  9. No conozco nada de esta época, pero me has despertado la curiosidad, así que me la he apuntado para leerla y ya te comentaré.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cinco libros están muy bien. Es mucha lectura para leer de corrido, al menos para mí, pero está bien documentada y aporta una información bastante buena de una parte de la Historia que yo desconocía por completo.
      Espero que te guste si te decides a leerlos.
      Un besote.

      Eliminar
  10. Tampoco conozco esta saga, pero encuentro muy interesante tu reseña, de modo que ya me dejas intrigada porque el género de aventura me gusta, aunque esta historia de lucha por el poder no sé si me resultará agradable, en fin lo dejo en mi lista de espera.
    Muchas gracias y nos seguimos leyendo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta la aventura esta saga no te va a defraudar, las escenas que describen los ataques de la caballería mongola son estupendas.
      En todas las historias de reyes, imperios y demás, las luchas por el poder son inevitables. Gengis y su familia también tuvieron lo suyo, y las conspiraciones para conseguir reinar eran moneda común.
      Gracias por tu visita, Estrella.
      Un beso.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores