28 de mayo de 2017

Feria del Libro de Madrid 2017


    Ayer fui a pasear por la Feria del Libro de Madrid. Asistir a ese evento es casi ya una obligación para mí y siempre que voy disfruto y me lo paso muy bien. En esta ocasión no fue distinto aunque durante todo el paseo sufrí un ataque de nostalgia y es que el año pasado estuve acompañada por varios compañeros blogueros  y recordar aquella inolvidable jornada (La otra cara de la moneda) fue inevitable.

   Añoranzas aparte, ayer me divertí mucho porque como ya he comentado en anteriores ocasiones con motivo de este evento anual (Feria del Libro 2015), la Feria del Libro es un punto de encuentro para los amigos de la lectura, es como una gran quedada de lectores. El ambiente lúdico es encantador y se respira cierto aire de verbena, incluso se pueden ver barquilleros entre los puestos. 

   Una vez más la atracción principal estriba en los autores que están firmando sus ejemplares en las casetas. Y es en esta faceta de la Feria donde me quiero detener a reflexionar, porque me llamó la atención que los "escritores" que más expectación creaban eran gente para mí completamente desconocida y eso, aunque sea una inmodestia por mi parte, me resultó muy extraño siendo yo una lectora empedernida.

   Había un tal Jordi Wild que tenía una fila de al menos cincuenta metros de personas esperando para que les firmaran un libro. Resulta que el tal Wild es un youtuber famoso (famoso para algunos porque yo era la primera vez que sabía de su existencia). Otros "escritores" que tenían mucha gente esperando eran Antonio Resines y un par de presentadoras de telediarios que se han puesto a escribir libros también. A esos sí los conocía pero de otras actividades completamente diferentes a la de escritor. No obstante, insisto, eran muy bien aceptados y supongo que habrán tenido una gran cantidad de ventas de sus libros a juzgar por todas esas personas que ejemplar en mano esperaban que les plantaran un garabato.

   En cambio Lucía Etxebarría, Inma Chacón, Care Santos, Federico Moccia, Gonzalo Giner o Ildefonso Falcones apenas tenían gente. ¿Por qué?


    ¿Por qué un actor o una presentadora de televisión, que no son realmente escritores, tienen más gancho que otros que sí lo son? Que conste que los autores antes citados no todos son de mi agrado, pero creo que escriben mejor que el actor aludido o el youtuber, aunque de estos no he leído nada, lo reconozco, pero me da que no estoy equivocada.

    ¿Qué se deduce de todo esto? ¿Que el público lee algo porque quien lo escribe es famoso y lo que escribe, o cómo lo escribe, es lo de menos? ¿Para que algo resulte atractivo primero tiene que salir en televisión o en un canal de internet?

Carmen Posadas
    En la anterior publicación de este blog respondía a un comentario de un participante lo injusto que me resultaba que escritores noveles que tienen un gran nivel narrativo no sean conocidos mientras que otros con mucha menos calidad vendían montones de libros. Ayer tuve constancia de esa injusticia. 

   ¿Por qué se vende tan bien la mala literatura? No seré yo quien critique a la gente por leer cosas que no tienen calidad, siempre he pensado que es mejor leer lo que sea a no leer nada, pero sospecho que la manera de elegir un libro u otro depende mucho de la publicidad y de quién la realiza; si la cara es conocida y se lo monta bien tiene asegurada cierta clientela.

Camilla Lackberg
    Claro que para mala calidad el cartel que ilustra la edición de la feria de este año. Sobre la imagen no voy a entrar en calificaciones, aunque a mí me parece demasiado simplona, pero sobre gustos no hay nada escrito. Lo que no me parece de recibo es que se escriba con faltas de ortografía. De toda la vida 'Madrid' empieza con mayúscula y "El Retiro" también. Quizás los organizadores creyeron oportuno que la "literatura" que va incluida en el título del cartel debía ir en consonancia con los gustos de la mayoría de los lectores. 


38 comentarios:

  1. Vaya soy la primera.
    No entiendo como es posible que los escritores que ya llevan años publicando libros y además de calidad, tengan menos gente para firmar que aquellos que han escrito un libro o dos y además sean famosos por salir en la televisión o sean actores con un cierto renombre, y ahora les de por escribir. Me da mucha pena por esos autores que ya tienen un cierto prestigio y que además en muchas de sus obras hay calidad, en fin la vida Paloma y la gente que le gusta ciertas cosas que tú y yo no llegamos a entender pero que quizás es lo que a la sociedad actual le mueve, es lo mismo que las niñas de quince años se ven reflejadas en Belén Esteban, en fin la sociedad es así por desgracia, te aseguro que si yo llego a ir a la Feria del Libro, me acerco antes a Carmen Posadas que a alguno de ellos, en fin como tú bien dices para gusto colores, pero desde luego antes leo a Posadas, o Ruiz Zafón que a alguno de ellos.
    Por otro lado, vamos a ver, es una Feria del Libro, no, entonces como pueden hacer un cartel semejante ¿quien edita o encarga los carteles no deberían de dar ejemplo? en fin creo que en este país se están perdiendo muchas cosas, y ya ni se le da importancia a la buena ortografía, no se le da importancia, y si la tiene y mucha, en fin, que será de nuestros jóvenes si se encuentran con cosas como estas que según para algunos no tienen importancia pero la tienen y mucha. Besotes y muy buen domingo. ah y algún año si puedo me acercaré a Madrid a la Feria del Libro, jorge me temo que le quedan muchos años en Madrid de vida universitaria. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, Tere, hasta qué punto la cultura del chismorreo tiene influencia. Belén Esteban (una inculta ordinaria) o Leo Messi (un defraudador) son los héroes de muchos. Nos dejamos llevar por la masa y no nos paramos a reflexionar, es una pena, pero es así.
      Si alguna vez vienes a la Feria del Libro dame un toque y nos vamos juntas, a mí me encanta ir allí porque, además, adoro el parque en el que se celebra.
      Un besote, guapa.

      Eliminar
  2. Interesante reflexión amiga Kirke. Estamos en una sociedad dominada por lo mediático en la que cualquiera que quiera ser conocido y admirado por el público tiene que salir en los medios. Para los escritores en concreto, no importa la calidad. Si has salido mucho en la prensa, a poder ser por algo ajeno a la calidad de tu obra, venderás libros como churros. Salman Rushdie vendió miles de ejemplares de su libro "Versos stánicos" a raíz de toda la polémica surgida cuando fue condenado a muerte por el fundamentalismo islámico. Su libro tiene gran calidad, pero me pregunto cuantos millones de los que se vendieron quedarían sin leer.
    Ya me imagino la nostalgia que te habrá atacado. Me ha atacado a mí también solo de leerte. Lo bien que lo pasamos y la de autores que vimos. Algún youtuber con larga "fila" también.
    Un beso nostálgico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he querido creer que esos libros tan mediáticos tienen calado en las personas que no leen mucho y cuando lo hacen se van a lo que les suena, es decir, a lo que ha salido anunciado en la tele y en los medios que esa gente poco amante de la lectura suele mirar/oír.
      Sí, amiga, ayer estuve acordándome de ti y de nuestros otros cuatro compañeros blogueros muchísimo, no podía evitar pensar en vosotros en muchos de los sitios en los que estuvimos el año pasado juntos, como por ejemplo cuando Juan Carlos preguntó a una chica que estaba esperando en una "fila" enorme quién era el escritor deseado. Os eché mucho de menos.
      Un besote grande y también nostálgico.

      Eliminar
  3. Es una pena que grandes escritores de calidad no tengan gente en sus filas y si gente que apenas hayan escrito tengan cola por su fama en tv. Menos mal que siempre hay personas que como tu sabe valorar la buena escritura. Lo del cartel me parece imperdonable con esas faltas de ortografía. No ha habido nadie antes de sacar el cartel que se lo haya reprochado a su autor? Me hubiera encantado estar en esa feria habría disfrutado mucho con los autores que no tenían casi gente como Irma Chacón y no Dulce su hermana, quizás en el stands tendría a la venta libros de Dulce que escribía como los ángeles. A Irma y a su hermana que tuve y estuve con ellas en una ocasión de conocer en una biblioteca y en una visita turística en mi pueblo. Un día os hablaré de ella y de su libro que leí y que me encantó. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por avisarme del error de confundir Inma con Dulce. Supongo que el subconsciente me ha traicionado porque "La voz dormida" de Dulce me impresionó mucho. Además son (eran) gemelas y me confundí.
      Inma estaba firmando sus propios libros pero al escribir la entrada la mente se me fue a su hermana fallecida. De todas formas ya está subsanada la errata.
      Qué suerte que pudieras estar con las dos, me encantaría que nos contaras esa experiencia.
      Un beso grande, Mamen.

      Eliminar
    2. Tengo fotos con Irma y su otra hermana Dulce ya había muerto y coincidimos en el hotel en el que nos alojabamos en mi pueblo nos sacamos varias fotos en la biblioteca y el castillo del pueblo. Entonces vino a presentar el libro "Las filipinianas"

      Eliminar
  4. Vaya tela, el cartel de la feria del libro con faltas ortográficas, jaja. En estos eventos me entran ganas de comprarlo todo, más que disfrutar sufro y luego el tema de los autores en las casetas no me acaba de gustar, preferiría que se organizaran charlas, coloquios, etc.
    Es interesante el contraste entre la soledad del escritor profesional y las colas de decenas de personas para conseguir la firma del youtuber-presentador de televisión-famoso de turno. Quizá el escritor ha perdido o renunciado a la batalla mediática y eso le resta visibilidad. Fíjate si hay libros de Cela que son difíciles, pero los vendía a puñados. Decía el escritor gallego algo así como que en España lo importante es el personaje y no la persona. Tiene algo de razón...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a la Feria del Libro todos los años desde hace varios lustros y nunca me he acercado a un escritor para que me firme un ejemplar, nunca. Verlos en las casetas casi como monos de feria (nunca mejor dicho lo de 'feria') me parece grotesco. Con muchos de ellos no me importaría charlar sobre su obra pero eso no es posible y tener un garabato completamente impersonal en un libro a mí no me atrae nada, además no soy nada mitómana.
      Muy cerca del famoso youtuber se encontraba Goytisolo y no había nadie para que le firmara un libro, me pareció deprimente; estuve tentada de ponerme yo a charlar con él aunque solo fuera por hacerle compañía, jajaja.
      Es complicado entender cómo los medios de comunicación nos manipulan y condicionan.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Uyyy Paloma, qué ataque de nostalgia más enorme, me encantó esa feria del libro especialmente por la compañía. Ya sabéis ¿cuándo repetimos?

    Sobre los autores mediáticos, para mi es una auténtica contradicción respecto a los escritores tradicionales, pero algo hacen muy bien para despertar esa pasión de estar en una larga cola en personas que no son lectoras.
    Me parece que en este país se encumbra a los que salen por la tele y le damos la espalda a los que trabajan diariamente en lo que sea, en hacer buena literatura, en ser grandes maestros o en excelentes médicos, etc, lo único que importa es salir por la tele o ser un youtuber que ahora es lo más. No sé yo, algo se me está escapando sobre el esfuerzo, el prepararse, el estudiar...que tienen menos valor que salir por televisión.
    Y me hacer pensar en que es necesario reflexionar (los que se dedican) en cómo conectar con todo ese público de otras maneras. A mi como a Gerardo no me gusta mucho ese escenario del escritor en la caseta, quizá lo distancia mucho, no sé y seria mejor eso en charlas o coloquios, o pensar en como llegar desde la red a más lectores.
    Un beso guapa
    Pd Y muchos ánimos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo al 100%. Puede que los escritores tradicionales o profesionales deberían actualizar su forma de publicitarse, por desgracia escribir bien no es suficiente, además hay que promocionarse de forma adecuada.
      Que se valore más el espectáculo intrascendente que la calidad de un trabajo hecho con esfuerzo me parece lamentable, pero lo cierto es que "salir en la tele" haciendo el payaso se aprecia mucho.
      Yo también preferiría charlas y coloquios con los escritores que esa frase manida y de cortesía que suelen plasmar en el libro que se les muestra.
      A partir del 5 de junio yo estaré libre como un pajarillo, así que por mí podemos repetir cuando queráis y dispongáis. Me encantaría repetir, todo es ponerse.
      Un beso grande y gracias por los ánimos.

      Eliminar
  6. ¡Qué jornada tan estupenda! El año pasado, en vacaciones, estuve en Madrid por primera vez y me enamoró por completo. Bueno, en cuanto a lo que denuncias respecto a la atención del gran público siempre digo que para tener éxito en las letras antes que prepararte, imaginar o escribir, debes salir en la televisión. Ahora añadiría en YouTube, porque el éxito de los llamados youtubers me tiene alucinado. Pero es que además, los youtubers más conocidos, solo hace falta ver las estadísticas de sus vídeos, son los que hacen más chorradas. A veces visualizo algún vídeo de literatura, física o ciencias, que están realmente bien y la exposición del tema es amena, apenas tienen seguidores. Saca un vídeo de un joven con el tupé levantado haciendo caras frente a la pantalla y ¡más de un millón de visitas! En fin.
    Pero las editoriales son un negocio y, en España, las ventas de libros son muy escasas. Creo que hice un post en enero con el barómetro del CIS sobre los hábitos lectores y era para llorar.
    A lo que voy, la verdad es que dudo del proceso de escritura de los libros de famosos, si no tienen una carrera literaria detrás creo que hay mucho trabajo "anónimo" detrás. Las editoriales solo quieren al famoso, al que es capaz de conseguir que alguien compre su libro solo por hacerse la foto con él, aunque luego no lo lea. ¡Ojo, me parece bien! Esto es arte, pero sobre todo, un negocio.
    Además, gracias a la falta de venta de libros, las facilidades de autopublicación se han multiplicado. ¿Por qué es tan sencillo publicar y colgar tu obra en Amazon? Pienso que por la falta de ventas de los autores consagrados. Dado que las editoriales tradicionales no venden, vamos a conseguir que los "anónimos noveles" publiquen, esperar que su libro lo compren familiares y amigos y tenemos ingresos a cero costes. Los beneficios de uno solo serán pequeños, pero ¿cuánto ingresa, por ejemplo Amazon, por la venta de todos los autopublicados de su oferta? No creo equivocarme si digo que supera con creces los ingresos de las ediciones tradicionales.
    Lo peor es que no tiene pinta de mejorar, el hábito lector de los jóvenes es todavía menor que los de antes, existen muchas ofertas de ocio más visuales y atractivas que abrir un libro. Al menos a sus ojos.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy una enamorada del parque de El Retiro, además tengo la suerte de vivir relativamente cerca de él (un cuarto de hora en bicicleta y andando 45 minutos) por lo que me voy allí a pasear, patinar o simplemente a leer tumbada en el césped. Al día siguiente de esa visita a la Feria, me fui a dar un paseo por el parque, resulta que por detrás de una de las casetas había una fila grandísima y paralela a ella otra de menor longitud pero también considerable; en el inicio de esta segunda fila había un chico firmando los libros, sin caseta ni nada, en el paseo lateral de la propia Feria. Me extrañó mucho y pregunté; resulta que la fila grande era para la firma de una youtuber (LunaDangelis) y el chico que estaba firmando (el libro de esta mujer) a pie de calle ¡era su novio!
      Por curiosidad cuando llegué a casa me puse a ver el 'booktrailer' del libro (Crea tus sueños) y me pareció una memez mayúscula. Pero así están las cosas.
      Todo lo que comentas me parece digno de una reflexión profunda, especialmente el tema de las autopublicaciones daría para mucho porque es un negocio redondo y seguro, además juegan con la ilusión del autor novel (autores noveles que tienen niveles muy buenos en algunos casos y que no se aprovechan adecuadamente a mi modo de ver).
      En fin, podría escribir y escribir sobre el tema porque planteas muchos aspectos que merecen un buen análisis.
      Si te gustó Madrid deberías repetir y venir más veces, a mí es una ciudad que me encanta pero reconozco que no soy imparcial para valorarla ;)
      Un abrazo grande, David.

      Eliminar
  7. No soy de Madrid, pero asistir a la feria de libro de esta ciudad, junto con el Sant Jordi de Barcelona, son dos sueños que espero cumplir en un futuro no muy lejano. Me alegro por todos los que tenéis oportunidad de vivir esta experiencia tan de cerca.
    Por otro lado, planteas un tema sobre el que yo también he reflexionado muchas veces. Sí, está claro que tiene que haber de todo y que es imposible que a todos nos gusten las mismas cosas, pero ¿hasta qué punto es justo que la gente con menos talento sea la que tenga más éxito? Creo que es algo que pasa a todos los niveles, no solo en la venta de libros. Pero francamente me molesta en cierta forma que gente tan buena para escribir se quede en el anonimato mientras otros mucho más mediocres (que no tienen que ser ni escritores profesionales) obtengan una acogida tan notable por parte del público. Si te soy sincera, creo que es una cuestión de demanda y de que nos estamos volviendo un tanto conformistas con la literatura que pedimos. Aunque está bien que haya de todo un poco, pienso que deberíamos ser más exigentes con la calidad de lo que vemos y leemos.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, es una injusticia que la mala literatura tenga tanta aceptación. De todas formas, yo pienso que esos 'best-seller' son comprados por personas que no leen demasiado y cuando lo hacen van a la persona que les resulta conocida, o sea la que sale en la tele (probablemente, además, montando un circo mediático), y como no leen demasiado no saben que hay novelas mucho mejores que las que están leyendo.
      Quizás mi apreciación sea demasiado simple pero tengo una amiga que antes de aficionarse a leer, las pocas veces que leía eran libros de mala calidad, cuando leyó más ella misma se dio cuenta de que había que ser más selectiva y que se puede exigir más.
      Como le comento a David, podría escribir mucho sobre el tema porque hay muy sobre lo que reflexionar.
      Espero que algún día cumplas tu sueño de ir a la Feria y a Sant Jordi. No he estado nunca en la de Barcelona pero la Feria de Madrid deja huella.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Creo que hoy en día, desgraciadamente, lo que vende en literatura no es precisamente la calidad. Como bien dices alguien que igual no ha leído un libro en meses, se compra el de Resines porque le conoce de la tele y le cae bien (conste que a mí también me gusta como actor y me cae bien)o el de la presentadora. Es el valor de lo "popular", de lo que está en la calle y llega a más gente, de lo que es asequible intelectualmente a todos y exige poco criterio a priori. No sé, es algo así como los que votan porque tal o cual político les parece guapo y pasando del programa electoral (y doy fe de que existen personas que lo hacen porque las conozco). Me parece triste y un jarro de agua fría para los escritores de profesión. Pareciera que si no sales en youtube o en la tele no existes para la mayoría...

    Siento que estas reflexiones y la nostalgia no te dejaran disfrutar de la Feria tanto como hubieras podido en otras circunstacias, pero seguro que lo pasaste bien :))

    ¡Un beso grande, Paloma!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de pensar mientras paseaba por la Feria en todo eso que comentas sí que me divertí. Como señalo en la entrada, es como una verbena, se respira aire festivo y encima es en un parque precioso por lo que hojear libros y disfrutar del ambiente aseguran un momento muy agradable.
      Un besote, guapa.

      Eliminar
  9. Yo opino lo mismo que tú. Desde hace unos años, porque la cosa no viene de ahora, lo que vende son novelas o libros escritos con una calidad detestable. Parece que es lo que busca la gente, frases mal conectadas y palabras vacías que no les haga pensar mucho. Y así se crea una sociedad de ovejas que sólo hace lo que les dicen y es incapaz de pensar por sí misma. La verdad es que es triste, pero cualquiera de Telecinco va a vender más que alguien que ha tardado años en escribir su novela y documentarse. Yo estoy enfadada con la sociedad desde hace tiempo. No digo que todo deba de ser Gabriel García Márquez, ni Dickens, pero lo que han hecho con la literatura ha sido prácticamente cargársela. De todos modos, sigo pensando que este tipo de libros está hecho para los que no cogen un libro nunca, y eso para mí no es leer. Los lectores de siempre tenemos otros gustos, otra cosa es que la calidad del escritor y la recompensa monetaria hoy en día sea inversamente proporcional. Un saludo, has escrito un buen post :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pienso que los lectores de esos libros de poca calidad son gente que no lee demasiado, que cuando se lee más uno averigua y se da cuenta de que hay buenas obras con las que se disfruta mucho más.
      Esperemos que la buena literatura siga existiendo, aunque se venda menos y sea una injusticia porque yo no me veo viendo vídeos en Youtube.
      Un besote.

      Eliminar
  10. ¡Hola!
    Ufffff, yo me pongo de muy mal humor con este tema. Ayer mismo leía en el periódico que la presentadora de Sálvame ha sacado su biografía(ya me dirás que aporta) y ha vendido un montón. Y varias bloggers de moda están haciendo lo mismo, y youtubbers. Entiendo que las editoriales quieren dinero y ofrecen publicar a esta gente pero...vamos para atrás. Besos y echo de menos ir a la Feris del libro de Madrid, hace mucho que no puedo ir, qué fechas más malas para mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este año parece que el fenómeno youtuber está causando furor. Yo no lo entiendo pero es lo que hay. Al menos esos famosos de internet se deciden a escribir (vete tú a saber si lo han escrito ellos mismos) y cambian de formato.
      Ojalá puedas volver algún año a la Feria, es muy divertida.
      Un besote.

      Eliminar
  11. Bueno ya sólo faltaba Bob Dylan firmando libros como flamante premio Nobel de literatura, seguro que tendría más colas que el resto juntos. Estuve en la feria hará unos 3 años y sí, el ambiente es impresionante. Este año posiblemente me coincida con alguna semana de trabajo en la Capital así que es posible que me acerque. Es cierto que la imagen vende más que cualquier otra cosa y yo creo que mucha gente se acerca para verles las caras a los famosos y poder presumir de que les ha firmado un libro tal o cual personaje que sale por la tele. En la sociedad de los medios de Comunicación esto funciona así, la tele es Dios y lo que dice es verdad absoluta para mucha gente. UN saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es verdad! Se me había olvidado que el último premio Nobel de literatura fue Bob Dylan. Bien mirado, si los egregios miembros del Nobel deciden que un cantante es merecedor de un premio de literatura, un youtuber o un actor pueden escribir perfectamente un libro y venderlo como rosquillas.
      ¡Qué le vamos a hacer!
      Espero que si puedes pasarte por la Feria, la disfrutes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. este año creo que no podré asistir por falta de tiempo y motivación. No la hay al menos paras mi, sin el aliciente del encuentro.
    No nos has dicho si adquiriste algún libro, y cual fue.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde hace años compro muy pocos libros en papel, casi todos me los compro en Amazon. Tan solo en ocasiones excepcionales utilizo el formato en papel, como por ejemplo en el caso de nuestro común amigo y compañero de letras, Josep Mª Panadés, o el de una escritora con la que trabé amistad a través del blog.
      Ahora compro libros pero relacionados con la Nutrición y de esos pocos vi en la Feria.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Hace un año que ahí estábamos, ¡a mí también me ha entrado nostalgia leyéndote y recordando! No creo que aporte nada nuevo porque tampoco entiendo lo de que hoy día pueda tener tantos seguidores un youtuber. Sin desmerecer lo que éste pueda aportar ni a la gente que le siga, casi que me llamaría más la atención el señor barquillero ganándose un jornal.

    Hay que repetir la experiencia, Kirke, y lo sabes ;-)

    ¡Un beso enorme cargado de bonitos recuerdos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen del barquillero me pareció entrañable y además los barquillos estaban de rechupete.
      Yo repito la experiencia de reunirnos en cuanto queráis. Me encantaría volver a veros.
      Un beso grande, cargado de añoranza.

      Eliminar
  14. El comienzo del comentario lo escribí con minúscula porque está de moda lo incorrecto ¿No? Pero la "S" del "PARAS" se me coló a causa de mi teclado parcheado a punto de ser jubilado (Lo he aporreado mucho)
    Más besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que escribir con menos pasión, Javier, que luego el teclado se resiente y se rebela escribiendo a su aire, jajaja.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Hola Paloma. No sé si decir que has dado en el clavo o que has puesto el dedo en la llaga. El caso es que el éxito comercial (en ventas) de escritores por le hecho de ser populares o famosos en otros ámbitos (sobre todo televisión) siempre me ha irritado y no puedo ocultar que en mi irritación hay algo (o mucho) de celos. De todos modos, es un indicador del nivel lector de sus "fans". Se hizo célebre el éxito de ventas del libro, cuyo título no recuerdo, de la Esteban, de la "princesa del pueblo". Pues vaya pueblo que tenemos!
    Quiero pensar que, en muchos de estos casos, se trata de un éxito pasajero, motivado por el morbo (si se trata de una autobiografía en la que se desvelan secretos íntimos) o la curiosidad. Los tiempos cambian de una forma extraña, pues ahora se puede alcanzar la notoriedad y hacer mucho dinero en YouTube y en Instagram, con verdaderas estupideces. Youtubers, Instagramers, Influencers, etc. dominan ahora el cotarro.
    No nos queda más remedio que convivir con estas prácticas emergentes que compiten con el verdadero ingenio, arte y literatura. La suerte está echada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando comentaba en la publicación que me quejaba hace días sobre la injusticia de que escritores noveles con buen nivel narrativo no tuvieran su hueco y su reconocimiento, me estaba refiriendo a ti. Que alguien como tú, que escribe bien e idea historias bien estructuradas, tiene que autopublicarse sus obras, me indigna, y en cambio cantamañanas como la Esteban venden panfleto a tutiplén.
      Un injusticia enorme.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Caramba, Paloma, eso sí que es todo un elogio, que te agradezco enormemente. Es mi "momentazo" del día, mi momento de gloria, mi inyección de moral, mi... jeje
      Conozco algún caso (y muchos deben haber) que el escritor novel ha acabado obteniendo un reconocimiento por parte de una editorial y ha saltado a una fama relativa después que años recorriendo caminos tortuosos y desmoralizadores a pesar de su innegable calidad.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  16. Una reflexión muy acertada Kirke, es injusto pero la publicidad que adquieren en los medios es más notoria que la que pueda alcanzar un escritor profesional.

    Uno de los problemas lo encontramos en la cultura popular, debería existir más inversión en programas culturales para que en ellos muchos de estos autores pudieran promocionarse de tal manera que el mercado les abriera las puertas justamente.

    Pero bueno, no es que seamos un país muy justo en ese sentido.

    Un placer leerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece una idea estupenda esa de promocionar más la cultura de la lectura, y que los libros se hagan famosos en la tele. Claro, que a lo peor, para que el escritor de turno tuviera audiencia tendría que contar un par de episodios escabrosos de su vida personal.
      Gracias por tus palabras, Irene, me alegra saber que te gustó la publicación.
      Un beso grande.

      Eliminar
  17. Habría que leer esos libros para ver si fueron publicados con una mala calidad. La gente que no lee suele comprar libros de personajes reconicidos por ser de ellos, nada más, y lo leen con entusiasmo. Les gusta. Y el gusto y la calidad no van de la mano. El amor en los tiempos de cólera de Márquez es una obra de calidad, pero para mí es una basura, como cuentos que leí de Kafka y de Borges y de tantos otros endiosados literatos.
    Hay lectores para todo, por suerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya comento, no leí los libros pero he visto alguno de los vídeos que el youtuber ha colgado en la red y su manera de expresarse me hace dudar de que se exprese mejor cuando escribe, así que estoy segura de que el libro es malo.
      Por cierto, a Borges me cuesta mucho entenderlo y la Metamorfosis me costó también mucho terminarlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Como soy de Madrid, todos los años voy a la FLM y todos me encuentro con lo mismo (o, para ser sincera, de unos años a esta parte). Es verdad lo que comentas sobre los "mediáticos", pero los que son "del oficio" están curados de espanto, no te creas. En definitiva, que a mi siempre me ha sorprendido, pero forma parte del invento, junto con los precios abusivos de las bebidas, el calor o los puestos de barquillos, que eso no quita con que tu reflexión sea magnífica.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que los escritores "profesionales" ya tienen experiencia en esto del intrusismo y ya no les asombre casi nada, pero a mí me sigue chirriando ese éxito, aunque sea efímero, de 'literatos' de medio pelo.
      De todas formas, seguiremos disfrutando del ambientazo que se respira por la feria todos los años.
      Gracias por tu comentario, Kayena.
      Un beso.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores