7 de abril de 2017

Doctoranda al borde de un ataque de nervios (XII)

Con la burocracia hemos topado



A lo largo de estos últimos meses me he dedicado a lamentarme de todos los sinsabores que acarrea elaborar y escribir una tesis. También conlleva muchos otros momentos muy agradables, pero de esos hablaré cuando ya la tenga entregada y haya hecho la defensa; ahora mismo estoy tan agobiada que no soy capaz de valorarlos en su justa medida y no sería honesto.

Me he quejado de lo complicado que es publicar y colgar en la web un artículo, del galimatías que supone escribir una cita bibliográfica correctamente o de lo difícil que es cumplir con todas las expectativas de mis directores. 

En esta etapa final de la tesis he pasado por momentos muy duros donde un reloj inmaterial me ha estado martilleando la cabeza con su inmisericorde tic-tac avisándome de que el tiempo corre y que el plazo de entrega está a punto de expirar. Pero no hay mal que cien años dure, ni cuerpo que lo resista, así que hoy, por fin, puedo decir que tengo la tesis terminada, o casi. En la ciencia en general, y con las tesis (y sus directores) en particular no hay nada definitivo.

Con todo y con eso, puedo considerar que ya la he terminado, aún quedan algunos flecos como rematar algunas tablas y completar algunas citas bibliográficas, pero escribir, lo que se dice escribir, ya no tengo que escribir más. Así que ya me puedo relajar un poco; aunque solo un poco. Hay que maquetarla y eso es otro trabajo titánico en el que, afortunadamente, cuento con ayuda conyugal. Pero lo más difícil ya está hecho. ¡Bien!

Los que por aquí me conocéis ya os habréis dado cuenta de algunos rasgos de mi carácter, pero no sé hasta qué punto os podéis hacer una idea de cómo soy yo y, por tanto, quizás no sepáis de una característica muy particular mía: canto victoria antes de tiempo.

Con la tesis me ha ocurrido. Como ya no tengo que redactar, ni coordinar datos, ni hacer más gráficas, creí que ya había pasado lo más difícil. Pues no, porque no contaba con la cantidad de trámites administrativos que hay que realizar. Parafraseando a nuestro genial don Quijote podría decir, y con las manos en la cabeza:

 —Con la burocracia hemos topado, amigo Sancho.

Siempre creí que para acceder al grado de doctor era indispensable realizar la Tesis Doctoral, y así es, pero lo que nunca me habían dicho es que también hay que cumplimentar tantos formularios.

Tengo que entregar informes de idoneidad de todos los miembros del tribunal propuesto, lo que supone una cantidad de diez informes (cinco miembros titulares y cinco suplentes) y tres o cuatro más extras por si acaso falla alguno de los nominados. También tengo que entregar informes de dos evaluadores externos y de mis tres directores, certificados de que he estado trabajando cumplidoramente, un resumen de la tesis en español y otro en inglés, formularios varios dando información diversa, etc, etc. 

Cuando fui a informarme de todos estos trámites en el decanato juro que cuando salí de allí me faltaba la respiración y estaba muy angustiada. Y también muy preocupada, porque si la comisión académica que tiene que dar el visto bueno a la tesis, previamente debe leerse tanto informe, cuando llegue a mi tesis estarán tan agotados que no tendrán ganas de más lectura y no se la van a leer. Y eso no solo me preocupa, además me molesta porque después de tantos sacrificios qué menos que alguien se la lea, aunque solo sea por caridad.

Pero no solo hay que cumplimentar un montón de formularios, también hay que seguir unas estrictas normas en el formato de presentación de la tesis. La Memoria de la Tesis (ese es el nombre formal) se ha de presentar en formato digital y en formato impreso. Y no vale cualquier soporte informático ni cualquier tipo de impresión, de eso nada.

La versión digital ha de ir en un CD previamente rotulado y en una caja rígida de plástico, el informe que va a la plataforma Teseo (base de datos del Ministerio de Educación de las Tesis Doctorales realizadas en universidades españolas) debe ir en un pendrive aparte y no puede exceder de 4000 caracteres. El libro ha de ir encuadernado en tapa de cartón o semirrígida, con el escudo de la universidad bien visible, con el nombre de la facultad y el departamento correspondiente, con el nombre completo del doctorando y el de todos sus directores y por supuesto, el título de la tesis. 

Esto último, lo de poner el título de la tesis, puede resultar evidente, pero según qué casos parece que no. A algunos se les olvida ponerlo, y si alguien ya se está riendo que tenga un poco de recato porque entre ese grupo de despistados me encuentro yo. 

Resulta que estuve haciendo pruebas para el diseño de la portada, para ello conté con la ayuda de un estupendo diseñador gráfico(*) que dio muestras de su profesionalidad haciendo un trabajo perfecto. Bueno, perfecto, perfecto, no quedó, pero no fue culpa suya, fui yo que, dando muestra del estado de confusión mental en que me ha sumido esta tarea, tuve el “pequeño” error de no poner el título de la tesis. Menos mal que eran bocetos y que aún no los había llevado a la imprenta, porque llego a entregar la tesis así en el decanato y, además de no darme el visto bueno, me convierto en el trending topic del twitter de la universidad durante decenios.


Pero esto es solo un ejemplo más de tanto estrés y nerviosismo causado por la tesis. Podría poner muchas más anécdotas de cómo esta aventura me está transformando en una completa desquiciada: hace unos días en el autobús me agarré a la muleta de un señor en lugar de a la barra de sujeción y ayer, al regar las plantas de mi casa, le eché agua a un jarrón donde tengo flores de tela. 

Por si esto fuera poco, ahora tengo que enfrentarme a la burocracia administrativa rellenando un montón de impresos. Ya puestos, creo que voy a ver si consigo el formulario para ingresar voluntariamente en algún sanatorio mental.


(*) El maravilloso diseñador gráfico que me ha confeccionado la portada es nuestro querido compañero Francisco Moroz. 
Gracias, padrino, por la portada y la imagen tan bonita que has diseñado.


38 comentarios:

  1. Venga, amiga, que "esto se acaba, no hay quien lo pare". Superarás las trabas burocráticas (solo hacía falta que tras investigar y escribir una tesis (casi sin título) te vayas a quedar atascada en la vulgar burocracia. Pasará y tú seguirás con tu buen humor, incrementado por el relax.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando salí de hablar con la vicedecana sobre los trámites pensé que eso era más complicado que la tesis. Yo soy un desastre con los trámites administrativos y siempre me equivoco al rellenar los formularios, además entrego en el lugar equivocado el que no corresponde y cosas así.
      Aunque parezca mentira esto me tiene bastante angustiada.
      A ver qué pasa.
      Gracias, amiga, por tus deseos.
      Un beso y buen domingo de Ramos.

      Eliminar
  2. Pasé cinco años en el edificio de ladrillo rojo donde tú trabajas. Veo que compartimos algo más que algún que otro punto de vista. Änimo,seguro que has hecho un trabajo estupendo!! Me ha gustado leerte, lo seguiré haciendo. Mucha suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea, somos colegas! Mis cinco años correspondientes los estudié en la universidad de Alcalá de Henares, pero el máster y ahora la tesis los hice en ese edificio de ladrillo rojo. Parece mentira, pero es un contraste muy grande el que hay entre la Complutense y Alcalá; la Ciudad Universitaria es enorme y el campus de Alcalá es muy pequeño, sobre todo cuando yo estudié allí que casi parecía un colegio más que una facultad.
      Encantada de leerte por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Madre mía la cara que tuvo que poner el dueño de esa muleta, je, je, je... La burocracia tiene unas profundas razones para existir, tan profundas que a los que somos desconocedores de esos conocimientos arcanos no podemos llegar a comprender; y los requisitos que exige responden ese saber secreto que nos está vedado. En fin... También es verdad que estos trámites llegan cuando ya has cocinado todo el plato, te has entregado en cuerpo y alma en el fondo, te has dejado ahí todas las fuerzas y es entonces cuando los detalles más obvios se nos escapan. De hecho, estoy convencido de que tú si veías el título de la tesis en la portada. ¡Ánimo que ya estás a un paso de ser doctora! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy muy despistada y eso provoca que haga el ridículo con demasiada frecuencia, pero con lo de la muleta creo que me he superado a mí misma; la cara del dueño de la muleta fue de mosqueo pero la mía se puso de todos los colores, qué bochorno, deseé que me tragara la tierra (o el suelo del autobús).
      Eso que cuentas de que los detalles obvios se nos escapan me tiene muy preocupada, porque me imagino toda la tesis llena de errores tontos que veré cuando ya esté publicada.
      Gracias por los ánimos, David.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Jajajajajajaja jajajajajajaja madre mía que debería haber una casa de sanación para que ingresemos los Doctores justo después de la defensa de la tesis! La cabeza termina muy dañada,no nos recuperaremos nunca!
    Pero me alegra muchísimo saber que ya estas en la recta final! Venga venga que no queda nadaaaaa! Un besote ánimo
    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Laura, qué te voy a contar a ti que no hayas vivido tú en tus propias carnes, jajaja.
      Nos lo tomamos con humor pero la verdad es que se pasa muy mal.
      En fin, supongo que cuando esto termine (que digo yo que terminará algún día) la liberación debe de ser... no sé, no soy capaz ni de imaginármelo.
      Yo también pienso que me quedarán secuelas, espero que no sean demasiado molestas.
      Un besote grande, compañera.

      Eliminar
  5. Primero lo primero: felicidades por acabar la tesis. Ahora, si nos detallás así toda la burocracia, es porque ya tenés en claro cómo hay que hacer todo, así que relajate, respirá profundo y hacé paso a paso lo acabás de contarnos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que tengo yo muy claro lo que tengo que hacer con tanto formulario, estoy convencida de que algo haré mal y me equivocaré. Mi única esperanza es que la vicedecana que se encarga de tramitar todo esto, es un encanto y me ayudará a enmendar esos posibles errores.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Después de haber leído toda tu aventura para publicar la tesis tengo muy claro que nunca jamás me sacaré el doctorado. Tu has estado al borde de un ataque de nervios pero yo, a estas alturas, ya me habría cortado las venas. Te felicito por haber terminado el trabajo y seguir aún cuerda. Ya nos invitarás a una cervecita para celebrarlo. Besos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún queda trabajo porque hay que imprimir y encuadernar, antes hay que repasar y vigilar que ninguna figura y/o tabla quede descolocada, que el índice esté correcto, etc, etc.
      Pero al menos ya no tengo que escribir más (o casi, porque los directores aún andan por ahí corrigiendo cosillas).
      Lo de que sigo cuerda... no sé si tienes mucha razón ;)
      Muchas gracias, Marina, y cuenta con la cerveza y una ración para acompañarla.
      Besos.

      Eliminar
  7. Cuando la fortaleza anida, es imposible desfallecer, así que adelante, veras como en breve podrás sonreír sintiéndote satisfecha del esfuerzo realizado. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marijose, por tus palabras y por tus ánimos.
      Tengo unas ganas tremendas de ver esto finiquitado y espero que sea llegando a buen puerto.
      Un beso grande.

      Eliminar
  8. Querida amiga. Estás demostrando una fuerza y un ánimo que junto con tu humor sarcástico te deparará satisfacciones variopintas en tu devenir personal. La tesis pasará a engrosar las historias que cuentes a tus descendientes, y junto al ingente documento escrito que vas a legarles, tendrán fuentes de primera mano donde documentarse con detalle.
    Estás saliendo adelante con la ayuda de tu cónyuge; fiel paladín y compañero de correrías, cual Sancho.
    La unión hace la fuerza y entre todos conseguiremos derrotar a los gigantes molinos que se muestran como directores y burócratas de la administración docente, cuyos entresijos como bien dijo David Rubio: desconocemos en sus múltiples entresijos y revueltas.
    Sigo aportando mi ánimo a tu labor ingente de sacarte el doctorado, algo que alguno ni se planteó.
    Besos Paloma ¡Y a por ellos que son pocos y cobardes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonitas palabras y qué guiño al Quijote, compañero de letras. Me encanta esta redacción porque compartimos devoción por Cervantes, de hecho ¿sabes que empiezo el prólogo de la tesis con una cita del Quijote? No pude sustraerme a homenajear a nuestro amado escritor, y cuando empecé a escribir era el centenario de su muerte, así que ahí estarán unas palabras de esa novela magistral (es una cita donde don Quijote habla sobre la alimentación).
      Besos, Francisco, y muchas gracias por tu aportación ;)

      Eliminar
  9. Venga mucho ánimo Paloma, que ya solo quedan la dichosa burocracia y en cuanto te des cuenta todo habrá acabado y serás doctorada, que bien.
    Madre mía lo que puede llegar a hacer el estrés pero bueno es normal, en fin son cosas que pasan cuando nuestra mente es presa de eso del estrés a los que estamos sometidos muchas veces, aunque me imagino la cara del hombre cuando te vio sujetando la maleta jeje. Me alegra mucho que el sentido del humor no lo pierdas.
    Repito mucho ánimo y tranquila que en nada todo habrá terminado y me alegro mucho que tengas la ayuda de tú marido en la recta final, así será mas llevadero. un beso muy fuerte. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se tiene el pensamiento centrado en una única cosa, las demás tareas quedan en un segundo plano y no se hacen con atención. Es lo que me está pasando a mí; mientras estoy cocinando pienso en cómo quedará una figura en una página, cuando hago la compra pienso que tengo que repasar una tabla, o cuando me subo al autobús pienso que debo mandar correos a los miembros del tribunal y no me fijo que al lado de la barra de sujeción hay un señor con una muleta...
      Espero que mi obcecación pase y puede prestar atención a todo lo que hago, no solo a la tesis.
      Besos, Tere, pasa un buen domingo.

      Eliminar
  10. Muchos ánimos Paloma que ya lo tienes y qué son unos cientos de formularios y papelajos burocráticos, nada, lo difícil ya está hecho.
    Tienes razón en que tanta burocracia es un auténtico horror y la mayoría de las veces es pedir por pedir, sin mucho análisis de las necesidades exactas pero seguimos en la cultura del papel aunque ahora lo hagamos también en formato digital.

    Me has hecho reír imaginándote agarrada a la muleta. Fantástico tu humor y lo bien que te viene para relajar esos nervios que imagino incontrolables y en un in crescendo alucinante.

    Me encantará ver esa portada hecha por nuestro amigo, la tesis aunque la supongo muy interesante me parece que con un resumen sencillito para las no iniciadas en esos temas me conformo, las famosas "p" aún me provocan vértigos.

    Un beso y muchísimos ánimos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando tenga encuadernada la tesis ya os mostraré el resultado, estoy deseando que llegue el momento.

      Como le comenté a David, soy muy despistada y tengo en mi haber varias meteduras de pata pero lo de la muleta fue el colmo. En mi descargo diré que el autobús estaba abarrotado, yo iba cargada con el portátil, el bolso y una carpeta, intenté agarrarme a la barra que tenía a mi derecha pero, como no podía levantar los brazos con tanta cosa que cargaba, lo hice por debajo de mi cadera, resulta que un señor que estaba sentado al lado (menos mal que estaba sentado) puso la muleta pegada a dicha barra y yo calculé mal y me agarré donde no debía. Cuando escuché un "¡Oiga!" y vi lo que había pasado no sabía dónde meterme. De las carcajadas que soltó un chico que lo vio todo mejor no cuento nada.

      La tesis estará disponible en la web de la universidad así que el que quiera martirizarse puede leerla allí.

      Besos, guapa, pasa un buen domingo.

      Eliminar
  11. Ya iba a darte la enhorabuena, pero resulta que todavía quedan trámites por hacer. Qué tedio, parece mentira y eso que en la era digital se supone que la burocracia es más flexible. Suerte para la defensa, que debe estar ya al caer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía es pronto para cantar victoria, pero es verdad que ya tengo la meta a la vista.
      Defender la tesis también es muy duro pero como ahora mismo estoy inmersa en cumplir con todos los requisitos eso lo veo aún lejos y como se suele decir "ya cruzaré ese puente cuando llegue al río".
      Creo que a principios de junio tendré que enfrentarme al tribunal.
      Un abrazo, Gerardo.

      Eliminar
  12. ¡Venga Paloma, que ya no te queda nada! Aunque ahora no lo creas en breve todos estos sinsabores y tropezones serán cosa del pasado y serás una flamante doctora. Bien merecido te lo tienes, eso está claro, y como en otras ocasiones te dije, tienes toda mi admiración. Estás al final del camino, nuestro apoyo es tuyo, ¡así que adelante y a por todas! :))

    ¡Un besazo enorme y feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo ganas de que acabe todo esto por razones obvias, pero también para valorar los buenos momentos que la tesis me ha reportado (que los hubo a pesar de todo lo que cuento). Pero como estoy tan agobiada ahora no soy capaz de tenerlos presentes.
      Muchísimas gracias por vuestros ánimos. No sabes cuánta energía me dais con vuestros comentarios. Vosotros y vuestros ánimos formarán parte de los recuerdos gratos de escribir una tesis y estarán junto a los buenos ratos de los que hablaba al principio.
      Besos y buen domingo, Julia.

      Eliminar
  13. ¡Ánimo, Paloma! que sólo falta la burocracia y cuidadito con ella que por mala información a una amiga le echaron para atrás todo el esfuerzo de un año además costando en repetir todo. En este caso el MIR. Por no entregar por un día los papeles. Por culpa de una operaria de ventanilla, que le informó mal. Pero a ti no te va a pasar lo mismo. ¡Está chupao! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es mi terror, Mamen, que me falte algún papel y la líe parda. Por eso está en mi intención no entregarlos el último día, para tener margen de reacción por si algo falla.
      Espero que todo esté bien y esta tortura acabe.
      Gracias por tus palabras, un beso muuy grande.

      Eliminar
  14. Ánimo guapa! te queda poquito, y en breve estarás muy orgullosa! Muchas felicidades por tu título, que tendrás en breve :) Yo me planteé hacer doctorado en su día, pero al final decidí trabajar en empresas. Tiene mucho mérito todo lo que has hecho!
    Ahhh y cantar victoria antes de tiempi significa que eres positiva! :))
    Un besote y feliz domingo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando acabé la carrera hice una tesina pero como no tenía beca no seguí con el doctorado, y también me fui a la empresa privada. Pero por cosas del destino, y a mis años, retomé la investigación y ahora estoy en este fregado.
      Muchas gracias por tus palabras, tú sí que eres positiva.
      Un beso grande, María, y buen domingo también para ti.

      Eliminar
  15. Bueno, `pies entonces ya estás en el sprint final. Ahora no es momento de flaquezas, ni físicas ni mentales. Y lo de la "burrocracia" (lo he entrecomillado para que no pienses que es uno de mis gazapos disléxicos) eso es nuestro pan de cada día en este país. Me imagino, de todos modos, que solo verificarán que hayas cumplimentado todos y cada uno de los formularios requeridos pero que no se los van a leer. Pero, claro, el trabajo realizado está ahí.
    POr lo que insinúas, parece que la defensa de la tesis está al caer, por lo menos antes de las vacaciones de verano. Si es así, estas serán, sin duda, unas vacaciones de máximo relax, para pasarlas en Punta Cana o en Cancún (si decides ir a Cancún, nos podríamos ver, jaja).
    Ánimos y un abrazo.
    P.D.- Por cierto, hoy día y en tu Facultad ¿existe la costumbre de que el doctorando, una vez leía la tesis, invita a un ágape o refrigerio a todos los presentes al acto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La defensa será a finales de mayo, principios de junio. De todas formas tengo que mirar los cronogramas que me han enviado los miembros del tribunal propuesto y encajar las fechas para que puedan venir todos. Si no tenía ya suficiente trabajo... esto es un sin vivir.
      Sigue siendo costumbre invitar a un ágape en plan picoteo a los asistentes a la defensa y además tengo que invitar a comer o a cenar (dependiendo de si la defensa es por la mañana o por la tarde) a todos los miembros del tribunal y a los directores.
      Entre el dineral que supone la encuadernación y las comidas varias mi cuenta corriente se verá seriamente afectada por lo que las vacaciones de este año me temo serán cerca de casa (Baleares o Canarias como muy lejos). Así que no nos veremos en Cancún, pero si te acercas a Madrid te invito a una caña.
      Un abrazo, Josep.

      Eliminar
  16. Genial entrada llena de chispa frente a la anodina burocracia. Mi lema es que quién puede lo más, puede lo menos, así que lo que queda es "calderilla".
    No he podido evitar soltar una carcajada con lo de la muleta o tu riego a las plantas de tela, pero son cosas que pasarán, no te preocupes, y si no, tranqui, ya miraremos de encontrar ese último formulario del que hablabas ;-)

    ¡Un abrazo, compi, lleno de fuerza y ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de mis despistes viene de serie (es una característica de mi familia paterna) pero estas semanas, supongo que debido al estrés, me estoy luciendo. Podría contar más cosas a cuenta de este tema pero es que no quiero hacer más el ridículo delante vuestra.
      En cuanto a si podré o no a la burocracia, el próximo martes se verá pues entregaré todo (¿todo?). Entre mi marido y mi hija se están haciendo apuestas a ver cuántos papeles se me olvidan o no tengo bien cumplimentados...
      Gracias, Chelo, ya queda muy pocoooo.
      Un besote.

      Eliminar
  17. Estamos aprendiendo mucho acerca de la elaboración de una tesis, tanto que creo que todos tus lectores, al menos yo me incluyo, desistiremos de hacer una alguna vez en la vida. Eso si, anécdotas unas cuantas. Queremos ver esa portada colgada por aquí, a ver como ha quedado. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando inicié este serie mi intención era desahogarme; a estas alturas sigue siéndolo pero además creo que también está sirviendo para avisar a posibles "incautos" a los que se les esté pasando por la mente hacer un doctorado. Si esa es su ilusión que lo hagan, pero que se atengan a las consecuencias, yo ya lo estoy avisando por aquí, jajaja.
      La portada, en cuanto esté ya registrada en la Universidad, la colgaré para que podáis verla. De momento, y como está inédita, la normativa administrativa no me lo permite.
      Un abrazo, Jorge.

      Eliminar
  18. Hola Kirke,

    ¡Animo que ya estás en la recta final!
    Qué poco te falta y sí, disputar la tesis
    y ganarla será como un orgasmo cósmico.

    Me hiciste reír con lo del jarrón y menos mal
    que ni el viejo d e la muleta se cayó,
    ni entregaste tesis sin el título.

    Estos días leeré las entradas anteriores
    sobre este tema que no leí.

    ¡¡Mucha, muchísima suerte!!

    Besos y felices Pascuas o ¿descanso?
    pascual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta Semana Santa yo estoy pasando mi particular Vía Crucis, los trámites administrativos me están llevando por la calle de la amargura.
      La tesis ya está maquetada y lista para llevar a imprenta pero aún no puedo descansar por culpa de tanto formulario donde me faltan varios campos sin rellenar porque no tengo ni idea de qué hay que poner.
      En fin, la semana que viene ya me relajaré si consigo entregar todo y bien cumplimentado.
      Gracias, Myriam, y bienvenida a este espacio.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Odio la burocracia. Yo llevo dos meses con temas burocráticos de toso tipo y la odio, la odio y la odio.
    Espero que tengas suerte y lean tu tesis a pesar del cansancio de leer tanto rollo previo, seguro que les encanta. Y ánimo que ya no queda nada.

    Besos y respecto a mi post, por si no lees mi respuesta, estoy de acuerdo contigo y me parece un bien tema para el blog.
    No tener mascota no hace a nadie un desalmado, es una decisión consecuente y a veces tenemos mascotas(o hijos, que yo lo veo) por obligación o postureo y luego nos vemos abrumados, y nos estorban y nos amargan, y eso sí que es un error. Qué cada uno haga lo que quiera y que nadie lo juzgue.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto formulario y tanta información que se pide es un engorro y como ya estoy agotada del esfuerzo de escribir, este último tramo se me está haciendo muy pesado. Pero está a punto de acabar, menos mal.
      Sí leí tu respuesta, y lo que dices es muy sensato. Algún día escribiré al respecto, es un tema interesante.
      Gracias por tu opinión sobre mí ;)

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores