1 de mayo de 2014

Benjamín

   Me decidí a leer esta novela porque otro libro del mismo autor me entusiasmó: El pantano de las mariposas.

    La acción se desarrolla en la misma ciudad que la segunda novela, e igualmente el protagonista es un niño, Ben,  que huyendo de los malos tratos recibidos de su madre, tanto psicológicos como físicos, decide esconderse en el desván de su casa. Mientras que todos le buscan en el exterior  en ese desván ocurren hechos inquietantes.

    La novela se puede dividir en dos partes, una primera donde impera la intriga, un suspense que te impide dejar de leer porque el misterio es demasiado grande como para interrumpir la lectura. Al final el suspense se convierte en acción trepidante, el desarrollo de los acontecimientos es vertiginoso y tampoco es fácil dejar de leer.

   Al igual que en El pantano de las mariposas Axat describe muy bien la psicología infantil; los miedos, las fantasías de un niño pequeño. La redacción igualmente es muy buena y en general la lectura es apasionante y muy entretenida. También en este caso el final es asombroso y nada predecible.

Kirke  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores