15 de septiembre de 2016

El hereje

  El hereje es la vida de Cipriano Salcedo. Su propio nacimiento fue singular: nació el mismo día que Martín Lutero fijó sus noventa y cinco tesis contra las indulgencias en la puerta de la iglesia de Wittenberg. 

   Esta coincidencia parece que le marca desde la cuna, pues ya de adulto abraza la doctrina luterana.

    Pero antes de eso se nos cuenta su niñez. Cómo crece al lado de un padre que le trata con desprecio e incluso con odio, pues la madre murió al dar a luz, y esto hace que su progenitor considere a su hijo como un parricida.

    Huérfano de madre y del amor de su padre, se refugia en la nodriza, Minervina, que le brinda el cariño y el afecto que su padre le niega.

    Poco a poco vamos asistiendo al crecimiento de Cipriano y los avatares que la vida le va deparando. Su casamiento, su toma de contacto con los núcleos luteranos en Valladolid -localidad en la que reside- y más sucesos.

   Al mismo tiempo, Delibes, aprovecha la mínima oportunidad para desarrollar todo su potencial descriptivo y nos deleita con pormenorizadas explicaciones de los usos y costumbres de la vida en la Castilla del siglo XVI. Reconozco que, en algunos momentos, me sobrepasó tanto detalle. Delibes, amante de la caza y un experto conocedor del campo y de la agricultura, se explaya sobremanera sobre estos temas y, confieso, me llegó a resultar excesivo. Por ejemplo, la diatriba que se traen dos de los personajes sobre si es mejor utilizar para el arado un buey o una mula me resultó pesado.
   
   Este retrato de la sociedad rural de aquella época se ve complementado con la, también pormenorizada, descripción de las corrientes reformistas que están revolucionando la Iglesia. Lutero y sus seguidores ponen contra las cuerdas a los altos estamentos eclesiásticos, y ya de paso a Carlos V, y dentro de la ciudadanía -sobre todo en las clases más cultas- hay cierta querencia por esas ideas que parecen traer aires renovados y modernos a una clerecía decrépita.

    Cipriano, que siempre estuvo necesitado de afecto, ve en la pequeña comunidad luterana a la que accede, una fraternidad que le atrae y le reconforta. Sin embargo, cuando empiezan las detenciones y los presos son torturados, comprueba que la carne es débil y que el sufrimiento físico destierra los mejores sentimientos para que afloren, en su lugar, la delación y la traición.

    Una novela estupendamente escrita, como era de esperar en un escritor de la talla de Delibes, que recrea magistralmente el auto de fe celebrado en Valladolid en mayo de 1559 para erradicar el foco protestante que había surgido en esta ciudad.





34 comentarios:

  1. Lo he leído y coincido en todo. Personalmente para mí, que he sido lector de la obra de Delibes, este, con diferencia, es un o de los mejores libros escrito por él. Al menos el que más me llenó de sensaciones encontradas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacía muchos años que no leía a Delibes y creo que esta novela, respecto a las que leí antaño, tiene bastante historia e Historia, es decir, tiene un argumento ficticio (la vida de Cipriano) y al mismo tiempo cuenta muy bien la situación religioso-social de aquel momento.
      Para mí, 'lo malo' fueron los fragmentos descriptivos relativos al campo, son demasiado extensos y eso que lo hace fenomenal, pero quizás le quita ritmo a la novela (me siento como una descerebrada criticando a Delibes).
      Un beso.

      Eliminar
  2. Es uno de los pocos libros que no he leído de este autor, y mira que me gusta mucho su prosa. Tendré que apuntarlo en mi lista de pendientes, para cuando esté saturada de leer novedades. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Delibes es un clásico-moderno imprescindible. Si te soy sincera, me enteré de la existencia de esta novela hace bien poco y eso que es del año 98.
      Quizás sea un buen paréntesis leer esta novela entre tantas novedades como tú lees.
      Besos.

      Eliminar
  3. No conozco al autor pero me gustaría leer sus impresiones en cuanto a las cárceles antiguas y el trato que recibían los presos de aquel entonces. A mí ese tema me gusta mucho porque tiene que ver con mi carrera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La parte donde se relatan las condiciones de los presos está casi al final del libro. El trato, dado que eran presos cuyo delito era la herejía, te puedes imaginar que muy bueno no era, además estamos en el s. XVI. Las descripciones de las torturas son bastantes espeluznantes sin caer en el morbo.

      Eliminar
  4. Me gusta mucho Delibes, aunque este libro no lo he leído, y me resulta interesante lo que dices de que retrata la Castilla del siglo XVI. Es verdad que el hecho de que sea excesivamente minucioso puede también frenar las ganas de leer ese libro en estos momentos. Muchas gracias, Kirke.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le comentaba a Francisco, las minuciosas descripciones de algunos usos (cómo se araba o cómo se cultivaba) le quitan ritmo al argumento.
      Pero si se mira con otro punto de vista, eso le da un punto de sosiego a la historia.
      En cualquier caso, Delibes describiendo es un fenómeno.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Cuando lo leí, dada la avanzada edad del autor y dado lo mucho que me habían gustado las varias novelas suyas que había leído, pensé: "No me va a gustar nada". Y me quedé de piedra pues me gustó muchísimo, lo que viene a decir que no podemos ir con ideas preconcebidas. Una gran novela, sí señor.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, Juan Carlos, yo pensé algo parecido cuando empecé a leer la novela. Me sorprendió la historia de Cipriano, cómo nos contaba su vida de una forma tan amena.
      De lo que he leído hasta ahora de Delibes, me quedo con esta novela y con 'La sombra del ciprés es alargada'.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Hola! La verdad es que estos autores no me llaman la atención, se lo poco que nos enseñaron en el colegio y nunca me da dado por ponerme a leerlos. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también conocí a Delibes a través de las lecturas del colegio pero luego seguí leyéndolo, es un autor que merece estar entre los grandes de la Literatura.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Creo habértelo dicho con anterioridad: tienes un don especial para recrear, de forma resumida, el contenido de una novela que, de bien seguro, contiene muchísima información. Ser preciso y sucinto no es nada fácil y reseñar un libro como tú lo haces mucho menos.
    Por lo que cuentas, debe ser, sin lugar a dudas, una novela interesantísima, si bien a mí también me disgusta el exceso de detalles o la excesiva minuciosidad con que algunos autores describen, bien un paisaje, bien un hecho que no es capital en la obra.
    Como dije a raíz de la lectura de una novela (Trece runas, un thriller histórico), hay escritores que parece que cobren por página escrita.
    Miguel Delibes es un gran escritor pero quizá aquí se le fue la mano en este sentido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Delibes es el paladín de la descripción, ahí es donde muestra un amplio vocabulario y donde desarrolla todo su potencial, eso es algo que hay que asumir.
      En cuanto a mi 'pericia' para resumir puede que sea deformación profesional. Siempre he sido una firme defensora de "lo bueno si breve, dos veces bueno" pero cuando tengo que publicar artículos científicos la mayoría de las revistas ponen límites en la extensión y ahí debo estrujarme los sesos para contar todo lo que quiero pero con pocas palabras. Debo de tenerlo tan grabado en el cerebro que lo hago incluso cuando no tengo límites, como sería este blog, jajaja.
      Un abrazo, Josep.

      Eliminar
  8. Delibes es un autor el cual conozco muy poco, algo leí cuando iba al cole, pero este no, ahora si la verdad se hace pesado porque toca mucho el tema de la agricultura, como parece, no se yo si lo acabaré leyendo entre las mil y una lecturas que tengo siempre pendientes.
    Gracias por tu magnifica reseña, que bueno es leeros a tí y a Rosa. un beso. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia del protagonista es muy bonita y esos parones descriptivos se pueden perdonar, porque además escribe muy bien. Sí es cierto, que frenan mucho el ritmo.
      Gracias por tus palabras, Tere. Leer tus comentarios es gratificante.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Delibes un escritor cuya prosa es deliciosa por que recrea lo que ve y lo plasma con todo detalle. Hace tiempo que leí el libro pero no me importaría volver a releer tal como tu lo describes en tu reseña. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, a volver a saber de la vida y vicisitudes de Cipriano Salcedo y sus amigos protestantes.
      Ya nos contarás si en esa segunda lectura captas detalles que se te escaparon en la primera.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Uno de los referentes autores españoles de la novela contemporánea con una original e innata manera de entender la literatura y con estupendas enseñanzas de carácter ético que ya escasean en muchos novelistas.
    Concretamente esta novela no la he leído, pero me parece muy recomendable después de leer esta fantástica reseña que nos compartes.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de la maravillosa prosa que caracteriza a Delibes, como tú bien comentas, este autor siempre manda un mensaje implícito en lo que escribe.
      En este caso es la intolerancia de los que creen ser poseedores de la verdad y la búsqueda de afecto cuando se crece sin él.
      Un beso grande, Estrella.

      Eliminar
  11. Hay bastante coincidencia con este libro. A mí también me gustó mucho, no recuerdo lo del exceso de detalle; sí que la historia me conmovió en lo más profundo. Un gran alegato a favor de la tolerancia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el pobre Cipriano me cayó bien desde el principio y su trayectoria me resultó entrañable. Delibes nos describe un personaje fuerte por fuera pero sumamente vulnerable por dentro.
      Sí que es una historia conmovedora.

      Eliminar
  12. Estupenda reseña, Kirke. Leí la novela cuando se publicó y recuerdo que no me gustó demasiado. Creo que la comparé con alguna de sus obras que me entusiasmaron. después siempre he oído comentarios muy favorables y he pensado en volver a leerla, pero aún no lo he hecho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor deberías darle otra oportunidad, pero teniendo tantas lecturas pendientes repetir con una que no gustó... es complicado.
      Ya sabes, sobre gustos no hay nada escrito.
      Un besote, guapa.

      Eliminar
  13. Leyéndote me he dado cuento que hace mucho que no leo nada de Delibes. Y esta novela en concreto no recuerdo haberla leído, así que voy a tener que hacer algo para subsanar este olvido de este fantástico escritor.
    Ya te contaré.
    Un beso y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo que no leía nada de Delibes desde que estaba en la Universidad, y ya ha llovido.
      Como le comento a Marina, me enteré de la existencia de esta novela hace relativamente poco y para mí fue una "novedad".
      A pesar de lo que digo del exceso de detalle disfruté mucho con su lectura. Es Delibes, nada más y nada menos.
      Un beso y buen finde también para ti, guapa.

      Eliminar
  14. Estoy leyendo los comentarios un tanto estupefacto. Por un lado están (estamos) los que hemos leído a Delibes: los que hemos disfrutado con su gran literatura, con su maestría para conjugar historias bien narradas con un lenguaje fresco y realista. No sé cómo a alguien puede no gustarle, pero parece que es así... Por otro lado están los que dicen que les tira para atrás, o que lo que les enseñaron en el colegio no les hizo leerlo. Bueno, a mí me enseñaron en sistema periódico y no me dedico a la química, lo que no impide que siga funcionando como un reloj. Es decir, que la enseñanza académica no puede sustituir las lecturas, que son individuales e irreductibles; a partir de ahí que cada cuál lea y ame lo que su pasión y conocimientos les dicte.

    Dicho esto, me sumo a los que supieron de la existencia de esa última novela de Delibes. Yo no la leí con prejuicios, al contrario, y tarde dos páginas en entregarme a ella. Muy bien documentada, incluso excesivamente, porque en la primera pare "se ve" la fuente: "Historia General Moderna", de Vicens Vives, que yo estudiaba por entonces. Pero Delibes no dice tonterías, ambienta muy bien, Valladolid es, junto a Salcedo, el protagonista de la narración. Y, sobre todo, el libro es un repaso a la historia para prevenir al futuro: la tolerancia no tiene alternativa sino contrarios: el horror, el fundamentalismo, el pensamiento único, el integrismo.

    Un saludo y gracias por reseñar esta maravilla entre la banalidad infinita de la red.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego la documentación previa de Delibes para esta novela es encomiable. De hecho, esa primera parte a la que haces alusión a mí me vino muy bien para ilustrarme. La conversación entre el capitán del barco que trae de vuelta a Salcedo de Alemania, el comerciante sevillano y el propio Salcedo me aclaró mucho sobre las diferencias entre calvinismo y protestantismo, que yo tenía algo confusas.
      Y todo lo que comentas sobre a quién le gusta Delibes y a quién no, creo que es cuestión de afinidades. No obstante, gustos aparte, la calidad de la narrativa de Delibes es incuestionable.
      Muchas gracias por tu visita y por tus palabras.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  15. Aunque, como muchos, leí a Delibes en el instituto y recuerdo vagamente que me gustaron sus obras, hoy no hubiera reparado en este libro de no ser por tu reseña. Y aunque algunas descripciones puedan resultar cansinas estoy segura de que valdrá la pena.
    ¡Gracias, compi! Esa capacidad de síntesis que tienes me encanta.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La novela es entretenida, el argumento es sólido y el mensaje implícito sumamente reflexivo. Además está muy bien escrita, algo que no extraña ni sorprende viniendo de Delibes.
      Espero que te guste, Chelo.
      Un besote.

      Eliminar
  16. Hola!

    No he leído este libro, tampoco es que sea muy asidua a este género, aunque si la novela relata tan bien esa parte de la historia, puede que le de una oportunidad, eso que tampoco soy muy amiga de las descripciones y detalles excesivos, muchas veces me hace leer mucho más lento y lo encuentro algo engorroso.
    Me quedo por aquí que acabo de descubrir tu blog!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la hora de elegir una lectura es importante que el género y la trama enganche, además de que la novela esté bien escrita.
      Bienvenida a esta tu casa, Esther.
      Un beso.

      Eliminar
  17. Desconocía a Delibes y su obra, y no es la clase de literatura a la que suelo acercarme, aunque ls trama no deja de ser interesante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Delibes es un autor que merece se le dé una oportunidad, si no es con esta novela que sea con otra, pero no leerle es delito ;)
      Un saludo.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores