22 de octubre de 2014

Yo confieso


    Utilizando como hilo conductor la historia de un violín, desde su fabricación hasta sus últimos propietarios, se desgranan las vidas de todos las personas que tuvieron, directa o indirectamente, algo que ver con él. En realidad es una reflexión  acerca del efecto del Mal sobre quien lo ejerce y sobre quien lo sufre; el peso de la culpa por las cosas que se hicieron y por las que se quedaron sin hacer, por obra u omisión: confíteor.

   Un montón de historias que se acaban relacionando formando una sola. Una historia muy interesante que además hubiera sido muy agradable de leer si no fuera por el empeño del escritor en confundir al exponer todo esto de una manera caótica, desordenada y a veces delirante.

   La lectura me ha resultado extremadamente complicada por muchos motivos, a saber: porque a la mitad del relato de un suceso se interrumpe y sin solución de continuidad empieza a contar otra cosa diferente para retomar la escena primera dos o tres páginas más adelante (en ocasiones todo esto ocurre en el mismo párrafo); repite, literalmente, párrafos en escenas distintas; el protagonista que cuenta el relato lo hace en primera persona pero también se refiere a sí mismo como si fuera otro el que lo cuenta.... Es decir, un auténtico embrollo.

    No sé qué objetivo persigue el autor con esta forma de escribir aunque se supone que es para reflejar el 'estado' en que se encuentra el narrador, pero si lo que busca es aturullar al lector desde luego conmigo lo ha conseguido, además me ha llegado a irritar ya que quería enterarme de lo que estaba pasando, repito que la historia es muy interesante, pero no lo lograba porque me perdía continuamente.

   En resumen, este libro me ha dejado un sabor agridulce, creo que si se hubiera escrito de una manera más convencional lo habría disfrutado más. Hay que reconocer que la forma de narrar es poco usual y le da una vertiente de singularidad.

   ¿Original? Sí. ¿Confuso? También.

Kirke  


2 comentarios:

  1. Cuando lo leí tampoco me acabó de gustar. Sin embargo luego leí Las voces del Pamano de este mismo autor y si me gustó mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con lo que he 'sufrido' leyendo este libro no me han quedado muchas ganas de leer a este autor. No obstante seguiré tu recomendación pero esperaré un poco a ver si me repongo de la experiencia.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores