4 de junio de 2018

"La niebla y la doncella"-Lorenzo Silva


El sargento de la Guardia Civil, Bevilacqua y su compañera Chamorro han de investigar quién se encuentra tras el asesinato de Iván López von Amsberg, un joven problemático que apareció muerto en La Gomera. El asunto se presenta difícil porque el homicidio ocurrió dos años atrás, se acusó a un político, pero fue juzgado y absuelto. El caso quedó pendiente, y ahora les toca a los guardias mencionados encargarse de retomar las investigaciones, con la dificultad añadida que supone el tiempo transcurrido para encontrar nuevas pruebas.

“Los muertos, al principio, huelen como los vivos, luego huelen a rayos, y al final no huelen a nada.”

Este es el segundo libro que leo de la serie que tiene como protagonistas a los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro. El primero fue “El lejano país de los estanques” y, si soy sincera, apenas me acuerdo de nada, lo que quiere decir que pasó sin pena ni gloria. En cambio sí recuerdo perfectamente la impresión que me causó “El nombre de los nuestros”, una novela sobre el desastre de Annual. De hecho, con esa novela me enamoré de Lorenzo Silva, de su forma de escribir y contar las cosas.

Con estas experiencias previas con el autor me puse a leer esta novela de guardias civiles y asesinatos. Y el resultado ha sido desconcertante, porque ha habido cosas que me han gustado mucho y otras no tanto (no me han gustado nada de nada). En deferencia a Silva y como gratitud por lo mucho que disfruté leyendo “El nombre de los nuestros”, empezaré por lo malo y acabaré con lo bueno, para dejar un buen sabor de boca.

Parque Nacional Garajonay

Quizás sea una deformación por el curso de escritura que estoy recibiendo, pero me pareció un fallo que se tarde bastante en informar al lector de dónde transcurre la historia. En la sinopsis aparece el nombre de la isla de La Gomera, pero en la novela no se sabe hasta bien avanzada la trama. Además, cuando ubica las escenas lo hace con una indefinición rayana con la dejadez. Por ejemplo: cuando habla del parque nacional Garajonay, tan solo dice ‘el parque’ –quien no conozca bien la isla podría pensar que se habla de un parque corriente y moliente–, cuando habla de San Sebastián de La Gomera, escribe ‘la capital’, o cuando se dan otro tipo de ubicaciones no especifica cuáles son, las referencias son ‘al sur de la isla’ o ‘al norte de la isla’. Esa falta de topónimos me molestó, pues soy una enamorada de las Islas Canarias en general y de esa isla en particular –junto con La Palma–. En fin, que se lo podía haber currado un poquito más, simplemente con un mapa. Tampoco estoy pidiendo una descripción exhaustiva de la zona.

San Sebastían de La Gomera

El libro se lee bien, pero tiene mucha paja a mi modo de ver. Se tocan algunos temas que no aportan mucho a la historia y que yo vi como de relleno; a saber: cómo son las turbinas de un avión, ciertas características de los tratados forenses, o algunas teorías físicas que me resultaron tediosas. Hay una historia entre el sargento y otra guardia, muy guapa ella y muy seductora, que me pareció empalagosa y bastante ñoña. De hecho, por culpa de esa relación, Belilacqua –que se presenta muy atractivo en muchos aspectos– para mí perdió unos cuantos puntos. 

Además esta guardia tan seductora es una antigua conocida de Chamorro, entre ellas hay cierta tirantez cuyas causas se desvelan al final y que a mí se me antojaron simplonas, aspecto este que también restó puntos a la propia Chamorro. 

Pero lo que empañó mucho la lectura, y me convenció de la poca seriedad a la hora de documentarse, fue un desliz, a mi modo de ver, importante. En un momento dado se habla de la isla de La Palma, y uno de los personajes dice que Madonna se refiere a ella en su canción “La isla bonita”. ¡Craso error! Es cierto que a La Palma se la conoce en Canarias como la isla bonita, pero cuando Madonna cantaba aquella canción no se refería a esta isla sino a otra, San Pedro (Belice).

Todas estas cosas me decepcionaron bastante, no me esperaba algo así de Lorenzo Silva. Sin embargo, y como anuncié al inicio de la reseña, hubo otras cosas que me gustaron mucho. Aquí van.

Se hacen algunas reflexiones sobre el comportamiento humano que hacen pensar. “La vida tiene una deplorable facilidad para convertirse en algo feo e insatisfactorio” y esta insatisfacción hace que algunos se frustren de tal manera que optan por medidas agresivas: o se pegan un tiro, o acaban pegándoselo a otro.

También se medita sobre el fracaso de algunas revoluciones. El autor, a través del sargento Bevilacqua, nos da una explicación curiosa. Muchas de esas revoluciones las encabezan ‘hijos de papá’ que actúan así por diversión y por llevar la contraria a sus padres. Al ser gente más instruida que el pueblo al que se supone le va a beneficiar esa revolución toman el timón, pero estos tipos suelen volver al redil (con papá y mamá), dejando en la estacada a ese pueblo, y entonces la revolución se va al garete.  Esta digresión me gustó, pero reconozco que fue también un relleno innecesario.
La Gomera

Antes me he quejado de la falta de precisión cuando se ubican algunas escenas. Podría pensarse que el autor no conoce las islas. No sé si ha estado en Canarias alguna vez, pero el ambiente brumoso propio de La Gomera (y de La Palma o del Hierro) debido a la exuberante vegetación está muy bien descrito. Aunque lo que sí ha sabido plasmar muy bien es otra característica de ese archipiélago: la pachorra de los camareros. Se hace bastante hincapié en los de Tenerife –puede que demasiado- pero yo creo que el primer premio se lo llevan los de La Palma. A cuenta de esa manera tan suya de atender a la clientela –que a mí no me molesta en absoluto– yo tengo unas cuantas anécdotas al respecto pues visito esa isla con frecuencia.

En resumen, una novela entretenida, con asesinatos, investigadores y asesinos. Ni más ni menos. Yo esperaba algo más porque tenía el recuerdo de otro tipo de novela de este autor, pero eso solo es culpa mía. Quizás tenga mucho que ver que no soy una entusiasta del género policíaco, o puede que el autor no siempre tenga un buen día a la hora de escribir.

“La gente es capaz de dar sensaciones muy diferentes, según las circunstancias”



24 comentarios:

  1. Hola, Paloma.
    De esta serie leí tan solo los dos primeros libros y, tal como comentas, pasaron sin pena ni gloria. Este es el motivo para que me negase a continuar con ella. Los peros que comentas tienen bastante peso para que me mantenga en mi decisión y deje pasar a Chamorro y compañía. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marina.
      A mí se me han quitado las ganas de seguir leyendo la serie, pero no de seguir leyendo a este escritor. Lo leeré en el formato de novela tradicional y no con los guardias civiles de la serie.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Hola.
    Pues esos fallitos en un escritor de la talla de Lorenzo Silva no me parecen nada bien.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gemma.
      A mí me parecieron importantes esos fallos, pero el caso es que escribir, escribe muy bien.
      Un beso grande.

      Eliminar
  3. Mira que me gusta Lorenzo Silva y había apuntado su último libro, porque me gustaba su forma de escribir y esa relación tan peculiar, bajo mi punto de vista, Beclaquia Chamorro, y como resuelven los casos, pero si es cierto que son fallos que se deben de tener en cuenta, y yo no había caído, ahora al descubrirlos contigo me planteo si seguir leyendo a Silva que tanto me gusta, en fin me lo pensaré.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tere.
      Bien mirado, esos fallos no afectan a la trama, pero a mí me molestan bastante.
      De todas formas, tiene otras novelas que no son de Belilacqua ni Chamorro.
      Un beso grande.

      Eliminar
  4. Pues yo sigo fiel a pesar de los pesares, quizás con las obras de este autor voy buscando simple entretenimiento, con lo cual tampoco le exijo mucho más.
    de esta serie me resta leer las dos últimas y tengo pendiente el título que mencionas y que te satisfació las expectativas lectoras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Francisco.
      Sé que eres un fiel seguidor de Silva. Es un buen escritor, pero en esta novela creo que se ha relajado en cuanto a documentarse.
      De todas formas yo he visto mucha diferencia de nivel entre estas de los guardias civiles y la novela de los soldados. O puede ser que la temática me gustó mucho más en la de la guerra de Marruecos.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Hola Paloma, en lo personal me parece muy acertado el nivel de exigencia que le pones a Lorenzo Silva que no es precisamente ya un autor novel para cometer esos errores o al menos esas inexactitudes que citas. Y lo que está claro que es tu curso de escritura está también dando sus frutos al analizar un libro y su tipo de estructura narrativa por llamarlo de alguna manera. No he leído la novela, pero he visto la película y la he reseñado y también me dejó una pobre impresión aunque tenga algún aspecto interesante. En conclusión, es de las veces que pienso que un gran título y llamativo como es "La niebla y la doncella" y un gran autor no están a la altura de lo que en principio pudría esperarse. Lo que si ha estado a gran altura es tu fantástico análisis y reseña. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Miguel.
      Supongo que la película no te atrajo (que conste que no la he visto) porque la novela tampoco es para echar cohetes. Es una trama normalita.
      Lo del título llamativo a mí también me chocó, porque lo de 'la niebla' lo pude pillar en cuanto describe el ambiente brumoso típico de la isla en la que se desarrolla la acción, pero lo de 'la doncella' fue más complicado y solo se entiende (a medias, por mi parte) al final.
      Yo también creo que el nivel de Lorenzo Silva en esta novela, que no es un autor novel como tú comentas, debería haber sido algo mejor.
      Gracias por tus palabras hacia mi reseña.
      Un besote.

      Eliminar
  6. Justamente tengo este y otro de la serie para leer este verano. Bueno, la verdad es que comencé el otro, no recuerdo el título, pero leí solo las primeras páginas. Personalmente, en cuanto a novela negra tengo un problema. Me fascina la más clásica y norteamericana. Hammett, Chandler o Thompson, Cain... son autores que consiguen unos diálogos y unas historias tan potentes, que todo lo demás me parece como de serie B.
    El negrocriminal español tiende a olvidar que un cierto glamour y escenas potentes son lo que hacen de este género algo atrapante. Aun a riesgo de llegar al límite de realismo.
    Uno de los puntos fuertes de Silva es su conocimiento del procedimiento policial y quizá por ello se esmere en esos tratados forenses. En cuanto a esos errores de contexto, bueno. Reconozco que no suelo fijarme en ellos cuando leo, entiendo que es una ficción y me sobra con que la historia me atrape. Seguro que todas las novelas tienen errores parecidos lo único es que simplemente no conocemos el entorno en el que se desarrolla la acción. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, David.
      Yo no he analizado esos otros aspectos de la novela negra que comentas por la sencilla razón de que no los sé valorar. Así que puede que esta novela a ese respecto esté muy bien, o no. No lo sé.
      Quizás porque no soy muy amante del género policíaco el que los investigadores sean dos guardias civiles a mí me resultó más entretenido, más cercano.
      Lo de saber tanto de la ciencia forense está muy bien para escribir en este género, pero contarlo sin venir a cuento ya no me parece tan bien.
      Siempre he sido muy quisquillosa con esos fallos, pero ahora, con el curso de escritura, estoy insoportable. Me gustaría rebajar el tono porque tengo la sensación de que no disfruto de la novela en su justa medida por culpa de esta manía mía. Los árboles no me dejan ver el bosque, lo sé, pero creo que es deformación profesional.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Veo que la novela no ha pasado del entretenimiento. Me sorprenden los fallos de Lorenzo Silva, entiendo que la editorial revisa la novela y se asegura de que se cumplan ciertos aspectos.
    Respecto a la Isla bonita, en la segunda frase de la canción Madona dice que anoche soñó con San Pedro, más claro no puede estar, ¿no? Jejeje
    Muy buena reseña guapísima, veo que tus clases te están enseñando a analizar!!
    Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María.
      Sí que se oye en esa canción un "San Pedro" pero lo que va alrededor no lo consigo entender. Entre que yo entiendo el inglés regular y que Madonna pronuncia como le da la gana... Pero se ve que tu nivel de inglés es muy bueno, puede que el de Lorenzo Silva se asemeje al mío :(
      Tú lo has dicho, la novela no pasa del entretenimiento pero eso no es moco de pavo, que una historia te entretenga ya es mucho, si, además, la lees sin ponerte pejiguera como yo, mejor.
      Un besote grande, guapa.

      Eliminar
  8. Eso es lo que pasa por asistir a un curso de escritura, que no solo se aprende a escribir sino a desarrollar un ojo crítico que antes era un poco miope. Y esto es muy bueno. Hay que saber leer e interpretar la veracidad y "sinceridad" o credibilidad de lo leído. Evidentemente, también juega un papel muy importante los conocimientos del lector, en este caso de los tuyos, para cazar esos gazapos que a otros nos pasarían desapercibidos. Mira por dónde, nunca me había parado a pensar qué isla bonita era la que menciona Madona en su famosa canción. Y es que, a colación de lo que comenta María Delgado (no suelo leer los otros comentarios, pero el suyo era visible mientras escribía estas líneas, jeje), casi nunca presto atención a la letra de las canciones, sobre todo de aquellas que no me llaman la atención de un modo especial.
    Un abrazo, Paloma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josep Mª.
      En este caso creo que he tenido mala suerte al leer una novela que se desarrolla en un lugar que conozco bastante bien. Digo mala suerte porque esa falta de nombres de las localidades me fastidió un poco la lectura.
      Lo de llamar 'la isla bonita' a La Palma yo creo que solo lo saben los canarios y quienes visitamos la isla con frecuencia, por eso cuando oí por primera vez la canción de Madonna me extrañó mucho que esa señora lo supiera, y más que hubiera estado allí, así que leí detenidamente la letra (cuando la oigo no la entiendo, ya se lo dije a María) y me di cuenta que citaba otro sitio, indagué y, efectivamente, se trataba de otra isla bonita.
      Este curso de escritura me está enseñando mucha letra parda, ja, ja, ja.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hola Paloma,
    Hace una barbaridad que no leía tus reseñas y puedo decirte que me encanta que sigas teniendo este sello franco y directo que te caracteriza, estoy segura que podría identificarlas aunque no tuvieran tu firma, :)
    Tu crítica la he disfrutado mucho, pero siguiendo el (no) consejo que nos dejas; no la añadiré a la lista de pendientes.
    Un enorme beso, da gusto leerte de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Irene.
      ¡Dichosos los ojos que te leen!
      Como ves, después del tiempo transcurrido por este blog yo sigo igual con las reseñas, poniendo el dedo donde más duele. No sé si eso es bueno o no, pero es lo que hay, ja, ja, ja.
      Gracias por tus palabras y bienvenida.
      Un besote.

      Eliminar
  10. ¡Hola compi! Paso de puntillitas por tu reseña y bien sabes por qué (guiño cómplice y emoticono de carita triste).

    He podido intuir que no ha resultado tal y como esperabas, con lo de mucha paja y algunos datos imprecisos por parte del autor.
    Volveré y lo sabes.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Chelo.
      La novela es entretenida pero tiene algunos fallos impropios de un escritor de renombre como es Lorenzo Silva, por eso me ha decepcionado un poco.
      En cualquier caso se puede leer muy bien y para pasar un buen rato es ideal.
      Ya me contarás qué tal está la peli, como ya sé quién es el asesino pues como que no me apetece verla.
      Un besote.

      Eliminar
  11. Hola, Paloma. Esta vez creo que me van a pesar más los puntos negativos de la reseña que lo que he visto de positivo en ella, los libros con mucha paja me desagradan y me suelen cansar y en esta etapa de mi vida ya no les doy segundas oportunidades (antes sí, o me terminaba el libro me gustase o no o me daba algo).
    En fin, que por esta vez no va a la lista.
    Me encanta tu forma de hacer las reseñas, es muy amena siempre.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Chari.
      A mí también me pasa lo mismo que a ti, ya no aguanto tanto como antes, cada vez son más las lecturas que abandono si no me convencen. Esta novela se lee bien, a pesar de los fallos está bien escrita, la narración es impecable, pero es verdad que esa falta de documentación en algunos temas es un lastre.
      Con la cantidad de lectura que hay por ahí haces bien en dejar este libro y ponerte con otros que te resulten más atractivos. Encantada de que mis reseñas te gusten, gracias.
      Un besote grande.

      Eliminar
  12. Pues fíjate que a mí es uno de los libros de la serie que más impronta me dejó y es que creo que, sin nombrar los lugares por los que transcurre más que de forma imprecisa, la ambientación es fabulosa. Esa humedad de la laurisilva parece que te moja la piel mientras lees.
    A mí es una serie que me gusta. No es lo mejor en cuanto al género se refiere. Yo también prefiero los clásicos americanos que menciona David, pero es que no creo que se pueda comparar. Juegan en ligas muy distintas. Incluso en España, hay autores jóvenes que me gustan más, pero a Bevilacqua y a Chamorro les tengo un cariño especial.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosa.
      El ambiente brumoso que tan bien se describe es lo más destacable de una novela, a mi parecer, algo flojita en todo lo demás. Como comento en la reseña, tuve muy en cuenta el nivel alcanzado en "El nombre de los nuestros" y eso me hizo analizar más estrictamente este libro.
      La historia tan ñoña y simplona de Vila con la guardia canaria le restó muchos puntos a ese personaje que, hasta entonces, me caía fenomenal.
      Detrás de tanta crítica puede que se esconda mi poca querencia por el género negro.
      Un besote.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores