5 de diciembre de 2013

Los hijos del mar

   

    Un arquitecto que se dedica a trabajos de poca envergadura recibe un encargo peculiar: restaurar una fuente en el pazo de una familia adinerada. De esta forma se adentra en una historia que comienza con el naufragio de un galeón del s.XVIII en la Costa de la Muerte.

     Narcotraficantes, nazis, policías, persecuciones en planeadoras por las Rías Bajas. Todo un conjunto de ingredientes para hacer una novela muy entretenida y que se lee de tirón.

    Además la historia está muy bien urdida y cada elemento bien emplazado en todo el engranaje con una gran carga simbólica en los nombres de los personajes. Si a esto le añadimos la ironía que caracteriza al protagonista y con la que encara todas los acontecimientos que se le echan encima de repente pues la lectura se hace más que divertida.

    Una historia muy bonita que lo sería más si el escritor no hubiera dado tantos rodeos y dilatado en exceso algunas escenas puesto que no se adentra en el argumento hasta casi la mitad del libro y siendo este de más de cuatrocientas páginas creo que 'la introducción' es demasiado larga.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores