21 de septiembre de 2015

El curioso caso de Benjamin Button

    Reseña perteneciente a la sección Alalimón


    La novela/película es:

El curioso caso de Benjamin Button escrita por Francis Scott Fitzgerald.


 Se trata de un relato muy escueto de corte fantástico que Scott Fitzgerald escribió en 1922; forma parte de una antología con varios relatos igualmente breves y de temática surrealista. En aquella época unos pocos escritores decidieron afrontar un reto: convertir lo imposible en verosímil.

   Cuando digo escueto tengo la sensación de que me quedo corta porque el texto no llega a las cincuenta páginas. Chelo me comentó que la película dura tres horas. Creo que este es el único libro que se tarda menos en leer que en ver su película (su lectura me llevó unos cincuenta minutos).
   
   Más que un relato yo lo calificaría de cuento para adultos; se utiliza una técnica que recuerda a las narraciones para niños pero donde subyace un mensaje que nos revela más de lo que la trama en sí muestra.

   Este relato nació por un comentario que le hizo al autor su amigo Mark Twain: "es una lástima que el mejor tramo de nuestra vida esté al principio y el peor al final". 

   Benjamin nace con la apariencia de un anciano de 70 años y según va transcurriendo el tiempo su aspecto rejuvenece de manera que en lugar de añadir años se los va quitando.

   Todo esto genera situaciones descabelladas que en muchos momentos me hicieron sonreír: recién nacido y cuando su padre sale del hospital a buscarle ropa adecuada (la que tenían preparada para un bebé no le servía) Benjamin le pide que también le compre un bastón.

   Situaciones absurdas como que en su niñez Benjamin se lleva muy bien con su abuelo pues es con él con quien siente mayor afinidad. Al cumplir 20 años aparenta 50 y es entonces cuando su padre es un amigo más porque tienen las mismas inquietudes. Al cumplir 50 (aparenta 20) se lleva mejor con su hijo y en su vejez es su nieto quien le hace de compañero de juegos. Absurdo ¿verdad?; pues en realidad no tanto porque si lo miramos bien esto pasa a veces: los niños pequeños disfrutan más con sus abuelos que con otros niños y muchos ancianos al final de sus vidas necesitan los mismos cuidados que un bebé comportándose como si fueran niños.



   Si Forrest Gump (otro personaje literario llevado al cine) decía que la vida es una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar yo diría que la vida es una enorme montaña rusa, donde siempre se empieza subiendo y se termina bajando; la cantidad de cuestas y bajadas que haya en el trayecto -y la diversión o temor que puedan aportar-  depende de la suerte y de la actitud de cada uno.

    De todas formas todo el relato es una crítica a la sociedad en la que vivió Scott Fitzgerald donde el qué dirán estaba muy arraigado. Ser diferente, actuar de una manera fuera de lo común es un agravio que no se puede perdonar. Porque es esto lo que le echan en cara a Benjamin, que no se comporte como lo hace el resto, que sea diferente.

Un canto al desafío que supone ser distinto a los demás.
 
Kirke     


29 comentarios:

  1. Cincuenta páginas en cinco minutos... Aver cinco páginas a 3000rpm y tomando en cuenta la... Mm, eh.... Demonios Libris, casi fuistes tu quien rejuvenece por la velocidad...


    Excelente reseña...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cincuenta páginas en CINCUENTA minutos, es a página por minuto (página con un tipo de letra no muy pequeña). Además Scott Fitzgerald es muy ameno de leer.
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. ¡Sensacional Kirke! Me ha encantado el enfoque tan humanizado que le has dado.
    Hay cosas que difieren del libro a la película, por ejemplo lo del hijo de Benjamin...en la película es una hija. Ya iremos sacando más punta al tema.
    De momento hemos coincidido en citar a Mark Twain ;-)
    ¡Es un placer trabajar contigo!
    Besos a montones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el libro, y esto me llamó mucho la atención, apenas se menciona a la madre, todo el peso recae sobre el padre, y por supuesto nada de abandono ni madre adoptiva. En cuanto al papel de la esposa sí que ocurre lo que tú comentas en tu blog (una relación 'con el pié cambiado', fenomenal descripción) pero no se profundiza mucho. Claro que con 50 páginas tampoco se puede entrar en detalles.
      Un besote.

      Eliminar
  3. Sólo he visto la película pero ahora quiero leer el libro, y más si es tan ameno como lo describes. 50 páginas en 50 minutos. Perfecto. Creo que empezaré en este momento.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de que sea tan corto es que si no te gusta (cosa que dudo) al menos no te ha hecho perder demasiado tiempo.
      Ya me contarás qué te parece.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Yo también solo he visto la película, en la que Brad Pitt está sensacional, pero después de leerte creo que buscaré el libro. Hace muy buena pinta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una misma historia pero quizás la del cine esté más extendida con elementos añadidos que en el libro no aparecen.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. No he leído el libro y eso que Scott Fitgerald es uno de mis escritores de culto, pero ese nunca me he animado, seguramente por ser tan cortito. Pero aquí mismo me jugaría un dedo (meñique de la izquierda) a que es mucho mejor que la película. La película la vi de estreno por lo que ya hace unos años y recuerdo poco. Sí recuerdo que me pareció una muy buena idea y un planteamiento redondo (ahí se ve un escritor excepcional), pero por lo demás, aparte de las actuaciones que son magníficas, me pareció muy larga y, por momentos aburrida y con ese punto de ñoñería en la que mis admirados estadounidenses son expertos.
    Por lo demás, habéis hecho un trabajo que me parece genial. La idea que habéis tenido es buenísima y las reseñas estupendas y enlazan y relacionan muy bien las dos maneras de contar una misma historia. Esperando la próxima entrega.
    Un beso a las dos. (me vais a permitir que repita comentario)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego Scott Fitzgerald es un escritor que nunca defrauda. Hasta este 'caso' lo único que había leído de S Fitzgerald era "El Gran Gastby". Quizás a este relato habría que 'criticarle' que es excesivamente corto, creo que podría haber sacado más partido de esa historia tan rara.
      A tenor de lo que comenta Chelo en la película se intenta explicar por qué nace así (lo del reloj biológico que inventó una persona ciega), Scott F no explica nada; Benjamin nació así y punto. Creo que al autor los "por qué" no le interesan; él intenta plasmar otra cosa.
      Además en el libro no vas a encontrar nada de sensiblería; todo lo contrario, hay una ironía y un cinismo bastante acusado en algunas escenas. Si acaso al final hay cierta ternura al relatar el final de Benjamin pero por el paralelismo que hay entre un bebé y un anciano (y no sigo contando más porque entonces ya no vas a necesitar leerlo, jajaja)
      Ya me contarás si tú sacas las mismas conclusiones que yo porque pienso que la ambigüedad del texto se presta a diferentes lecturas.
      Un beso

      Eliminar
  6. Hola! No sabía que el libro era tan corto! A lo mejor le doy una oportunidad. A mi la película se me hizo un poco pesada a ratos, como dices es laaaarga!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el texto no se te va a hacer nada pesado porque se lee en un plis-plás.
      Un abrazo, Beatriz

      Eliminar
  7. Una idea genial ésta de ofrecer reseñas de la peli y el libro de una misma historia, me encanta!! Y desde luego me ha encantado el estreno.

    No he leído el libro y me ha sorprendido mucho saber que es tan corto, pero desde luego pinta muy interesante. Yo soy de las que cree que siempre están mejor los libros que las pelis, así pues procuraré leerlo :)

    Estupendos tus comentarios y anotaciones sobre el contexto social e histórico de la obra!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy dándome cuenta que casi nadie se ha leído el libro y si se conoce a Benjamin es por la película. Me alegro que mi modesta aportación sirva para que os animéis a leerlo.
      Como ya he dicho en anteriores ocasiones, no se puede asegurar que os guste pero sí que no os llevará mucho tiempo.
      Gracia, Julia, por tus palabras
      Un beso

      Eliminar
  8. He de confesar que ha Scott Fitzgerald no acaba de gustarme. Excepto Tierna es la noche lo demás me deja indiferente. Creo que la antipatía personal que me despierta debe dejar en mí cierto poso de prejuicios.
    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces no lo leas porque el cuento es bastante absurdo aunque a mí me gustó el trasfondo de la historia.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Pues en este caso y contraviniendo mis propias disposiciones veré la película y no leeré el libro.
    Por la sencilla razón que siendo un cuento corto no creo que le pueda sacar mucho partido. sin embargo la película durando 3 horas puede ser divertida.
    Besos y felicidades a ambas por esta iniciativa tan peculiar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la película no la he visto y con la reseña de Chelo siento curiosidad porque se añaden muchos elementos que en el libro no aparecen pero eso de que dure 3 horas.....uff
      Si me costó ver El Señor de los Anillos y eso que el libro y la temática me entusiasmaban y tenía mucha acción!!
      Un besote

      Eliminar
  10. Para libro corto y película larga El Hobbit.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando comenté que la peli supera a la lectura del libro también pensé en El Hobbit, pero como lo leí hace muchos años no recordaba cuánto había tardado en leerlo; desde luego no lo leí de un tirón (aunque las tres películas tampoco se pueden ver de una vez).
      De lo del hobbit y sus películas hablaremos otro día porque el tema tiene miga (soy una fanática de Tolkien)

      Eliminar
  11. Hola:
    Pues yo, como casi todo el mundo, sí he visto la peli y no he leído el libro. Pero Scott Fitzgerald, a diferencia de lo que le suce de a Carmen Forjan, me encanta, y prometo que leeré este breve librito.
    A mí la peli me pareció algo larga, pero como (je, je, hoy voy de admiraciones artísticas) Brad Pitt y Cate Blanchet me gustan mucho pues disfruté con su actuación.
    Y sí, la historia es surrealista (nacer viejo y morir niño) pero lo mejor del arte es la posibilidad de romper los límites de la racionalidad siempre, eso sí que aunque nos movamos en el terreno de la irrealidad se mantenga la verosimilitud, y creo (al menos eso me pareció al ver la peli) que ésta se mantiene.
    Besos y felicidades por esta iniciativa tan interesante: yo el libro y tú la peli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro aparte de lo absurdo que puede parecer el argumento se hace verosímil en cuanto que no se busca un "porqué" a esa situación, se muestra "qué" ocurre cuando el desarrollo de una persona va en sentido contrario al de los demás. Por supuesto desde el punto de vista del autor porque, que se sepa, en la realidad nunca se ha dado un caso así.
      Por cierto, "yo el libro, tú la peli" también hubiera sido un buen título para la sección.
      Un beso, Juan Carlos.

      Eliminar
    2. Así podría titular yo la iniciativa si la pongo en mi blog. Lo que sucede es que no sé cuál es la dinámica de su funcionamiento: ¿siempre las mismas dos persoans son las encargadas de los posts?
      Sabes, es que me encuentro cercano a las 100.000 páginas visitadas y estoy pensando en hacer algo con ese motivo, y quizás inaugurar una nueva sección podría estar bien.
      Bueno, seguiré pensando

      Eliminar
    3. Jo, 100.000 visitas, qué envidia.
      El "Al alimón" que ideamos Chelo y yo nació porque ella es una gran amante del cine y yo de la literatura. Pensamos que nuestras aficiones podían complementarse haciendo una entrada 'paralela'. En principio pensábamos hacer una reseña pero nos lo hemos pasado tan bien intercambiando emails e ideas que hemos decidido repetir.
      Esperaré a ver cómo celebras esas 100.000 visitas (Jo, qué envidia)

      Eliminar
    4. Juan Carlos habrá que felicitarte. Yo también digo como Kirke "Jo, qué envidia". Y estaba contenta por pasar de las 10 000... Bueno, Kirke, tú ya tienes más de la cuarta parte de las 100 000.
      A mí también me gusta mucho Scot Fitgerald. "El Gran Gastby" es una novela sensacional de la que se hizo una peli buenísima. Es curioso, pero es un autor al que poca gente ha leído, pero todos han visto sus películas. También me gustó "Suave es la noche", libro y peli, pero ni comparación con Gastby.
      Un beso a los dos.

      Eliminar
  12. Fitzgerald criticaba mucho la sociedad que le tocó vivir, el glamour de la hipocresía, el cotilleo y guardar la compostura... Vi la película, que no el libro, y con lo cortito que es no pareciera que debiera de tardar mucho en leerlo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa crítica a la sociedad es lo principal que yo he extraído de este relato. Más que el porqué o a qué se debe que Benjamin sea así es el rechazo que provoca su rareza lo que se resalta en el texto. En un momento dado el padre de Benjamin se lamenta pensando que esa peculiaridad de su hijo es incluso peor que si hubiera nacido negro. Ahí es nada.
      Un abrazo

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores