16 de abril de 2014

Lágrimas en la lluvia

   Incursión de Rosa Montero en la novela de ciencia ficción. Como  casi siempre que se trata de presentarnos el futuro en la Tierra el panorama es desalentador, es decir, avances tecnológicos estupendos pero situaciones ambientales y sociales deprimentes. En este aspecto Montero no se muestra nada original.
   Si me ciño al plano estrictamente argumental no me ha gustado demasiado, puede que sea porque las novelas de corte futurista no me atraen mucho; pero si se va un poco más allá de la trama novelística se puede ver una continua reflexión sobre la muerte, la certeza de nuestra propia desaparición (en el caso de la protagonista y por motivos que no voy a explicar aquí se sabe con exactitud el día y casi la hora), el dolor de perder a alguien y el desasosiego de no dejar huella tras nuestro paso, que nadie nos recuerde cuando nos hayamos desvanecido. Estos sentimientos son atemporales y han producido y producen intranquilidad en el pasado, ahora y siempre. Además teniendo en cuenta que Montero dedica este libro a su pareja que falleció dos años antes estos pensamientos se muestran más incisivos.

     Otra cosa que me ha gustado es el escenario, Madrid en el año 2109, la descripción de algunos barrios madrileños en el siglo XXII me ha parecido genuina y hasta entrañable aunque cuando se nos pone en antecedentes para explicar la situación del momento la autora caiga en la candidez al utilizar términos científicos para explicar una ficción fruto de la imaginación (la interpretación del principio de incertidumbre de Heisenberg es algo más que peregrina).

    En cualquier caso la redacción de Rosa Montero es muy buena, como siempre. Es de esos autores que se leen sin importar demasiado el argumento.

Kirke  



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores