29 de junio de 2018

"La habitación oscura" - Isaac Rosa


Un grupo de amigos comparten un local donde reunirse y realizar diferentes actividades. Un día se va la luz en todo el barrio y se quedan completamente a oscuras, entonces descubren la excitación que supone no ver absolutamente nada y cómo ese factor puede cambiar la percepción de las cosas.

A raíz de esa experiencia inesperada deciden construir una habitación oscura en el sótano, donde no se pueda ver, donde nadie puede hablar y así no reconocerse entre ellos. En esa habitación pasan a ser anónimos. En esa habitación los sentidos –salvo el de la vista se agudizan y en ese anonimato cada uno encuentra una vía de escape. En esa habitación descubren la desinhibición, pueden mostrarse como no se atreven a hacerlo con luz, porque allí no existe la fealdad, ni el rechazo.


Cuando construyen esa habitación oscura son jóvenes y los motivos por los que la habitación se muestra atractiva son diversos. Pasan los años y esos jóvenes se hacen adultos, maduran, cambian; y la habitación también cambia, evoluciona con ellos.

A lo largo de quince años los inquilinos van mostrando sus impresiones, qué significa la habitación oscura para cada uno de ellos. Esos moradores tienen nombres propios, Raúl, María, Andrés, Jesús, Pablo, Sonia, Eva, Sergio, Olga… Unos están allí desde el principio, algunos han dejado la habitación tras un corto periodo de tiempo, otros se han incorporado más tarde.

El narrador cuenta en primera persona lo que significa la habitación, qué se siente dentro de ella. El narrador es uno de los usuarios de la habitación oscura; un usuario que va cambiando según qué nos cuenta, unas veces es María, otras es Sergio, otras simplemente no lo sabemos. Pero eso no importa, porque lo que importa es cómo todos y cada uno de los moradores de la habitación oscura buscan allí lo que no pueden encontrar fuera, ahí fuera donde hay luz, donde se ve, donde se reconocen.

En la evolución de los personajes, y de la habitación, se muestran las diferentes etapas de la vida: la juventud donde todo es ilusionante y la madurez que llega cargada de responsabilidades y decepciones.


En esa evolución merece especial mención la manera de contar cómo la crisis económica les afecta. A mí, personalmente, me fascinó. Al principio asisten al hundimiento de la economía como simples espectadores que se creen a salvo de la catástrofe, “un público cautivado por el espectáculo del apocalipsis” para asistir después impotentes al derrumbe donde los cascoques y los vidrios rotos les caen encima provocándoles heridas, algunas irreversibles.

La forma de narrar es muy cinematográfica. El autor utiliza mucho el recurso de la cámara rápida, o “time lapse”. Se nos cuenta el paso del tiempo con esta técnica, donde una sucesión de imágenes pasadas rápidamente nos muestra cómo la habitación y las vidas de sus ocupantes van cambiando. Son cambios imperceptibles si se miran en un lapso de tiempo corto, pero que muestran su importancia al verlos con la perspectiva de un intervalo temporal mayor.

En todo el libro se respira denuncia, un grito en la oscuridad que protesta por tantos sueños rotos, por una juventud perdida en el desencanto de unas expectativas que no se cumplieron.

“La habitación oscura” es una alegoría, llena de metáforas, algunos fragmentos son pura prosa poética, otros son tan prosaicos que se rompe completamente el ritmo y hasta descoloca al lector. Este recurso me parece bien si está hecho a propósito, si se busca ese desconcierto. Lo que no me pareció tan bien fue la creación de situaciones poco creíbles para así desarrollar un argumento que se ve forzado al final. Además, ese final es brusco, áspero, y tan sorprendente que a mí no me convenció, no me lo creí.

En cualquier caso la trama y la forma de contar es original, no deja indiferente y eso siempre es de agradecer.


Nota: En este vídeo resalto algunos párrafos de la novela que me parecieron muy buenos.



18 comentarios:

  1. Con este argumento Buñuel sacaba petróleo, seguro que hay algún proyecto para realizar una adaptación. El propio estilo y los recursos, según dices, son muy cinematográficos.
    Bueno, me alegra esta reseña de Isaac Rosa, porque es un autor al que le tengo ganas y hace unos días estuve de compras libreras y no me acabó de convencer lo que vi/leí. Este título, sin embargo, no estaba entre ellos. Tiraré por aquí.
    Un abrazo veraniego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gerardo.
      Yo no conocía al autor de nada. Si leí esta novela fue por sugerencia de mi profesora de escritura creativa y me alegro de ello porque es un escritor muy bueno.
      A pesar de que le vi algunos fallos a la novela, está muy bien y las reflexiones son para pensar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. hola! que inquietante, sugiere agorafobia o cosas tipo locura, es rara, gracias por darla a conocer, todo un placer, saludosbuhos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Búhos.
      Gracias por vuestra visita.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Una habitación oscura y la evolución de unos amigos, no se, sin embargo, por tú final de la reseña no se que hacer sinceramente, de modo que me lo pensaré y por supuesto no solo como siempre me ha gustado la reseña, si no el vídeo también, me ha gustado mucho.
    Besos y buen fin de semana. TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tere.
      La novela es interesante a pesar de esos pequeños fallos. No me arrepiento para nada de haberla leído, es original y te hace pensar.
      Un besote.

      Eliminar
  4. Hola Paloma,
    Pensar que se necesita de una habitación oscura para poder ser uno real, es como poco inquietante, la verdad. Supongo que es una tela autoimpuesta por una sociedad en la que las bases ya están dadas, los patrones adquiridos y nosotros simplemente debemos seguir. Pero no deja de ser triste que se precise de ella.
    Quizás me tira para atrás tu conclusión final.
    Pero aún así no sé...
    Me gusta mucho las inclusiones que haces con los vídeos.
    Un beso, y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Irene.
      Como le comento a Tere, a pesar de ese final forzado merece la pena leer la novela. Los motivos por los que los protagonistas se sienten libres en esa habitación oscura son dignos de reflexionar y llevan implícitas muchas cosas.
      Como digo en la reseña es un libro que se sale de la norma.
      Un besote, guapa.

      Eliminar
  5. Como te dije en Vimeo, me gusta bastante el autor. He leído tres libros suyos que me han parecido sorprendentes y es que es un autor original que no deja indiferente. Concretamente este, lo tengo entre los pendientes hace mucho. A ver si gracias a tu excelente reseña, me animo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosa.
      Creo que yo repetiré con este autor que no conocía hasta que mi profesora de escritura creativa me lo citó.
      Me parece que te gustará esta novela.
      Un besote.

      Eliminar
  6. Lei este libro hace ya tiempo y lo tengo reseñado en mi blog. Isaac Rosa es representante de la llamada novela política, o sea, él hace de la literatura un arma de lucha y de denuncia sin despreciar la calidad literaria que innegablemente la novela tiene. Aquí hace una advertencia a los jóvenes que vivían estupendamente -"como turistas"- ignorando los problemas socio-politicos hasta que estos de pronto cayeron sobre ellos que vivieron como si estos no existieran.
    La realidad españoka de los últimos 15 años se "ve" en esta habitación oscura.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan Carlos.
      Esa faceta de denuncia es lo que más me gustó de esta novela. Como comento en la propia reseña, la descripción de la actitud de los personajes ante la crisis es fantástica, porque ahí creo que nos vemos reflejados todos. Al principio nadie creyó que la cosa iba ser tan grave (ni siquiera el presidente del gobierno) y que nosotros saldríamos indemnes del mal trago, luego comprobamos que el derrumbe estaba en la casa de al lado, o en la nuestra, y que los cascoques nos golpearon.
      Un besote grande.

      Eliminar
  7. Oye pues apetece, se sale de lo de siempre y es denuncia social, otro más a la lista.
    Besos y me ha encantado tu reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gemma.
      Pues ya sabes, a engrosar la lista. Esta novela merece la pena que se tenga en cuenta.
      Un besote.

      Eliminar
  8. De premisa interesante, muy interesante diría yo, y abordando la realidad social española, me ha parecido una novela que en esa originalidad de la habitación oscura encuentra un buen hábitat para desarrollar la historia de unas vidas. Y por tu parte Paloma, además de un texto que da gusto leer, me encanta todo el diseño gráfico que realizas en tus entradas con la portada, los insertos y para culminar también los vídeos que a veces incluyes. Mucho trabajo y muy bien Hecho. Felicidades y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Miguel.
      Muchas gracias por tu siempre positiva valoración. A veces, me pongo en plan virguero y me afano en hacer vídeos (aunque esté mal que yo lo diga tienen mucho curro), sobre todo si el libro me ha causado muy buena impresión.
      Desde luego si la novela es mala, este no es el caso, no me empeño mucho porque si el autor no se esforzó en escribir un buen libro no voy a hacerlo yo en escribir la reseña, ja, ja, ja.
      Gracias nuevamente por tus palabras.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  9. Tiene muy buena pinta, seguro que es un libro diferente. Lo anoto a mi lista. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mamen.
      Espero que te guste si te decides a leerla.
      Un besote.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores