22 de enero de 2014

Los violines de Saint-Jacques

    Un viajero inglés conoce en una isla griega a una mujer francesa que le relata su estancia en las Antillas a finales del s. XIX.

   Con una redacción muy cuidada se describe minuciosamente la sociedad criolla en una isla antillana. La indolente vida de la aristocracia, la exuberancia del paisaje, las costumbres ancestrales de los sirvientes negros, son los componentes de este libro donde el argumento es lo de menos, lo que realmente importa es la lectura en sí. Leigh Fermor hace gala de una gran erudición pero sin caer en la jactancia.

   La descripción de la erupción volcánica con la que termina el libro es admirable. El derroche de adjetivos que emplea consigue que un fenómeno de la naturaleza tan devastador como es la actividad de un volcán parezca bello y fascinante.

   Un libro para leer y recrearse en la propia lectura.

Kirke  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores