22 de abril de 2015

Nada


  " Pierre Anthon deja el colegio el día que descubre que la vida no tiene sentido. Se sube a un ciruelo y declama a gritos las razones por las que nada importa. Tanto desmoraliza a sus compañeros, que deciden reunir objetos esenciales con el fin de demostrarle que hay cosas que dan sentido a quienes somos. En su reto arriesgarán parte de sí mismos y descubrirán que sólo al perder algo se aprecia su valor. Pero entonces puede ser demasiado tarde."

  Con este niño subido a un árbol retando e incordiando a sus compañeros se inicia un relato que a priori puede parecer absurdo pero que está cargado de alegorías. Entre las aseveraciones palmarias que Pierre dice se encuentran cosas como: " Se va a la escuela para después tener trabajo y se trabaja para tener tiempo para no hacer nada ¿por qué entonces no hacer nada desde el principio? 

    Los amigos de Pierre intentarán demostrarle que está equivocado y en el intento irán perdiendo parte de su inocencia llegando a mostrar el lado más oscuro de sus personalidades.

   La propia autora define Nada como un cuento para niños de 14 años -curiosamente fue prohibido en algunas escuelas de Dinamarca- pero que gusta leerlo cuando se tiene 35, 42 o más. También reconoce que todos llevamos un Pierre Anthon dentro; esa parte de nuestro ser que nos recuerda que las cosas no tienen sentido y que nos cuestiona cuál es el objetivo de nuestra existencia.

     A mitad de camino entre el cuento y la parábola Janne Teller nos hace reflexionar sobre el sentido de la vida y cómo, a veces, los adultos nos implicamos en cosas sin importancia para poder rellenar nuestra existencia y no admitir que nada importa.

Kirke  


4 comentarios:

  1. Este tipo de libros inducen a la reflexión, y cuando alguien o algo nos lleva a plantearnos sobre el sentido de nuestra existencia o nuestra frenética y desaforada actividad que en la mayoría de las ocasiones no conducen al sosiego ni a la serenidad; entonces nos revelamos contra quién nos abre los ojos y descorrer el velo de autoengaño.
    Creo que puede tratarse de un libro sugerente para descubrir alguna mentira de las muchas que nos predica esta sociedad.
    Gracias por tu reseña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro tiene escenas bastante duras, supongo que por eso se prohibió en algunos colegios daneses, pero encierra moraleja, no sé si edificante o no, pero es para pararse a pensar.Encantada de serte de utilidad y de leerte por aquí. Un beso

      Eliminar
  2. Lo había olvidado y me alegro de que me lo recordaras. Lo leímos en el año 2012 en la Tertulia literaria del IES Villajunco, del que soy profesora. Es una tertulia de profesores y padres.
    Un libro muy interesante. Cruel en algunos momentos, pero vamos, como la vida misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, si eres profesora en un instituto seguro que le habrás sacado más partido a la lectura en cuanto que conocerás muy bien el comportamiento adolescente y algunas de las cosas que pasan en el libro tendrán mayor significado para ti.
      Un saludo.
      P.D. Veo que tenemos otra cosa en común, yo también me dedico –aunque parcialmente- a la docencia aunque en mi caso “mis niños” son algo más mayores (doy prácticas de laboratorio en 3º de farmacia) y no necesito la grandísima paciencia que tenéis los profesores de instituto (¿cómo lo hacéis?)

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores