12 de julio de 2017

'Más allá del invierno' Isabel Allende

    La acción de esta novela se desarrolla en Estados Unidos. Lucía, una chilena en la sesentena, Evelyn una guatemalteca adolescente y Richard un judío norteamericano entrecruzan sus destinos cuando tras un incidente fortuito han de deshacerse de un cadáver.

   Este es el punto de partida y la excusa para contar las historias de estos tres personajes tan distintos entre sí y con unos pasados también completamente diferentes.

   A través de la historia personal de Lucía conoceremos la historia más reciente de Chile. O quizás no tan reciente porque se remonta al golpe de estado militar y las represalias posteriores con su abultada cuenta de desaparecidos.

   A través de la historia personal de Evelyn conoceremos la situación social de Guatemala, con sus pandillas que extorsionan y amenazan a la población. También conoceremos el problema de la inmigración ilegal a EEUU cuando multitud de hispanoamericanos huyen de situaciones de pobreza y explotación en sus propios países para caer en la redes mafiosas que los introducen en el país más rico del continente para seguir siendo pobres y explotados.

   A través de la historia personal de Richard conoceremos parte de la historia de Brasil y del peso que supone provenir de una familia con un historial de compromiso y lucha social.

   Cada personaje arrastra debido a su pasado sus propios miedos, sus vivencias traumáticas que los marcan y que los impulsan a una forma determinada de ver la vida. Estos tres personajes, cada uno a su manera, están desencantados con su existencia, están en el invierno de sus vidas -incluso Evelyn que es la más joven-. Sin embargo, juntos encuentran el apoyo que todo ser humano necesita para enfrentarse a su propia existencia y así conseguir la fuerza que les haga ilusionarse por lo, mucho o poco, que quede por vivir. Están en el invierno de sus vidas pero juntos descubren que más allá del invierno viene la primavera y el verano.

   Esta novela me tiene el corazón partido. Por un lado me ha gustado mucho y por otro no tanto. 

   Soy seguidora de Isabel Allende desde hace más de treinta años. En los años 80 me enganché a su lectura con "La casa de los espíritus" y desde entonces he leído todo lo que ha escrito de manera que para mí se convirtió en una escritora fetiche, como una amiga de la que sabía a través de sus letras. Sin embargo, desde hace más de diez años esa amistad se enfrió. La calidad de sus obras empezó a languidecer, aun así seguí leyéndola con la esperanza de reencontrarme a la Isabel que me enamoró con sus primeras creaciones.

   El argumento -o los argumentos pues son varias las historias que se cuentan- para quien, como yo, ha leído todo de la autora, es poco original. Otra vez se cuenta el golpe de estado chileno y la represión con los desaparecidos (La casa de los espíritus, Mi pequeño país inventado, etc). Otra vez se cuenta el trauma de un hombre que arrastra un pasado familiar desgraciado y que le impide mantener una relación medianamente normal con sus semejantes (El plan infinito). Otra vez se cuenta la pobreza de los países menos desarrollados de América (Eva Luna, De amor y de sombra, etc).

   Además, otra vez, la autora recurre a su propia biografía para dar vida a alguno de sus personajes -Lucía huye de Chile tras el golpe y se refugia en primera instancia en Venezuela para luego recalar en EEUU, al igual que hizo Isabel Allende-. El empleo de temáticas habituales y complementarias al argumento principal, aquí también se repite: las alusiones al mundo mágico de los chamanes con esa mezcla de religión ancestral de las culturas indígenas más la oficial.

   Sin embargo, todo esto, aunque algo repetitivo, lo cuenta con la forma tan personal de narrar que tiene ella, la Isabel Allende de los inicios. El empleo del lenguaje, florido, mágico y con cierto tono de humor es excepcional y me ha hecho disfrutar mucho de la lectura (aunque los diálogos siguen sin convencerme del todo). En el primer capítulo ya supe que me estaba reencontrando con la Isabel que yo amo; la forma de describir una tormenta de nieve en Nueva York me enganchó de manera que devoré el libro.

  Con esta novela me he reencontrado con esa vieja amiga que he estado añorando desde hace mucho tiempo. Con esta novela me he reunido con una amiga a la que no veía desde hacía años y que vuelve a contar las mismas vivencias que ya conozco pero con la pericia de siempre, con el arte tan peculiar que la caracteriza, para disfrutar de su conversación como antaño, para disfrutar de su compañía y su manera de hablar. 

   Después del invierno que nos separó por su mala climatología ha llegado el verano para reunirnos.

"En medio del invierno aprendí por fin que había en mí un verano invencible"
Albert Camus.





22 comentarios:

  1. Paloma: Coincido totalmente contigo y comparto la misma experiencia. Parece como si expresaras mi opinión pero con tus palabras y tu estilo personal.
    Yo también he leído casi todo de Isabel Allende y era hasta hace poco una de mis escritoras favoritas en lengua castellana. "El juego de Ripper" me decepcionó hasta el punto de no reconocer en esa novela a esta autora. Luego, con "El amante japonés" recuperé un poco la estima (literaria) por ella.
    La novela que mencionas me resultaba desconocida -supongo que es su última obra- debido seguramente a que he dejado de seguir los pasos de Isabel Allende. Tal como la describes, también me crea un sentimiento de ambigüedad. Quizá acabe leyéndola si mi tiempo libre da para tanto como para ir leyendo la cantidad de libros que tengo pendientes, jeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta novela acaba de salir como quien dice, puede que sea esa la razón por la que aún no hubieras oído hablar de ella.
      A mí El amante japonés no me gustó nada de nada, hasta me pareció mal escrito, fíjate. Sin embargo El juego de Ripper no me disgustó especialmente aunque el argumento no me enganchó tampoco. En fin, para gustos los colores.
      En cualquier caso creo que Más allá del invierno supera en calidad a esas dos novelas que menciono, sin llegar al nivel de sus primeras obras me parece que Isabel Allende consigue con esta última recuperar algo de aquella maestría que a muchos nos enamoró.
      Si le haces un hueco para leerla ya me contarás si coincides conmigo o no.
      Un abrazo, Josep Mª.

      Eliminar
  2. Te ha gustado el lenguaje florido y mágico porque te recuerda a la Isabel Allende de los comienzos. A mí la de "La casa de los espíritus" me gustó mucho, aunque con la conciencia de que seguía la estela del García Márquez de "Cien años de soledad". Es verdad que era jovencita y reverenciaba a los escritores por lo que era poco crítica. No he vuelto a leerlo. Sí leí otros posteriores y me desencantó por completo, imagino que en estructura, caracterización y quizá en diálogos (aquí nombras que en este libro flaquean también). Imagino que ese lenguaje florido en la actualidad me repele un poco. Me resulta forzado y artificial. Actualmente no me interesa mucho como escritora (en cambio, si leí una entrevista de ella y me agradó como persona, aunque tampoco recuerdo por qué). Pero no la descarto por completo, pese a lo recurrente de sus temas.
    Buena reseña, Kirke. Alabo que analices el libro desde varios aspectos, es lo que más me interesa de una reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que los diálogos siempre han sido el punto flaco de esta escritora, pero en otras novelas los utilizaba poco y eso evitaba restar calidad a la obra.
      Isabel Allende siempre fue muy combativa, de ideología izquierdista y muy crítica con la dictadura de Pinochet, puede que ese carácter reivindicativo es el que se adivina en alguna de sus entrevistas y te la haga atractiva. Sin embargo, a mí me parece que desde que se instaló en EEUU y se adaptó a la fama y el dinero que reporta una buena venta de libros, perdió bastante fuelle o puede simplemente que la edad nos hace más acomodaticios y ya no esté para combates ideológicos ni para reivindicaciones.
      En esta novela, sin llegar al realismo mágico de sus primeras obras (tan solo una breve pincelada al final) utiliza ese lenguaje tan peculiar y tan suyo y que a mí siempre me gustó.
      Me alegra saber que te gustó la reseña.
      Un beso, Ángeles.

      Eliminar
  3. Hola! Tengo muchas ganas de leerlo porque Isabel Allende suele gustarme mucho! Me alegra ver que has disfrutado del libro! Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De las últimas novelas, para mí esta es la mejor y con diferencia. Creo que te gustará.
      Un saludo, Beatriz.

      Eliminar
  4. Supongo que cuando hace mención tan reiteradamente a los acontecimientos que vivió es porque todavía no a superado la herida y todo loq ue le supuso, y lo entiendo, pero creo que soy de la opinión que un escritor debe tener cuidado en no hacerse muy repetitivo pero aún así la entiendo, no obstante, me atrae esta novela de Isabel Allende, tomo nota y me haré con ella para ver si consigo ser capaz de llegar a ella que como siempre hay mucho que leer y poco tiempo, ains. Besos. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para quien no haya leído mucho a Isabel Allende este libro le gustará más que a quienes lo hemos leído todo de ella, porque esa repetición no la sentirá y todo será nuevo.
      No sé si contar una y otra vez el tema del golpe de estado en Chile es una manifestación de un trauma o falta de inspiración. No lo tengo muy claro.
      Espero que mis reseñas no te agobien mucho añadiendo libros a tu larga lista de pendientes, jajaja.
      Un besote, guapa.

      Eliminar
  5. Me ha pasado como a ti. la conocí con "La casa de los espíritus" y la fui siguiendo. Cuando salió "Retrato en sepia" e "Hija de la fortuna" que eran como precuelas de "La casa..." me entusiasmaron y he leído la trilogía dos veces (y no descarto volver a hacerlo. He leído todo el resto de sus novelas (aunque casi no recuerde nada; mucho menos en todo caso, que tú)...pero después de leer "El juego de Ripper" me enfadé mucho y no he vuelto a visitarla. Me han dicho que "El amante japonés" es mejor, pero no me animé Igual ahora las leo las dos: "El amante..." y esta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le comento a Josep, a mí El juego de Ripper no me disgustó, las historias de algunos de los personajes me interesaron y en la forma de escribir me pareció vislumbrar en algunos momentos a la Allende de los inicios, la que echamos todos de menos.
      El amante japonés aunque tiene bastantes defensores a mí me pareció muy malo, y decepcionante porque además de un argumento muy ñoño me pareció mal escrito.
      En cualquier caso, esta novela es mucho mejor que estas dos anteriores.
      Pero para salir de dudas creo que te tendrás que leer la del amante y esta y juzgar por ti misma.
      Un besote.

      Eliminar
  6. Yo entré en Isabel Allende con la durísima"Paula" y me hizo adicto de la escritora chilena; luego leí "La casa de los espíritus", ¡qué maravilla! A partir de entonces, si bien no me desanimaba para nada su lectura pues el estilo de la chilena me encanta, sí que no encontraba grandes novedades en ellas ("Eva Luna", "Retrato en sepia,"...). Me atrae ésta que comentas y también "El amante japonés", e incluso "El juego de Tupper" que la va a sacar El País dentro de nada en su promoción veraniega de Novelas Thriller.
    Tu reseña, Paloma, me parece excelente pues como te dice Ángeles Impíos analizas la novela desde varios aspectos y eso es lo que también a mí me atrae de una reseña. Tú lo haces y de ello resulta una muy buena aproximación a este relato.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi opinión sobre El juego de Ripper y El amante japonés ya la he plasmado en los comentarios de Josep Mª y de Rosa, aunque sobre gustos no hay nada escrito. Por lo que harás bien en leerte las dos y esta y sacar tus propias conclusiones.
      Yo creo que el gran inconveniente de Allende es que su primera obra fue sublime e inconscientemente cuando uno lee otras obras suyas hace comparaciones y aunque esas novelas posteriores no sean malas empalidecen ante esa primera.
      Cuando hago una reseña intento plasmar los sentimientos que me trasmite el libro en cuestión y ahí, a veces, mezclo churras con merinas, pero es lo que me sale de dentro al analizar la lectura.
      Me alegro que te guste mi forma de reseñar.
      Un besote, Juan Carlos.

      Eliminar
  7. No he leído nada de Isabel Allende aún, pero cuando lo haga, quiero empezar por sus novelas más célebres, o más bien, más antiguas ("Paula" por ejemplo me llama mucho).
    No eres la primera en notar una cierta decadencia en las obras de la autora, una cierta tendencia a la repetición en sus novelas y una cierta pérdida de su esencia. No puedo juzgar porque no la he leído, pero es bueno tener estas consideraciones en cuenta.
    A ver si sus próximas obras consiguen devolverte a la auténtica Isabel.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no has leído nada de esta escritora te recomiendo, como tú misma estás pensando, que empieces por sus primeras obras. "La casa de los espíritus" es la mejor sin lugar a dudas. "Paula" es muy buena, pero te aseguro que es una lectura muy dura; creo que junto a "Un monstruo viene a visitarme", es de las lecturas más desgarradoras que he leído nunca (esta además está mucho mejor escrita que la del monstruo), imposible leer algunos pasajes sin lágrimas en los ojos, te lo aviso.
      Si te decides a conocerla esperaré tu reseña correspondiente para saber tu opinión sobre esta autora.
      Un beso, Sofía.

      Eliminar
  8. ¡¡¡Hola!!!! A mí me conquistó en los 90 con La casa de los espíritus, luego he tenido altibajos. Me alegra que te reencontraras con esa Isabel que te gusta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que de sus últimas novelas esta es la mejor, no alcanza el nivel de sus inicios pero algo es algo.
      Un beso, Gemma.

      Eliminar
  9. Todavía no he leído nada de la autora, creo que iría por los comienzos, para empezar con buen pie. Me gusta esa comparación de amigo-escritor, porque a mí me pasa lo mismo con aquellos autores con los que, digamos, tengo "confianza". Es un fenómeno curioso en sí mismo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me parece curiosa esa conexión que se da con algunos escritores por parte del lector. En mi caso y con Isabel Allende, al leerla durante más de treinta años la siento como parte de mi círculo de amistades. Además, el escribir principalmente (en sus inicios sobre todo) sobre experiencias vividas por ella o por su familia, hace que la sienta más cercana, pues tengo la sensación de eso, de que es una amiga que te cuenta cómo le fue en la vida.
      Y, para rematar, como toda buena amistad que se precie he tenido altibajos con ella, momentos en los que me he separado (su época de novelista para adolescentes me pareció una traición) y otros en los que me he reconciliado, como esta novela que hoy traigo.
      Un abrazo, Gerardo.

      Eliminar
  10. Una reseña preciosa, Paloma. Ese reencuentro con un amigo de hacía años es un sentimiento que solo puede generar el amor a las letras. De esta autora leí La casa de los espíritus, me gustó pero es cierto que poco antes leí Cien años de soledad y la sorpresa fue menor. De este que comentas me echa para atrás el lenguaje mágico o florido, pero sobre todo el marcado realismo de la historia. Hace tiempo que huyo bastante de él en literatura, bastante lo trato en la vida real y yo lo que busco en la ficción son historias y personajes que no me encuentre por la calle. Leer es evadirme y un excesivo realismo o datos biográficos me da cierta pereza. Aunque tu reseña invite, sin duda, a leerlo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con esta novela poca evasión vas a encontrar, las cosas como son. Todo lo contrario, pues toca temas actuales y también dolorosos, como el tráfico de personas, los desaparecidos de la dictadura chilena y cosas así.
      A mí Isabel Allende siempre me gustó; aunque creo que desde que se afincó en EEUU se ha aburguesado y se ha integrado plenamente en el "way of life" norteamericano, lo que le ha hecho menos combativa que cuando empezó a escribir.
      Con todo y con eso sigue siendo una buena amiga, como la mayoría de sus obras tienen mucho de su biografía cuando la leo sé de sus cosas y después de tantos años la siento cercana.
      Un abrazo, David.

      Eliminar
  11. Nunca me interesó leer nada de Allende. Tuve La casa..., pero lo vendí. No me llama la atención ni sus tramas. Tal vez soy muy prejuicioso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La casa de los espíritus o Paula son libros muy buenos que merece la pena leer. A mí sí me engancha la manera de escribir de esta señora, aunque se aburguesó demasiado (según mi criterio) cuando se afincó en EEUU y eso creo que afectó a su escritura.
      Un saludo.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores