2 de octubre de 2015

Cabaret Biarritz

    En julio de 1925 "la turística y estival población de Biarritz, cuya fama como centro vacacional se reconoce en el mundo entero, ha sufrido severísimas conmociones en las últimas semanas" y es que después de ahogarse en la playa tres personas en un desgraciado accidente aparece en el mar el cadáver de una joven. "A pesar de todos estos trastornos, en cualquier caso, la sosegada vida estival no ha sufrido mayores azogues, y los distinguidos visitantes siguen disfrutando de los alegres pasatiempos que ofrece la villa costera."

  Trece años después un escritor y a instancias de un redactor decide investigar los hechos entrevistando a determinados habitantes de la citada villa que de una forma u otra estuvieron directamente relacionados con aquellos sucesos.

   Mediante estas entrevistas que el escritor recopiló el lector se va enterando de lo que ocurrió. Los entrevistados son de lo más variopinto, desde las dicharacheras criadas de los habitantes más pudientes, pasando por el sepulturero del pueblo -el alegato sobre la importancia de tan 'noble oficio' es encantador-, bohemios artistas, cabareteras de dudosa reputación hasta lo más selecto de la aristocracia que solía veranear en Biarritz.

     Aunque detrás de toda esta historia se encuentra el enigma de la chica muerta, pues hay muchas incógnitas que la rodean y que no convencen a un par de periodistas ("los periodistas, los sepultureros y los gusanos son los únicos que sacan provecho de los muertos"), la novela en realidad es un magistral retrato de la villa veraniega en los  felices años veinte (felices sobretodo para el que tenía dinero y mucho tiempo libre). Una pequeña ciudad costera que fue el punto de encuentro de lo más selecto de la aristocracia y la realeza europeas en aquellos años. Personas famosas y ricos herederos se reunían allí para disfrutar de las maravillosas playas y de las innumerables distracciones que se ofrecían en sus hoteles de lujo. 

   Se hace una crítica muy irónica al estilo de vida de los millonarios que sin otra cosa que hacer pasaban indolentemente los días de fiesta en fiesta y de cena de gala en cena de gala. Ilustres y con sangre azul pero ante la aparición de un cadáver se prestan a las murmuraciones y a los cotilleos como lo hacen sus criados y es que "en Biarritz se celebra la vida así que a esta ciudad le sientan fatal los muertos".

   Mención aparte merece la crítica, en boca del director de la Hemeroteca Municipal, dedicada a los "nuevos escritores" y sus ínfulas de intelectuales donde sólo hay ignorancia: "Lo importante en la literatura de algunos es la enjundia. Puede que no hayan visto ni las tapas de Quintiliano o de Blair, pero acumulan suficiente enjundia en sus obras como para que al Pensador de Rodin le estallen las meninges." Los periodistas también reciben lo suyo: "Sólo Dios y sus representantes en esta tierra -los sacerdotes y los periodistas- pueden juzgar a los demás con implacable rigor pues ellos jamás cometen errores".

   Me ha gustado mucho el relato en general, esa forma de enterarme del argumento a través de los testimonios de diferentes personajes donde cada uno aporta su punto de vista de un mismo hecho  -en función de su condición social y de su forma de pensar- me ha parecido genial. Con todos esas declaraciones se forma poco a poco un mosaico donde se acaba viendo la trama completa y se da respuesta a todas las incógnitas que se plantean al inicio.

   Un Premio Nadal que me ha parecido merecido pues la redacción es muy buena y la presentación del argumento inusual. La ironía que se muestra en todo el texto es un añadido que le da mayor calidad.

Kirke  



24 comentarios:

  1. Me llama mucho la atención, lo describes todo muy bien y dan ganas de leerlo. No soy muy fan de este genero pero cuando algo me llama la atención lo leo porque si. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro está muy bien redactado y la forma de contar la historia es original. Yo creo que te puede gustar. Ya me comentarás si decides leerlo qué te ha parecido.
      Un abrazo y gracias a ti por tu comentario.

      Eliminar
  2. Pues parece realmente interesante, me llama que no se quede únicamente en la investigación de la muerte, sino que vaya más allá y critique la sociedad de la época. Me lo apunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La resolución del misterio que rodea la muerte de la chica, salvo algunos detalles, se ve venir desde el último tercio del libro, así que la trama estrictamente detectivesca no es gran cosa pero la forma de presentarlo sí y la ironía que hay de trasfondo al describir la vida regalada de las clases adineradas tiene bastante mensaje.
      Espero que te guste.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Verdad que es genial? Lo leí durante el pasado curso para la tertulia del instituto y me encantó. Esa manera de narrar a base de entrevistas y la variedad de estilos según cada entrevistado. me ha encantado leer tu reseña y recordar este libro. Muy merecido el Premio Nadal que además es un premio prestigioso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando una amiga me ofreció prestarme la novela la acepté porque había leído "en algún sitio" una crítica muy buena. Ahora al comentarme tú que ya lo habías leído he ido a tu blog y acabo de comprobar que ¡¡esa crítica era la tuya!! Nunca he tenido buena memoria pero últimamente la cosa empieza a ser preocupante.
      Por cierto te voy a dejar un comentario en tu entrada al respecto de la veracidad de los hechos relatados.
      Respecto al prestigio de algunos premios yo no estoy muy puesta pero reconozco que últimamente los Nadal me gustan más que los Planeta. Supongo que es casualidad o que los jurados de este primer premio tienen gustos más acordes con los míos....a saber.
      Un beso.

      Eliminar
    2. A mí siempre me ha gustado más el Nadal que el Planeta. De hecho hay varios autores que me han gustado mucho y, cuando les dieron el premio Planeta me decepcionó muchísimo la novela en cuestión.
      Lo de la memoria en un mal en ascenso. Consuélate porque la mía va en picado.
      Voy a ver tu comentario en mi blog.
      Besos.

      Eliminar
    3. Eso que te pasa a ti con el Nadal y el Planeta me pasó con Clara Sánchez. 'Lo que esconde tu nombre' (Nadal) me encantó y en cambio 'El cielo ha vuelto' (Planeta) me pareció una memez.
      Cosas de los jurados o de yo qué sé.
      Un beso

      Eliminar
  4. Hola Kirke. Lo leí este verano. Como dices, me gustó la estructura y el tono irónico de la obra. Aunque cuando le toca hablar de escritores y editores reparte con mucha inquina, se nota que el autor tenía alguna cuenta pendiente... Me reí bastante con el personaje del fotógrafo, un cínico y esa escena de la mujer de Viko y sus "ejercicios espirituales" me recordó a Buñuel.
    Sin embargo, acabé cansándome un poco de tantas vueltas y revueltas sobre la historia. Por la mitad, me pareció que el autor estaba más concentrado en crear un libro original, bien escrito y complejo, que en narrar una historia. Así que por partes me aburrió. Lo del juego de metaliteratura, pues no le veo mucho sentido cuando el lector sabe desde el principio que todo es falso. Supongo que para impresionar al jurado del Nadal fue perfecto.
    Lo que si valoro y coincido contigo es toda esa recreación histórica; mira que vivían bien, de fiesta en fiesta, pero qué manera más frívola de dilapidar todo ese dinero, nunca entenderé a los ricos. El autor nos traslada a ese Biarritz, esa magia de los libros, que nos permiten viajar por el tiempo y el espacio, me encanta.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pensé al leer la crítica que hace a los escritores/editores/críticos que el autor tenía alguna espinita clavada porque, como tú indicas, hay inquina y entre líneas se respira cierto rencor. También creo que tiene algo personal contra los periodistas porque a estos también les dedica algunas perlas.
      Si no le he puesto las cinco estrellas a la novela ha sido porque en algún momento, como tú también apreciaste, se repite un poco. Vuelve a contar lo mismo (sin añadir ningún elemento nuevo) en boca de diferentes personajes y la sensación es que la historia se ha estancado. Sin embargo la crítica a esos 'niños bien' podridos de dinero que no tienen otra cosa que hacer que darse la vida padre sin dar un palo al agua es muy buena y la trama detectivesca pasa a segundo plano.
      Y lo del juego de la metaliteratura pues no sé qué decirte porque yo pico casi siempre y no pillo que es falso hasta que avanza la historia. Como anécdota te contaré que siendo pequeña en el cole la profesora de Literatura (o de Lengua, ya no me acuerdo) me cascó un cero por decir que el Quijote lo había escrito Cide Hamete Benengeli y yo le llevé el ejemplar que tenía en mi casa y le enseñé que ahí Cervantes lo decía. Tantos libros leídos y sigo siendo una pardilla, me lo creo todo :(
      Un abrazo, Gerardo

      Eliminar
    2. Jajaja, muy bueno lo del Quijote. No creas por mi comentario que yo soy un lince, solo que había leído en la prensa y en una entrevista al autor que era todo falso; creo que si hubiera hecho todo lo contrario, seguir el juego un poco a lo Jordi Évole, menuda promoción para la novela. Le faltó un poco de vista, en mi opinión.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Te confieso que al inicio de la novela busqué en la red qué sucesos truculentos sucedieron "realmente" en Biarritz el mes de julio de 1925. Evidentemente no encontré nada, claro.

      Eliminar
  5. Hola! No conocía el libro y la verdad es que no tiene mala pinta, pero con tantos pendientes que tengo por ahora lo dejaré pasar.

    Muy buena reseña como siempre!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por aquí. A ver si en próximas lecturas coincidimos !!
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola. Es mi primera vez en este blog y todo lo que he leido me ha encantado. Lo cierto es que despues de leer tu resena me voy a regalar la oportunidad de leerlo.
    Kirke, muy buena tu resena. Tu blog es genial. Lo descubri en pinterest. Me gusta mucho como escribes.

    Un abrazo desde aqui, Orlando, Florida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus amables palabras.
      Encantada de que te pases por aquí.
      Ya he comentado en otras ocasiones que todas las visitas me gustan y las agradezco enormemente pero las que vienen del otro lado del océano me encantan por conectar con gente que está físicamente muy lejos pero muy cerca gracias al idioma que compartimos.
      Espero que la novela te guste tanto como a mí.

      Un abrazo desde Madrid.

      Eliminar
  7. Me alegro que te haya gustado¡¡ Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que sí, que disfruté mucho. Es una delicia cuando un libro nos cuenta cosas interesantes y de manera estupenda.
      Un abrazo, Ful

      Eliminar
  8. Me ha gustado la reseña aunque de momento creo que no me voy a animar con este libro, tengo muchos pendientes.

    Me ha encantado tu anécdota de literatura, jajaja genial Kirke.

    Un saludo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría aclarar (para no parecer demasiado inculta) que aquello del Quijote me pasó cuando tenía unos diez u once años y en el colegio aún no nos habían hecho leer la novela pero a instancias de mi padre (un admirador de Cervantes y su obra) yo ya había leído algo en casa, para mi desgracia leí lo del tal Hamete y me lo creí; luego fui de listilla y metí la pata hasta el fondo. Por cierto, a mi padre, cuando se enteró, casi le da un infarto.
      Un beso, Conxita.

      Eliminar
  9. Tremenda la anécdota sobre tu respuesta a la profe de Lengua; creo que me quedo con ella después de haber leído tu reseña y todos los comentarios y respuestas, así soy yo de especial. Pues el libro a pesar de lo bien que lo expones no me acaba de llamar la atención ¡fíjate tú!
    La verdad que el Otoño me vuelve un poco perezoso y tengo un atraso de lecturas y reseñas que no te puedes ni figurar...Empieza el curso y parece que cuesta coger el ritmo. Y tengo tanto libro acumulado a la espera de su lectura, que como para apuntar alguno más.
    No obstante me encanta saber de esos títulos que a veces se nos pasan de largo sin enterarnos.
    Gracias pues, por tu reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mucho donde elegir, Francisco, y si nuestras reseñas sirven para ayudar en un sentido o en otro, es decir, para leer la novela correspondiente o para dejarla pasar pues misión cumplida.
      Esa anécdota es el chascarrillo preferido de mi padre en las tertulias familiares. Si por algún motivo sale el nombre del Quijote a colación siempre hay alguien en mi familia que me mira y me pregunta ¿qué Quijote, el de Cervantes o el de Cide Hamete?
      Para una vez que maté un perro....

      Eliminar
  10. Teniendo en cuenta cómo está el tema de los premios que consideres que Cabaret Biarritz es justo merecedor del Nadal ya dice mucho. Hace tiempo que quiero leer a Vales, concretamente este libro, más que el anterior, del que creo que valoraré especialmente la ironía, que por otro lado presiento es un rasgo característico del autor.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando de premios literarios se trata yo siempre pienso lo mismo: al desconocer la calidad de las obras que han participado no se puede valorar si es la mejor la que ha resultado ganadora.
      A mí esta novela sí me ha gustado, tanto la narración en sí misma como la forma de presentar el argumento.
      Un abrazo, Ana

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores