20 de noviembre de 2014

Un millón de gotas

   El argumento se desarrolla en dos épocas, una que comienza en la URSS de los años 30  y otra en el año 2003. Poco a poco el lector descubre que los hechos que empezaron en 1933 acaban explicando lo que ocurre en 2003, aunque para algunas de las circunstancias de una manera endeble y muy cogida por los pelos.

   Tal como aparece en el booktrailer es una historia de traición y venganza. Una reflexión sobre las creencias y la verdadera naturaleza del ser humano, dónde quedan los ideales cuando es la supervivencia lo que está en juego. Aquí pongo algunas frases que me han parecido muy buenas y que reflejan lo que digo:

"No son las ideas las que nos traicionan sino los hombres que las llevan a cabo"
"Luchamos por ocupar nuestro sitio, lo conquistamos y lo defendemos con uñas y dientes"
"No puede vencerse a lo que vive en cada uno de nosotros. La maldad está en lo más profundo de nuestra naturaleza"

    Me ha llamado mucho la atención el doble rasero utilizado para medir la catadura moral de los personajes. Por un lado al protagonista se le 'exige' una rectitud y una coherencia en sus actos llegando incluso al ensañamiento con sus defectos (algunos de ellos deleznables), sin embargo por otro lado al malo-malísimo se le disculpa y casi se justifica su igual proceder. En determinados momentos las posiciones tan taxativas de estos personajes los hacen poco creíbles.

   Me ha impactado bastante el derrotismo que se respira en toda la novela, el descreimiento y la continua constatación de que el ser humano es egoísta por naturaleza y no tiene cabida para el altruismo. Una visión bastante deprimente de la naturaleza humana: homo homini lupus.

Kirke  







4 comentarios:

  1. Hola kirke, de nuevo por aquí (he elegido tus post menos leídos) no es por nada, simplemente porque a lo mejor el tema en ese momento no ha enganchado; pero considero que es otra reseña bastante buena. Solo con ella reflexionas sobre la naturaleza humana, interesante, ¿realmente somos tan egoístas? ¿realmente somos tan malos? ese sabor final derrotista es lo que me tira para atrás, pero realmente parece un libro muy interesante para tener en cuenta. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa visión tan negativa del género humano que se respira en la novela fue la que me hizo puntuar a la baja este libro.
      Soy consciente de que el hombre ha cometido muchos desmanes, contra la Naturaleza en general y contra sus semejantes en particular, pero creo que, como ya dijo Albert Camus, en el hombre hay más cosas dignas de admiración que de desprecio.
      Un besote.

      Eliminar
  2. Está muy bien contado Paloma, aunque tengo que reconocer que la temática del libro que presentabas no me ha llamado la atención, pero estoy de acuerdo contigo en que optar solo por la parte "derrotista y malvada" del ser humano no me parece adecuado, las personas son capaces de lo peor pero también de lo mejor. Continuamente y en circunstancias muy adversas hay personas que nos dan lecciones y que hacen que nos sintamos orgullosos de ser humanos.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino igual que tú, Conxita, a pesar de los malos ejemplos que el ser humano nos regala constantemente pienso que hay muchas personas que nos dan ejemplo de abnegación y sacrificio por los demás. Supongo que será para compensar.
      Un besote.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores