28 de octubre de 2015

La OMS y sus informes


   A cuenta del informe sobre la carne roja y los productos cárnicos procesados que ha emitido la OMS quiero hacer unas cuantas reflexiones y ya de paso dar rienda suelta a mi indignación.

   Debería aclarar antes de meterme en materia que mi opinión sobre la Organización Mundial de la Salud no es muy positiva. Recalco que es una opinión, la mía. Y es que en los últimos años, a mi parecer, esta organización se ha ido desacreditando por varios sucesos más o menos oscuros.

   En el año 2009 los expertos de la OMS nos avisaron de una pandemia apocalíptica de gripe A. En el informe correspondiente se nos vaticinó que un virus mutado de la gripe porcina podía afectar severamente a toda la población mundial causando un gran número de muertes. Ante este panorama el pánico se extendió, como es lógico y natural, y todos estuvimos a punto de no salir de casa por si al tocar al vecino nos transmitía la muerte. Los gobiernos atendiendo al susodicho informe decidieron poner coto a la que se les venía encima. Una empresa farmacéutica empezó a fabricar vacunas que se vendieron como churros, evidentemente, y que aumentaron los ya pingües beneficios de la multinacional. Asimismo la fabricación del antiviral Tamiflu tuvo las ventas aseguradas desde antes de salir del laboratorio. Entre vacunas y antivirales hubo que soltar un montón de dinero para asegurar el suministro cuando el terrible virus atacara nuestros organismos.

   Al final la tan temida gripe A no fue ni tan devastadora ni tan letal como los expertos de la OMS nos dijeron y los antivirales están criando polvo en los almacenes de muchos hospitales porque, afortunadamente, no fueron necesarios. Parece que en este caso los expertos se equivocaron. ¿Se equivocaron? Uno de ellos, al que llamaron "Dr. Flu" (doctor gripe), fue acusado de "exagerar" el efecto de este virus cuando él mismo era el director de un laboratorio que fabrica vacunas. Las acusaciones de la falta de rigor y de imparcialidad del informe sobre la virulencia de esta gripe fueron constantes.

   El año pasado el virus del Ébola, que suele atacar África periódicamente, cambió de zona y apareció en la parte occidental del continente cuando lo habitual es que lo haga en la zona central. Por un motivo u otro se intervino tarde y mal y la OMS recibió muchas críticas por la falta de reacción. El virus se extendió mucho más de lo acostumbrado -incluso llegó a Europa- y hete aquí que cuando el mundo desarrollado empieza a ver las orejas al lobo un laboratorio farmacéutico dice estar experimentando un suero que pone a nuestra disposición generosamente y ya de paso se salta varios años de protocolo investigador en cuanto a aplicación en humanos. Todo muy raro.

     El lunes y para empezar bien la semana la OMS suelta una bomba con otro informe de los suyos: las carnes procesadas son cancerígenas. Zas, así, sin anestesia ni nada. Por supuesto los titulares no se hicieron esperar y las barbaridades que se llegaron a decir en algún que otro medio informativo fueron de campeonato (verbi gratia: "las salchichas son tan nocivas como el tabaco o el amianto").

   Una servidora trabaja precisamente con productos cárnicos procesados, en mi caso, para mejorar el perfil lipídico y así convertirlos en alimentos más cardiosaludables. Como investigadora de estos productos conozco perfectamente su composición y las sustancias "potencialmente" dañinas pero también conozco todas las ventajas que aportan esas sustancias y por eso se utilizan -me estoy refiriendo a los nitritos que se adicionan a este tipo de productos para conservarlos y evitar, entre otras cosas el botulismo- pero no quiero ponerme técnica. 

   A lo que voy es que todo lo que la OMS declaró en el dichoso informe no es nada nuevo. Los que nos movemos en ese campo ya sabíamos todo lo que aparece en el texto aunque muchas de las cosas que cuenta son poco precisas y poco aclaratorias. Mi pregunta -y mi sospecha- es ¿a qué viene ahora el dar publicidad a todo esto? ¿Qué o quién hay detrás de este informe? Perdonad mi suspicacia.

    No obstante a río revuelto ganancia de pescadores porque ahora los nuevos gourmets nos ofrecen una alternativa a la carne: los insectos. Esta opción se basa en la cantidad de proteína que tienen estos animalitos -ni de lejos llega a la calidad de la que tiene la carne- y además no son cancerígenos; al menos mientras que la OMS no diga lo contrario. Nunca falta un roto para un descosido. 

 Yo, de todas formas, no pienso dejar de consumir carne roja y/o procesada. En lugar de seguir las recomendaciones de la OMS seguiré las de mi madre -una excelente cocinera- que fue una adepta fiel a la dieta mediterránea. Para no extenderme más la pirámide ilustra qué alimentos hay que tomar y con qué frecuencia para tener una dieta saludable.



  Para mí la OMS ha caído en el descrédito o es que a estas alturas una ya no cree en nada, ni siquiera en la OMS. 

Kirke  


P.D. Para quien esté interesado en leer el informe -que no es tal, es una nota de prensa- aquí os lo pongo




  

   

20 comentarios:

  1. ¿Qué es lo que parece deducirse de todo, que puede haber intereses económicos·detrás de todo el alarmismo y por eso se lanzan esas bombas "informativas", o que, aprovechando esos informes de la OMS hay quien intenta sacar partido y se enriquece gracias a ellos? Es como lo de "¿qué fue antes, la gallina o el huevo?".
    A mí me parece tremendo lo de que se pueda "negociar" con la salud. Has puesto ejemplos que, desde luego, ahí están y me han recordado que cuando pasó lo de la gripe A , en el centro en el que trabajo y a la vuelta de vacaciones en septiembre, nadie quería besarse al saludarse, no fuera cosa que alguien la tuviera y la "pegara" a los demás.

    Ahora afecta al consumo, y no es poca la comida a la que afecta, ¡con lo que a mi me gusta el chorizo, por Dios ;-)!
    Pero yo haré como tú (¡me ha encantado lo que has dicho!). Haré caso de las recomendaciones de mi madre y de mi abuela, que con 94 años y habiendo comido carne toda su vida está más sana y mejor de la cabeza que algunos.

    Como siempre, te has explicado como un libro abierto y me ha resultado muy interesante este post, ¡gracias Kirke! qué agilidad la tuya con un tema de tanta actualidad.

    ¡Un beso grande!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no quiero lanzar acusaciones contra nadie pero que cada uno saque sus propias conclusiones. Si el informe tiene fines espurios ya se verá con el tiempo.
      La rapidez en contestar a este tema es importante porque la manipulación por parte de algunos sectores puede ser muy perjudicial.
      En la alimentación, como en todo, hay que guiarse por el sentido común. Y sólo destacar que en la pirámide nutricional que aparece en el post el embutido y la carne roja se encuentran en la parte de arriba, es decir se recomienda un consumo esporádico (en otras pone 1-2 veces por semana) y esta pirámide lleva en funcionamiento muchos años sin necesidad de informes de la OMS.
      Un besote.

      Eliminar
  2. Muy interesante, amiga. Algo así nos sospechábamos en casa. Siempre se ha dicho que lo ahumados son cancerígenos y el alto número de Cancer de colon y, en general, de aparato digestivo que hay en mi tierra podía deberse a un exceso de embutido, pero también ha habido mucha gente que tras cenar embutido todos los días de su vida, vivió noventa años. Todo ha sonado a intereses ocultos. Aún recuerdo cuando se preconizaba la virtud del aceite de girasol frente al de oliva y dislates semejantes. O los que cuentas, sin ir más lejos. Cualquier día nos enteramos que un sobrino del primo de uno de la OMS tiene una empresa que importa chapulines.
    Gracias. Una entrada muy bien escrita y contundente.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema de los aceites también tuvo un trasfondo económico. Las malas lenguas dicen que las investigaciones sobre los efectos beneficiosos del aceite de oliva no vieron la luz hasta que los olivos californianos no fueron productivos y así poder atenuar la importación de este producto en EEUU.
      Y ya que citas los ahumados creo que la OMS debería hacer otro informe sobre el salmón y otros pescados que se procesan mediante esta técnica porque este problema radica en algunas sustancias que se generan en la combustión y se vehiculizan por el humo.
      No es por asustar al personal pero si nos ponemos apocalípticos tenemos tema para rato.
      Y respecto a lo que comentas del sobrino y los chapulines mi primer comentario cuando supe de la noticia fue que algún mandamás de la OMS tenía una granja de pollos y quería darle rendimiento. Veremos.
      Un beso

      Eliminar
  3. Se agradece tu punto de vista y más teniendo en cuenta tu experiencia y perfil profesional. Me pregunto por qué en los periódicos no se prodigan opiniones tan prudentes y mesuradas. Cualquiera interesado en el tema de la nutrición (como es mi caso) sabe que el consumo de carne roja y procesada debe ser esporádico, no es nada nuevo. Como en la pirámide nutricional que añades al final, cosa sabida y resabida. El problema es que en los últimos años el consumo de carne se ha disparado y la dieta mediterránea de toda la vida, el "guisote" que lleva verduras y-o legumbres y un poco (un poco) de carne o pescado, se ha ido abandonando. Es algo a tener en cuenta, vista la fortaleza de nuestros mayores. Además, no todo es cáncer. Se trata de envejecer con calidad de vida y reducir la incidencia de la diabetes, la hipertensión, etc. Ni me imagino el ahorro que supondría para nuestro sistema de salud, teniendo en cuenta que la esperanza de vida crece y crece.
    Lo peor de todo, para mí, es el sensacionalismo de los medios de comunicación, siempre buscando el titular, el "twit" y nunca o casi nunca entrando en honduras. De todos modos, el impacto de la noticia durará dos o tres días y luego será absorbida por la vorágine informativa.
    Hay mucha desinformación, bulos y medias verdades y es porque falta un verdadero debate. SI uno quiere saber, necesita contrastar opiniones y requiere tiempo, no es cosa de un "click" o dos. Respecto a la OMS, es una pena que una agencia de la ONU no sea totalmente independiente. Supongo que el sistema en el que vivimos es así, con todo lo bueno y lo malo.
    Muy buena entrada Kirke, un paréntesis a lo literario pero que también tiene mucha miga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has dado con la otra cara de la moneda de esta entrada y que también tiene mucha miga. Cómo nos llega la información y quién la da.
      Los titulares sensacionalistas suelen ser engañosos y esto no sé si es debido a que buscan un impacto en el receptor y engañan a propósito o es simplemente la ignorancia del que informa que ante la urgencia de ser el primero en dar la noticia no se para a documentarse adecuadamente.
      La famosa dieta mediterránea de la que tanto presumimos según las últimas encuestas apenas es seguida en nuestro país, y es una lástima porque hay unanimidad en el mundo científico, y mira que esto es muy raro, sobre lo buena que es para la salud ya que es equilibrada y completa. Nuestros abuelos que nunca leyeron ningún informe sobre seguridad alimentaria siempre supieron comer sano (el único problema en algunos sitios y épocas fue la escasez que no el buen juicio)
      Un saludo, Gerardo

      Eliminar
  4. Muy interesante Kirke.

    Es cierto que mirando atrás las señales alarmistas de la OMS con frecuencia parecen haber respondido más a intereses de potentes empresas que a un verdadero interés por la salud. Desgraciadamente ya no nos podemos fiar casi de nadie, porque todo se parcializa y realmente este tipo de avisos únicamente provocan alarma y pérdidas económicas a unos y ganancias a los lobbies que los impulsan.

    Yo, como tu, creo que la dieta mediterránea es ideal y de momento ...paso de los insectos, imagina con todos los pesticidas y herbicidas que les echan...ni hablar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco pienso comerme ningún insecto, aunque no tengan ningún pesticida. Donde esté un buen jamón ibérico que se quiten los gusanos, las mariposas y demás "manjares" entomológicos.
      Y sí, es una pena no poder fiarse de instituciones que se crearon para defender al ciudadano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Kirke, acà todo esto fue una bomba y ahora asimilo que lo fue para el mundo entero.

    Considero que no es casualidad que los nutricionistas recomienden evitar las carnes rojas para cierto tipo de personas, al igual que los embutidos. Y como dije en mi blog, no han descubierto el agua caliente o como tù misma afirmas, eso no es nada nuevo. Pero de ahì a decir que dan càncer es una cosa de terror para todos. Pensè entonces, que los de clase media estamos condenados a comer pollo y los pobres huevo, porque los mariscos, pescados y pavo estàn carìsimos en los supermercados.

    Yo no reniego que hay que moderar la ingesta de carnes rojas (genial que nos recuerdes la piràmide de la alimentaciòn) pero tambièn me queda la espinita que estas organizaciones mundiales estàn muy influencias por la opiniòn de "expertos" patrocinados por cadenas de supermercados y trasnacionales. No quiero meter mi pulla de izquierda, pero esta situaciòn me recuerda mucho a la promociòn que se hizo de fàrmacos contra el sìndrome de hiperactividad y dèficit atencional que hizo millonarias a muchas industrias farmacèuticas, debido a las opiniones y estudios privados de psicòlocos y psiquiatras.

    Claro que esta teorìa es vàlida y es pertinente la publicaciòn de este post. Yo como no creo ni dejo de creer, si reduzco el consumo de carnes rojas pero ya mi doctor me mandò a eliminar de tajo los embutidos por mi hipertensiòn.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sospecha de que la carne roja está directamente relacionada con el cáncer de colon viene de antiguo. Los detractores de este tipo de carne hace tiempo que insisten en ello. Yo pensé que el informe de la OMS aclararía algo al respecto pero nos deja igual que estábamos pues alegan que no hay pruebas contundentes sobre la relación entre carne roja y cáncer colon-rectal.
      La ingesta de carne roja debe ser moderada, así como la de embutidos pero sobre todo por la gran cantidad de ácidos grasos saturados que contiene y que afectan negativamente a nuestra salud cardiovascular (un aspecto que no parece importar demasiado a mucha gente y sin embargo las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo desarrollado)
      La carne roja también tiene sus ventajas, es una fuente importante de hierro hemo que se absorbe fácilmente y que es un elemento importante en el crecimiento de niños y en el caso de mujeres embarazadas.
      De todas formas todo reside en el equilibrio. El padre de la nutrición española, Grande Covián, decía que había que comer de todo pero con moderación.

      Eliminar
  6. Si nos guiamos por lo que se puede comer, o mejor dicho por lo que no se puede comer... No comeríamos nada. Lo que es bueno para una cosa, es mala para otra... El queso es bueno porque tiene calcio, pero es malo para el colesterol. Las frutas y verduras son divinas para la salud, pero tienen miles de productos químicos sulfatados. El pescado ha de estar bien hecho y sino es necesario congelarlo. Se necesita proteína animal, pero ahora resulta que es cancerígena. Demos las gracias porque nos sigan dejando comer un poco de chocolate siempre y cuando sea del más del 70% (hasta que digan que es malísimo).

    Disfrutemos comiendo sin pasarnos y ya está.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento el chocolate puro no parece tener muchos inconvenientes pero dales tiempo a los de la OMS que también encontrarán algo. Si se diera el caso pienso hacer lo mismo que con sus opiniones sobre la carne roja: pasar de ellos.
      Hay que comer con moderación y además (tú lo has apuntado) disfrutar!! No sirve de nada comer sano y si no disfrutamos con lo que comemos porque el deleite al comer también incide en nuestro bienestar.
      Un abrazo, Beatriz

      Eliminar
  7. Yo tampoco estoy muy de acuerdo con las últimas intervenciones de la OMS. Y luego hay que tener también en cuenta que los medios de comunicación lo cuentan como lo cuentan. Como decía Grande Covián, hay que comer de todo pero en plato de postre.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí señora, la dieta del plato de postre es la mejor y quien la recomendó fue uno de los mejores dietistas que hemos tenido y que tendremos.
      Grande Covián decía que había que comer de todo y de lo que a uno le gusta un poquito más. Comer debe ser sano pero también un placer.
      Un beso

      Eliminar
  8. Yo lo tengo claro: A estas noticias de impacto alarmista ni caso.
    Efectivamente son sondas que se lanzan a la población para crear inseguridad y miedo y buscar soluciones y alternativas que a su vez surgen como milagrosamente de multinacionales del tipo que sea que ofrecen esos productos tan demandados.
    Un ejemplo claro y obviando las diferencias lo tenemos en el campo informático.¿Quiénes crean los virus y nos los inocula vía Internet? Los mismos que nos ofrecen los mejores y más caros programas antivirus.¿Quiénes promueven los conflictos y crean roces entre países o facciones rivales? Las mismas empresas que les venderá las armas con las que destruirse. Por eso siempre habrá guerra en alguna parte del mundo.
    Esto de las industrias farmacéuticas ya huele a podrido, esas alarmas apocalípticas que lanzan cada cierto tiempo para "que nos curemos en salud" con sus productos caros y complejos ya me suenan a cuento chino.Lo triste es, que utilicen a una organización creada para defender la salud mundial y asesorar al personal, y esta se preste al juego sucio de los poderosos lobbys con intereses económicos.
    Ante una noticia como esta yo me pregunto siempre:¿Quién sale ganando? y siempre acierto. Lo malo de todo esto es, que le arruinan al ciudadano crédulo la salud, la economía y la fe en las instituciones.
    Y después hablan de teorías conspiranoicas... ¡La pura verdad!
    Gente preparada en los campos pertinentes como es tu caso, tendría que salir más a menudo en los foros públicos y rebatir y tirar por tierra toda la basura informativa que nos quieren endiñar.
    Un beso y gracias por toda la información aportada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en foros públicos de momento no salgo (salvo intervenciones particulares como es este blog) pero lo que sí estoy haciendo es escribir cartas al director a varias revistas científicas para puntualizar los datos imprecisos que ha dado la OMS y para mostrar la disconformidad de los investigadores acerca de la actuación de esta organización que cada vez se muestra menos creíble.
      Lo más indignante es que han lanzado un comunicado de prensa pero el estudio en el que se han basado para dar esa información no está publicado con lo que no podemos conocer las variaciones y los datos estadísticos que dan calidad al estudio y poder valorar así qué peso tienen las conclusiones emitidas.
      Así es muy difícil contestar a las vaguedades de la nota de prensa.
      En fin, el contraataque es complicado pero estamos en ello.

      Eliminar
  9. Mucho me temo que los meros mortales, consumidores en este caso, estamos sujetos a lo que unos u otros "entendidos" en las diversas materias nos quieran contar. Hubo una época en que los huevos eran malísimos, pero después casi se podía comer uno por día; en otra ocasión le tocó el turno al pescado azul, cuando poco después se publicaban a los siete vientos las beneficiosas propiedades de sus acidos grasos tipo omega... y así con una lista interminable de productos que están o no de moda según qué vientos soplen.

    Como tú dices nos hemos vuelto ya un poco excépticos y oimos este tipo de cosas con cierta reserva y un poco de sorna. Siempre se ha dicho que en el término medio está la virtud, y en cuanto a alimentación se refiere, creo que también sería una buena máxima.

    Una interesante y bien cimentada exposición la tuya, Kirke. No puedo dejar de estar de acuerdo y aunque no tengo el gusto de conocer a tu madre, creo que seguiré también la dieta de toda la vida diga la OMS o el lucero del alba lo que digan :))

    Un abrazo grande y feliz viernes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra comprobar por tu comentario y por los anteriormente expuestos que "los meros mortales" tenéis mucho sentido común y a pesar de los dirigentes que se encargan de nuestra salud conserváis el raciocinio que os permite sacar conclusiones y separar el grano de la paja.
      Qué pena que quienes deberían dar ejemplo con sensatez y profesionalidad no tengan la misma actitud y aptitud para ser merecedores de los cargos de responsabilidad que ostentan.
      Un beso Julia

      Eliminar
  10. Kirke, esto fue lo que escribí en Facebook: "En los años 80 la American Academy of Pediatrics prohibió la administración de Aspirina infantil a los niños. Un estudio revelaba que este medicamento podía producir Síndrome de Reye (una encefalopatía de origen desconocido). La proporción era inferior al 1 por 1000, pero bastó para sembrar la alarma entre los médicos, que dejamos de prescribir este fármaco (alemán) y lo sustituímos por Paracetamol (americano).
    En 1961, la compañía belga Labazno comercializó la Amiodarona (Tragorex), que resultó ser una de las mejores drogas antiarritmicas, y su uso se generalizó por toda Europa. En los EEUU no fue aprobada hasta 1985. Igual suerte corrió el Valium (Roche), cuyo uso en Europa y el resto del mundo era habitual.
    Ahora no son los americanos, sino la OMS quien advierte que los embutidos y la carne roja son cancerígenos, pero, vistos los antecedentes, uno se pregunta si, como en los ejemplos citados, no habrá intereses comerciales detrás de estos "pavorosos" hallazgos. La letra pequeña dice que para que las hamburguesas tengan ese morboso efecto, han de ser consumidas a diario durante años. Hombre, conducir un coche todos los días durante años también puede ser mortal.
    No sé ustedes, pero si a mí me ofrecen una pieza como la de la foto (Puse la foto de un chuletón), no pienso hacerle ascos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, Manuel.
      El tema de los fármacos como mueve tantísimo dinero es muy conflictivo. Lo indignante es que organizaciones "imparciales" se presten y/o se dejen manejar por las multinacionales farmacéuticas (algo recibirán a cambio o es que yo soy muy mal pensada).
      Los "pavorosos" hallazgos que tú comentas no son tan pavorosos cuando se lee la letra pequeña como tan bien explicas. Y ahí radica la indignación del sector investigador; se lanza un grito y luego las explicaciones se dan en murmullos apenas audibles.
      La peligrosidad de las N-nitrosaminas (donde recae prácticamente todo el peso de esta "acusación" aunque también se habla de los ahumados y otros procesos culinarios en los que se implican otras sustancias) es conocida desde hace años pero cuando se evaluó la incidencia y el daño que podían causar frente a las ventajas que hoy por hoy nos reportan los nitritos se decidió seguir usando este tipo de aditivos porque el riesgo era muy pequeño frente a la protección que da. Por eso definir a la carne procesada como cancerígena es tendencioso y exagerado.
      Yo estoy esperando conocer los datos del estudio (se supone que lo van a publicar en Lancet pero yo no he visto áun nada), con sus tablas sus gráficas y quiero ver los números; no me conformo con las vaguedades de la nota de prensa.
      Y yo tampoco le haré ascos a un buen chuletón, faltaría más.
      Un saludo

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores