24 de abril de 2014

El aventurero Vivar

  Novela de aventuras que se desarrolla en el s. XVIII cuando los ingleses pretendieron arrebatar las posesiones americanas a los españoles. Concretamente se relata el ataque de Vernon a Cartagena de Indias y la heroica defensa de esta ciudad al mando de Blas de Lezo. Es llamativo que este episodio de nuestra historia prácticamente desconocido para casi todos los españoles ahora es el argumento de bastantes novelas.

   En este caso el protagonista es Vivar, un soldado que ha realizado diferentes tareas de espionaje para la Corona española y que recala en Cartagena para desenmascarar al traidor que quiere entregar la ciudad a los británicos. Curiosamente este personaje es el artífice del episodio de 'la oreja de Jenkins'.

   El libro tiene dos historias que se cuentan a la vez pero que se desarrollan en dos momentos distintos separados por 11 años. La primera historia (que sirve de explicación a algunos sucesos que ocurren en la segunda) me resultó un poco aburrida mientras que la otra, el asedio a Cartagena, me gustó bastante siendo la más amena. Al mismo tiempo se puede decir que hay dos temas a tratar, el bélico donde se describen combates navales con gran minuciosidad y el romántico donde se cuentan los líos sentimentales de dos de los personajes y que me pareció bastante simplón y algo ñoño.

   Resumiendo, lo que más me ha gustado ha sido la parte aventurera, es decir, el enfrentamiento entre ingleses y españoles, mientras que la parte amorosa me ha empalagado un poquito. Por otro lado el argumento presenta algunos fallos que hacen determinadas situaciones poco creíbles y sin sentido.

   Novela entretenida sin más pretensiones.

Kirke  



16 de abril de 2014

Lágrimas en la lluvia

   Incursión de Rosa Montero en la novela de ciencia ficción. Como  casi siempre que se trata de presentarnos el futuro en la Tierra el panorama es desalentador, es decir, avances tecnológicos estupendos pero situaciones ambientales y sociales deprimentes. En este aspecto Montero no se muestra nada original.
   Si me ciño al plano estrictamente argumental no me ha gustado demasiado, puede que sea porque las novelas de corte futurista no me atraen mucho; pero si se va un poco más allá de la trama novelística se puede ver una continua reflexión sobre la muerte, la certeza de nuestra propia desaparición (en el caso de la protagonista y por motivos que no voy a explicar aquí se sabe con exactitud el día y casi la hora), el dolor de perder a alguien y el desasosiego de no dejar huella tras nuestro paso, que nadie nos recuerde cuando nos hayamos desvanecido. Estos sentimientos son atemporales y han producido y producen intranquilidad en el pasado, ahora y siempre. Además teniendo en cuenta que Montero dedica este libro a su pareja que falleció dos años antes estos pensamientos se muestran más incisivos.

     Otra cosa que me ha gustado es el escenario, Madrid en el año 2109, la descripción de algunos barrios madrileños en el siglo XXII me ha parecido genuina y hasta entrañable aunque cuando se nos pone en antecedentes para explicar la situación del momento la autora caiga en la candidez al utilizar términos científicos para explicar una ficción fruto de la imaginación (la interpretación del principio de incertidumbre de Heisenberg es algo más que peregrina).

    En cualquier caso la redacción de Rosa Montero es muy buena, como siempre. Es de esos autores que se leen sin importar demasiado el argumento.

Kirke  



3 de abril de 2014

Trilogía Medieval



La torre vigía


     El hijo menor de un pequeño terrateniente crece abandonado y sin cuidado alguno en la hacienda de su padre. Siendo niño le llevan como escudero al castillo del noble del que dependen las tierras paternas. Allí conocerá las intrigas cortesanas, las hazañas de los caballeros y sus pendencias.

      Magnífica recreación de Ana María Matute de la vida en un castillo medieval con un lenguaje y una redacción espléndidos. La riqueza del vocabulario empleado ha sido una auténtica delicia. Me ha decepcionado un poco el último tercio del libro donde las disquisiciones oníricas del protagonista me han hecho perder el  hilo del argumento.

   Con todo un libro merecedor de todos los elogios. Magistral.




                          Olvidado Rey Gudú
                                                                            Leí este libro por primera vez cuando salió a la venta, en el año 1996, por aquel entonces era muy aficionada a las novelas de fantasía donde El Señor de los Anillos era mi libro de cabecera y creí que esta era otra novela de ese estilo. Nada más lejos de la realidad. Me encontré con un cuento-novela épico-fantástica-medieval que me dejó atónita por muchos motivos; el primero de ellos la forma de escribir que me recordó a los cuentos de mi niñez pero con un dominio del lenguaje que no es apto para menores en cuanto a su comprensión y complejidad.                                                                        Ahora he vuelto a releerlo y al igual que aquella primera vez su lectura me ha dejado maravillada. Matute hace alarde de una fantasía desbordante pero a la vez rinde un más que digno homenaje a todos los cuentos que han acompañado siempre la infancia de muchos niños. Me he reencontrado con personajes entrañables, Ardid, Almíbar, Predilecto, Tontina, etc, etc. Además toda la historia está repleta de alegorías; simbolismos cargados de poesía y en algunos momentos cierta ironía. 
    Este es uno de esos libros que dejan una huella en la memoria. Extraordinaria Ana María Matute.


Aranmanoth
                                                                                                                                                                                                                                                                     Otra historia medieval que aunque es independiente de los otros dos volúmenes de la trilogía bien podría estar incluída en la trama de Olvidado Rey Gudú. Sus personajes tienen perfiles muy parecidos a algunos del anterior libro.                                        Al igual que en los otros dos libros éste está lleno de alegorías, de magia, de poesía. Está lleno de Ana María Matute.



                                          


Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores