3 de agosto de 2014

Una madre

 
     Esta es otra joya escondida en mi estantería que yo desconocía tener. Ya en las primeras páginas comencé a percibir que estaba ante uno de esos libros que te conmueven por lo que cuenta y, sobretodo, por cómo lo cuenta. Nunca había leído nada de Alejandro Palomas pero si el resto de sus libros son la mitad de buenos que éste creo que me voy a hacer fan suya.

     Tras haber sido abandonada por un marido despótico y sinvergüenza Amalia reúne a sus hijos y a su hermano en Nochevieja. Durante la cena se van desgranando las vidas de todos los comensales contando cosas del pasado para entender lo que está ocurriendo en el presente: "todos somos como somos porque hemos sido algo antes".

    El eje central, la madre, se nos presenta como un ser desvalido, vulnerable y un poco caótico que hace a sus hijos sentirse responsables de su seguridad.

   Ha habido momentos en los que me he reído con las extravagancias de la protagonista, igualmente con la desesperación de los tres hermanos ante las salidas de tono de su madre, pero también he llorado por la sensibilidad y el amor que vuelca constantemente en sus hijos, incluso cuando parece que se desentiende de todo.

   Detrás de la aparente fragilidad de Amalia se esconde una fortaleza inquebrantable que sabe acoger, confortar y amar  a sus hijos como sólo lo puede hacer una madre.
Kirke  



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores